logo
eco-documentos
El mundo por venir surgirá de lo que sembremos aquí y ahora

Thomas Merton   Señales en el viento   Poesía   Consultas   Ecodocumentos   Testimonios  

Esta sección documental SE ACTUALIZA  periódicamente. ¡Divúlguenla!

separador1

LA VIDA EN UN PEQUEÑO PLANETA

foto1

Arundhati Roy: vive India espejismo económico


El crecimiento sin freno lleva al desastre ambiental y más miseria, alerta la escritora

REUTERS - Junio 2005

"Cuando la única lógica es el mercado, cuando no hay respeto por los ecosistemas, por el agua disponible, estamos inmersos en muchos problemas", manifestó la autora de El dios de las pequeñas cosas FOTO Reuters
Nueva Delhi, 9 de junio. El boom económico en India causa un daño ambiental insostenible y provoca ceguera frente a la miseria de cientos de millones de personas, dijo la premiada escritora Arundhati Roy.

"Aunque sepas lo que pasa no puedes evitar pensar que India es ahora este lugar genial; Bollywood está de moda y todos nosotros tenemos teléfonos celulares", expuso en entrevista.

"Pero es casi como si la luz brillara tanto que no te das cuenta de la oscuridad. No es comprensible el precio que pagan los ríos y las montañas, la irrigación y las aguas subterráneas; no hay un cuestionamiento de esto porque estamos todos metidos", añadió.

India shinning fue el lema de campaña del partido Bharatiya Janata (BJP, por sus siglas en inglés), el cual perdió las elecciones el año pasado por su incapacidad de capitalizar la rápida y creciente economía, al tiempo que fracasó en convencer a los pobres habitantes del campo de que las reformas económicas les beneficiaban.

Roy ganó en 1997 el Premio Booker por su primera novela El dios de las pequeñas cosas. Desde entonces se convirtió en una activista en favor de la ecología, opuesta a las grandes represas que han provocado el desalojo de millones de personas.

La autora considera que el medio ambiente en India se enfrenta a una crisis mayor debido a la contaminación industrial, las grandes represas y, en particular, por el uso no sostenible de las aguas subterráneas para regar los lucrativos cultivos de soya, cacahuate y caña de azúcar.

"Cuando la única lógica es el mercado, cuando no hay respeto por los ecosistemas, por la cantidad de agua disponible... entonces estamos inmersos en muchos problemas", manifestó Roy.

''Debes contar con un sistema donde la gente tenga acceso a cierta cantidad de agua para cultivar todo aquello que sea sostenible para su supervivencia," agregó.

Las decrecientes reservas de agua en estados como Andhra Pradesh y Maharashtra han dejado a millones de granjeros al borde de la ruina. Inclusive miles de ellos, sepultados bajo préstamos impagables, se han suicidado.

Roy dijo que a los pobres se les vendió un sueño de consumismo que era imposible de cumplir económica o ambientalmente. "La idea de convertir a mil millones de personas en consumidores es terrorífica", aseguró la escritora.

"¿Te vas a morir de hambre al soñar con un teléfono móvil, o vas a tener el control de los recursos que están disponibles, y han estado durante generaciones, pero que te han sido arrebatados por alguien para que otro tenga uno de estos aparatos?", agregó.

Desde que el BJP fue sustituido por una coalición de centroizquierda encabezada por el Partido del Congreso, Roy dijo que se sentía menos presionada por hablar en voz alta y que algunas de las facetas "vulgares y viciosas'' de la gestión del BJP habían desaparecido.

"Pero en términos de qué está sucediendo en el terreno económico, no creo que haya cambiado nada", concluyó.

####################################

Por Sida: Infecciones y muertes aumentan a niveles sin precedentes



3 junio 2005

El Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan advierte que la epidemia mundial del Sida se está diseminando más que nunca, y que debe hacerse más para combatir el flagelo.

Los funcionarios de la ONU informan que unas cinco millones de personas resultaron infectadas con el VIH, el virus que causa el Sida, una cifra mayor que nunca antes, y la cifra de muertes aumentó a más de tres millones, también una cifra sin precedentes.

Al dirigirse a delegados de más de 125 naciones en las Naciones Unidas, Annan expresó que el problema del Sida están expandiéndose a una tasa acelerada en cada continente.

A pesar de los mejores esfuerzos de los científicos, dijo el Secretario General Annan, las gestiones de tratamiento y prevención no son suficientes.

El flagelo está diseminándose más rápidamente en naciones pobres del África subshariana.

