¿Qué es el Jiu Jitsu?
¿Tengo edad para comenzar a practicar Jiu Jitsu?
¿Pueden practicar Jiu Jitsu las mujeres?

Historia del Jiu Jitsu

El Jiu Jitsu como defensa personal
El Jiu Jitsu de competencia
Las técnicas del Jiu Jitsu

El Jiu Jitsu es un Arte Marcial japones. Una de las más antiguas disciplinas marciales, origen de muchas de las que hoy son muy conocidas, como el Judo y el Aikido.

Su significado es "el arte de la flexibilidad", y es considerado uno de las más completos y efectivos sistemas de combate.

El Jiu Jitsu consta de proyecciones o lances, en los que se utiliza la fuerza y el peso del adversario para derribarlo. El suelo es el lugar por excelencia del Jiu Jitsu, donde se aplican palancas, estrangulaciones y luxaciones. Asimismo comprende una variadísima gama de técnicas de golpes, tanto con extremidades superiores como inferiores. Se utilizan distintos tipos de armas, como el Bo (bastón de 1,80m), el Nunchaku, los Hambo, el cuchillo, etc. De la misma manera el practicante aprende a defenderse de las mismas.

Posee distintos Katas, que son una serie de movimientos encadenados que permiten desarrollar las distintas técnicas. Estos Katas pueden realirse con o sin armas, de pie o en el suelo.

La práctica del Jiu Jitsu esta empapada en un alto grado de disciplina, tanto física como psicológica, con un gran aporte de la filosofía Zen.

Los alumnos siguen un riguroso entrenamiento que les permite superarse cada día y observar resultados con el paso del tiempo. Se produce una maduración que permite a los practicantes obtener seguridad y confianza en el diario vivir. Se puede comenzar la práctica de Jiu Jitsu a cualquier edad, ya que el entrenamiento siempre es acorde a la misma, como así también al peso y la  contextura física. Lo pueden practicar varones y mujeres sin distinción, siendo estas últimas las que, por la variedad de técnicas, encuentra en el Jiu Jitsu un eficáz método de defensa personal.

El espíritu de grupo que se vive en la escuela permite un trabajo confiable, sabiendo que nuestro compañero de entrenamiento está tan deseoso como uno de aprender y superarse. La camaradería y el respeto son una característica en cada clase.

Pablo Arturo Pereyra
1º DAN de Jiu Jitsu y Defensa Personal

Volver arriba

 

HISTORIA DEL JIU JITSU

El combate es innato en el hombre y donde hay combate existe la defensa. El Homo Sapiens ha logrado la velocidad y estrategia para crear técnicas eficaces contra adversarios de mayor envergadura.

Los indicios más antiguos sobre ellos se remontan a las pinturas en las tumbas reales egipcias.

En Europa el combate cuerpo a cuerpo se mantuvo floreciente hasta la aparición de las armas de fuego, así mismo, en Oriente los textos se remontan a épocas mitológicas; uno de éstos textos Takanogavi, que fue descubierto en un convento Tibetano, narra que los dioses Kashima y Kador empleaban técnicas especiales para controlar a sus súbditos.

Desde ésa época al siglo XVIII, no hay documentos orientales disponibles dada la costumbre de traspasar los conocimientos de boca en boca. Solamente aparece en el año 720 de nuestra era, en el Ni – Shoki (Crónica Imperial), una referencia a un concurso llamado Chicara – Kurabe celebrado en el año 230 antes de Cristo, por lo tanto las versiones sobre el origen de éstas técnicas difieren.

Se dice que en el siglo XVI, un chino llamado Chin – Young – Gen – Pin, desarrolló unas presas llamadas Tes, estos Tes o técnicas que consistían en unas pocas proyecciones o presas que tenían como finalidad matar al adversario o herirle antes de su mutilación.

Chin – Young – Gen – Pin, viajó a Edo (actual Tokio), y vendió su método a tres guerreros Samurai, a quienes les estaba prohibido llevar armas, los cuales desarrollaron las técnicas hasta un alto grado de perfección.