##################################

Energias renovables: hacia un futuro más limpio



Llegan del sol, del viento, del agua de los ríos, del mar, de las profundidades de la tierra y de algunos residuos. No se agotan, se obtienen de forma periódica y no limitada en el tiempo, no producen lluvia ácida ni contribuyen al efecto invernadero, no dejan residuos importantes, acercan las fuentes de producción al consumidor, ahorrando miles de kilowatios en transporte, fortalecen la independencia energética y la industria nacional, favorecen la creación de empleo y por si esto fuera poco, nos resulta mas barata.

En síntesis, esta sería la definición de unas energías renovables que tenemos a nuestro alcance y que pueden desempañar un papel decisivo en el futuro, si se toman las medidas necesarias para su desarrollo a gran escala. La base está ya construida, los cimientos medio levantados y los planos acabados. Sólo se requiere para finalizar la obra, un buen ingeniero con voluntad, decisión, empeño y mirada firme hacia un futuro mejor.

Estas energías, en sus distintas manifestaciones: eólíca, solar, biomasa, minihidráulica, marina y
geotérmica, principalmente, intentan abrirse paso en un sector protagonizado por fuentes tradicionales (petróleo, carbón, gas, nuclear, presas de gran tamaño), y dominadas por unas reglas de competencia desigual y de numerosos obstáculos y contradicciones que dificultan su introducción en el mercado energético.

Los tiempos van cambiando y con ellos, las maneras de pensar. Cuando ya el Cambio climático es un hecho reconocido por todos los gobiernos del mundo y el efecto invernadero nos amenaza con igual agresividad por los métodos que empleamos para obtener energía, base para que una sociedad progrese, expertos e instituciones ven en las energías renovables, un escape para solucionar estos graves problemas que afectan a la tierra. No olvidemos tampoco, que la materia prima de las energías tradicionales, no son ilimitadas y que dependen en buena parte, de las situaciones políticas en que atraviesan los diferentes países que la suministran.

Las energías renovables, llamadas también limpias por el escaso impacto ambiental que ocasionan, constituyen una fuente de aprovechamiento inagotable, además de obtener un ahorro considerable al actual derroche y una mejor eficacia energética, más segura y, autónoma.

El 5% del consumo energético de la Unión Europea procede, actualmente de fuentes renovables.
El objetivo es conseguir un 12% para el año 2010. En este panorama europeo, España, con tecnologías punteras y muchos proyectos en marcha, ocupa en estos momentos el cuarto lugar de Europa en cuanto a utilización de energías limpias, como alternativa a las sucias tradicionales. Las energías renovables, cubren actualmente alrededor del 13% del consumo energético español, correspondiendo el 10% a la hidráulica (en un año medio, sin sequía), el 3% a la biomasa y cantidades pequeñas, pero ya significativas, de energía solar, geotérmica y eólica En tales cifras no se incluye e! aporte solar directo, gracias al cual el consumo de calefacción y agua caliente en España es muy inferior a! de otros países europeos situados en latitudes más frías.


ENERGÍA SOLAR
La cantidad de energía que nos llega anualmente del sol, es diez mil veces superior al consumo
actual del Planeta. El sol es la única fuente de materia orgánica y de energía vital en la Tierra, y
aunque a veces nos pasa desapercibido, estamos utilizando masivamente la energía solar en forma de alimentos, leña o energía hidráulica. Los mismos combustibles fósiles, en cuya quema está el origen del deterioro ambiental, no son otra cosa que energía solar almacenada a lo largo de millones de años. La fotosíntesis, es el empleo más importante de esta energía y la única fuente de materia orgánica, es decir, de alimentos y biomasa.

El empleo de la energía solar, sustituyendo a los combustibles fósiles, reducirá la contaminación
atmosférica y la producción de dióxido de carbono, gas principal causante del efecto invernadero.

El uso pasivo de la energía solar, se inició en un pasado muy lejano. En la antigüa Grecia,
Sócrates señaló que la casa ideal debería ser fresca en verano y cálida en invierno, explicando que "en las casas orientadas al sur, el sol penetra por el pórtico en invierno, mientras que en verano
el arco solar descrito se eleva sobre nuestras cabezas y por encima del tejado, de manera que hay sombra".

En 1839, el científico francés Edmund Becquerel, descubre el efecto fotovoltaico y en 1954 la
Bell Telephone desarrolla las primeras células fotovoltaicas, aplicadas, posteriormente por la
NASA a los satélites espaciales Vanguard y Skylab, entre otros.

El empleo del carbón y posteriormente del petróleo, ha impedido el desarrollo de la energía solar hasta un pasado reciente. Hoy, los bajos precios del petróleo dificultan la implantación y desarrollo de energía solar., aunque el deterioro ambiental debería ser un acicate para destinar fondos a la investigación y desarrollo hasta llegar a ser competitiva con el resto de las energías.

Energía solar pasiva
La llamada arquitectura bioclimátíca, heredera de la arquitectura popular, es la adaptación de la
edificación al clima local, reduciendo onsiderablemente el gasto en calefacción, refrigeración e iluminación respecto a la actual edificación.

Es posible conseguir, con un consumo mínimo, edificios .confortables y con oscilaciones de
temperatura muy pequeñas a lo largo del año, aunque en el exterior las variaciones climáticas sean muy acusadas. El diseño, orientación, el espesor de los muros, el tamaño de las ventanas, los. materiales de construcción empleados, el aislamiento de la vivienda y el tipo de cristalización, son algunos de los elementos de la arquitectura solar pasiva. Según el Instituto de Energías Renovables, inversiones que rara vez superan el 10% del coste de la edificación, permiten ahorros energéticos de hasta un 80% del consumo, amortizándose rápidamente el sobrecoste inicial.

Energía solar térmica: el colector solar
El colector solar plano, utilizado desde principios de siglo para calentar el agua hasta temperaturas de 80 grados C, es la aplicación más común de la energía térmica del sol. Países como Japón, Israel o Grecia han instalado varios millones de unidades. En países como España o Italia, producir agua caliente con colectores solares, suele salir más caro que hacerlo con productos derivados de petróleo, debido, probablemente, a que los colectores se hacen en pequeñas series, lo que sin duda encarece los costes, aunque a la larga es más rentable y económico.

Los colectores solares de concentración lineal son espejos cilindro parabólicos, que disponen de
un conducto en la línea focal por el que circula el fluido caloportador capaz de alcanzar los 400
grados C. Con tales temperaturas, se puede producir electricidad y calor para procesos
industriales. En Estados Unidos operan más de cien mil metros cuadrados de concentradores lineales, con seis centrales en California para producir electricidad.

Los colectores puntuales son espejos parabólicos en cuyo foco se dispone un receptor, en el que se produce el calentamiento del fluido de transferencia, posteriormente enviado a una turbina centralizada o instalándose directamente un motor.

Energía solar fotovoltaica: células solares
La producción de electricidad a partir de células fotovoltaicas en 1990 era oficialmente seis veces
más cara que la obtenida en centrales de carbón, pero hace tan sólo una década era dieciocho
. veces más. Esto demuestra el avance lento pero seguro de esta energía obtenida mediante el sol.

El efecto fotovoltaico consiste en la generación de una fuerza electromotriz en un dispositivo .
semiconductor, debido a la absorción de la radiación luminosa. Las células fotovoltaicas
convierten la energía luminosa del sol en energía eléctrica, con un único inconveniente: el coste
económico todavía elevado para la producción centralizada. Sin embargo, las células fotovoltaicas
son ya competitivas en todos aquellos lugares alejados de la red y con una demanda reducida, como aldeas y viviendas sin electrificar, repetidores de televisión, balizas, agricultura, faros, calculadoras y otros bienes de consumo.

En el área mediterránea se podrían producir 150 millones de kilovatíos-hora anuales por kilómetros cuadrado de superficie cubierta de células fotovoltaicas. En España, con una radiación solar diaria superior en la casi totalidad del territorio a 4 Kwh/m2, el potencial es inmenso. Sólo en los tejados de las viviendas españolas, con los rendimientos actuales; se podrían producir anualmente 180 Twh, cifra superior a! total det consumo eléctrico actual.

Los costes decrecientes, de la fotovoltaica, permitirán a esta fuente energética, introducirse rápidamente, contribuyendo a solucionar los problemas energéticos y ambientales. En teoría, la totalidad de las necesidades españolas de electricidad, se podrían solucionar cubriendo apenas 1000 Km2 del territorio español, cifra que no llega ni al 0,2% del total.

En Puebla de Montalbán, un pequeño pueblo de la provincia de Toledo, se encuentra situada la mayor central solar fotovoltaica de Europa, Con un megawatio (Mw) de potencia, esta central llamada Toledo PV, produce con sus casi 8000 módulos solares, electricidad que consumen unas 2000 personas sin gastar una sola peseta de combustible y sin ningún impacto ambiental.

ENERGÍA HIDRÁULICA
La energía hidroeléctrica se genera haciendo pasar una corriente de agua a través de una turbina. La electricidad generada por una caída de agua depende de la cantidad y de la velocidad del agua que pasa por la turbina, cuya eficiencia puede llegar al 90%.

A pesar de los efectos negativos, la producción de electricidad se hace a partir de una fuente renovable y limpia. En la mayoría de los casos es la forma más barata de producir electricidad de las que hoy se emplean masivamente, aunque los costes ambientales no han sido seriamente considerados.