Otra versión dice que un médico de Nagasaki, Akyama Shirobei Yoshitoki mientras vivió en China estudió el arte del combate sin armas, pero vio que el empleo de ésas técnicas se exigía una gran fuerza física.

Ya de regreso a Japón un día mientras se encontraba meditando, observó los efectos de una tormenta sobre un cerezo y un sauce, mientras las fuertes ramas del cerezo se rompían bajo la fuerza del viento y la nieve, las delgadas y flexibles ramas del sauce se doblaban y cedían e inmediatamente recuperaban su posición natural.

Esto inspiró para concebir un método de combate en el cual el más débil pudiese vencer al empuje del más fuerte, cediendo y controlando su potencia y aprovechándola contra éste.

Según los manuscritos, se recluyó durante cien días en el templo Tenago, en Tsukushi, donde basándose en sus conocimientos de Anatomía y Psicología, aumentó el número de Kassaiho (Método de reanimación) a 28.

Después de éstos, Yoshitoki fundó una escuela que se llamó Yoshin – Ryu la Escuela del corazón de Suase.

Ya fuera su origen en China o no, es cierto que las técnicas donde se desarrollaron fue en Japón.

A raíz de la fundación de ésta escuela, se abrieron otras muchas adoptando éstas normalmente un nombre diferente a sus métodos, pero el más conocido de todos es el JIU JITSU, teniendo todos ellos numerosos principios básicos comunes entre sí.

Según la historia, un maestro famoso de JIU JITSU, Okayama Hochiroji fundador de una conocida escuela, fue el que desarrolló los Atemi, los cuales permitían dejar fuera de combate o incluso matar al adversario aplicándoselos en sus partes vitales, de ésa forma aumentó a 125 al número de técnicas.

Un documento demuestra que el JIU JITSU tenía 179 escuelas aproximadamente, el hecho de que hayan existido tantas escuelas se debía a que cada una quería mantener en secreto sus propios métodos (por razones de supervivencia).

De las numerosas escuelas de JIU JITSU, es la disciplina de la que el Maestro Jigoro Kano, creó el Judo y el Maestro Morihei Ueshiba el Aikido, todas las antiguas técnicas de combate de los Samurais se encuentran de nuevo, reunidas en el JIU JITSU, después de un período de regresión debido al desarrollo del Judo y del Aikido, el JIU JITSU, volvió con más fuerza y modernizado.  

Volver arriba

 

JIU JITSU COMO DEFENSA PERSONAL

Principios básicos fundamentales comprometen al Jiu Jitsu. Si damos mención a algunos de ellos, incurriremos a frases tales como: "el más débil es vencer al más fuerte", o "gestar economía de esfuerzo ante la aplicación de una técnica", etc.

Estos y muchos más, fueron acoplados a las técnicas de defensa personal con el único objetivo de "Proyectar o detener con mayor eficacia, sin acumulación de fatiga, actos agresivos ejercidos por el oponente". Por ello existen diferentes tipos de técnicas biomecanicamente adaptadas a movimientos veloces, fuertes y bruscos donde predomina la precariedad y nerviosismo del agresor.

El jiu jitsu enseña la forma de acomodar ciertas partes del cuerpo para ejecutar positivamente el dominio al contrincante, lo que implicaría: desgarros, luxaciones, quebraduras, etc.

La defensa personal es útil y necesaria en todo momento y puede ser adaptada en cualquier situación, siempre y cuando estemos solos sin ninguna posibilidad de escapatoria y nuestra vida esté en dicho momento a merced de la situación, por lo cual deberemos utilizar lo aprendido.

El anterior momento descripto, es oportuno para deslumbrar al agresor con técnicas precisas y específicas para dejarlo fuera de combate.

El jiu jitsu, solo debe utilizarse en casos de extrema necesidad, motivo conductor a realizar permanentes practicas con el objeto de mecanizar técnicas que se remontan a trabajos de luxaciones en articulaciones, estrangulamientos, desgarros y técnicas de arrojo con caída de ambas parte para inutilizar a este mal viviente y demás de estar preparados para cualquier situación en diferentes posiciones. Recordemos que las palancas son ejercidas a nivel articular y más aún de columna vertebral.

Saber defenderse no significa divulgar conocimientos de origen marcial a quien se cruce por nuestro camino, sino su significado va más allá de eso.

Nos referimos a adquisiciones de alternativas distintas ante situaciones desagradables. ¡Atención, a no confundirse!, tampoco significa que uno es invencible, sino que tiene grandes posibilidades para zafar de momentos desagradables.

Las técnicas de Jiu Jitsu como defensa personal, son simples, rápidas y efectivas. Por lo que no se necesita poseer una edad determinada, conocimientos adecuados o experiencias marciales.

Estas técnicas son enseñadas mediante gestos motrices automatizados en sus quehaceres cotidianos, es decir, generamos situaciones tipo para implementar esos movimientos como por ejemplo: parar un taxi, peinarse, sentarse, asustarse y miles de hechos generadores de movimientos que diariamente realizamos, y, por no saber desglosarlos y adaptarlos ante situaciones especiales, resulta complicado darse cuenta del potencial que cada uno tiene como acto defensivo.

Volver arriba

JIU JITSU DE COMPETENCIA

Existen dos tipos de competencias:

Combate libre.

Combate de Dúo.

Sistema Dúo: Simula ser una demostración entre compañeros (parejas hombres, mujeres o mixtas), con el fin de ejecutar movimientos de carácter ofensivos con sus correspondientes técnicas defensivas (con o sin armas), donde el mayor puntaje es otorgado a la pareja que más real haya hecho la actividad.

Esta competencia, dividida entre novicios, medios y avanzados genera un espectáculo tal, producido gracias a la variedad de técnicas aplicadas en ataques premeditados por los competidores representantes de este arte marcial o de otras.


Sistema Libre: Se realiza por categorías (peso, edad y graduación), donde intervienen varios estilos de artes marciales. Solo se respeta un reglamento que la Unión Argentina de Jiu Jitsu y Deportes Asociados establece en cada competencia.

Si extraemos parte de la reglamentación, nos informamos que:

  1. No se permite golpe directo a la cara y debajo de la cintura.
  2. Se prohibe las palancas en la posición de pie.
  3. No se utilizan estrangulaciones en la posición de pie.
  4. Se prohibe la utilización de cualquier elemento y/o sustancia que perjudique la integridad psicofísica del adversario.

 

En este combate, los practicantes de Jiu Jitsu, son los que se destacan por la cantidad y variedad de técnicas aprendidas. Así mismo, tiene como significado la obtención de múltiples dominios en situaciones y/o complicaciones que el competidor genera en momentos específicos. Al hacer hincapié en las formas de dominio, observaremos a continuación lo aprendido durante las clases para la competencia:

Cabe destacar que cualquier practicante de artes marciales puede ingresar al sistema de competencias de Jiu Jitsu tanto en dúo como libre, siempre y cuando respete las normas del reglamento de esta Unión.  

Volver arriba

 

 

 

 

 

 

 

MOKUSO  (Concentración)

        Mokuso permite el control de la mente a través de una respiración profunda.

        La respiración debe realizarse por la nariz, manteniendo el aire en los pulmones unos instantes y presionando hacia abajo el diafragma.
        A continuación se expulsa por la nariz o por la boca según el estado en que nos encontremos.

        Mediante el control de la respiración, el ritmo cardíaco se hace más lento, bajando el ritmo de pulsaciones por minuto, por eso Mokuso debe de practicarse siempre al principio y al final de un entrenamiento.

        Al comienzo del entrenamiento, lo realizamos para controlar los pensamientos de la jornada conduciendo nuestra mente hacia la actividad que vamos a desarrollar. Al finalizar el entrenamiento lo realizamos para calmar nuestro cuerpo y espíritu y prepararnos para el descanso.

(Extracto sacado del libro "La claridad del vacío" de Budo Shorei.