El aprovechamiento de la energía de los ríos tiene al menos dos mi! arios de historia. Las ruedas
hidráulicas y los molinos de agua, utilizados en Europa desde el siglo VI d.C. proporcionaron energía mecánica .para la molienda del trigo y la malta, el lavado de la lana y el movimiento de los fuelles de los altos hornos. Desde finales del siglo XIX, la energía hidráulica ha venido empleándose para la producción de electricidad, suministrando esta fuente alrededor de la cuarta parte de la electricidad, suministrando esta fuente alrededor e la cuarta parte de la electricidad mundial.

Las minicentrales hidroeléctricas causan menos daños al medio ambiente que los grandes proyectos, y en los países menos desarrollados, podrían proporcionar electricidad a amplias zonas que carecen de ella.


ENERGÍA EÓLICA
La energía eólica es una variante de la solar, pues se deriva del calentamiento diferencial de la atmósfera y de las irregularidades del relieve de la superficie terrestre. Sólo una pequeña fracción de la energía solar recibida por la Tierra se convierte en energía cinética del viento y sin embargo ésta alcanza cifras enormes, superiores en varias veces a todas las necesidades actuales de la electricidad.

La conversión de la energía del viento en electricidad, se realiza por medio de aerogeneradores, con tamaños que abarcan desde algunos vatios hasta los 4 Mw. Los aerogeneradores se han desarrollado intensamente desde la crisis del petróleo en 1973, habiéndose construido desde entonces más de 100.000 maquinas.

La utilización más antigua de la energia eólica, es la impulsión de barcos de vela, ya desde los tiempos de los faraones en el antiguo Egipto Los molinos de viento se utilizaban en el siglo VI en Persia y a partir del siglo XIII adquirieron un gran desarrollo en Europa para la molienda del trigo y el bombeo de agua.
-
Los costes de esta energía, son ya competitivos con los de las energías convencionales. Cada k/h permitiría ahorrar un kilogramo de C02 entre otras sustancias contaminantes. Técnicamente sería factible generar el 20% de la electricidad, con generadores eólicos, sin cambios sustanciales en la red de distribución.

No existe ningún inconveniente serio para acometer un desarrollo decidido de la energía eólica, ni ocupación el suelo (compatibles con otros usos), ni económicos, ambientales o sociales.

ENERGÍA GEOTÉRMICA
Las altas temperaturas del centro de la Tierra (superiores a los mil grados centígrados), genera una corriente de calor hacía la superficie, que es la fuente de la energía geotérmica.

El potencial geotérmico almacenado, en los diez kilómetros exteriores de la corteza terrestre, supera en 2000 veces a las reservas mundiales de carbón. Su explotación comercial, al margen de los tradicionales usos termales, comenzó a finales del siglo XIX en Larandello (Italia), con la producción de electricidad. Hoy son ya los 17 países que generan electricidad a partir de la geotermia, con una capacidad instalada en 1988 equivalente a cinco centrales nucleares de tamaño grande.

Actualmente, una profundidad de perforación de 3000 m. constituye el máximo económicamente viable. Otra de las limitaciones de la geotermia es, que las aplicaciones de ésta (electricidad o calor para calefacciones o invernaderos) deben encontrarse en las proximidades del yacimiento en explotación.

BIOMASA
La utilización de la biomasa es tan antigua como el descubrimiento y el empleo del fuego para calentarse y preparar alimentos, utilizando la leña. Aún hoy, la biomasa es la principal fuente de energía para usos domésticos empleada por más de 2.5000 millones de personas en los países envías de desarrollo.

Los empleos actuales son la combustión directa de la leña, los residuos agrícolas y la producción de alcohol como combustible para los automóviles en Brasil.

¿Es la biomasa una energía alternativa? A lo largo y ancho del planeta el consumo de leña está ocasionando una grave y creciente deforestación. En el caso de la incineración de basuras, tal y como se viene haciendo con los residuos urbanos en muchas ciudades, emite a la atmósfera sustancias contaminantes, algunas de ellas altamente cancerígenas como las dioxinas.

El reciclaje de residuos, es la solución apenas ensayada. Permitiría ahorrar gran cantidad de
energía y numerosas materias primas como papel, metales, vidrio y plásticos, convirtiendo la fracción orgánica de los residuos en compost, y generando muchos puestos de trabajo.


HACIA UN FUTURO MEJOR

La dependencia de combustibles no renovables nos obliga a replantear y cambiar el actual modelo energético, debido a la gravedad de los daños ambientales.

La eficiencia energética, el ahorro energético y las energías renovables son las mejores vías para afrontar el cambio climático y el efecto invernadero que se nos viene encima irremediablemente.

Las energías renovables han cubierto durante miles de años las necesidades energéticas de la Humanidad y lo volverán a hacer en un futuro, tras un breve paréntesis de apenas dos siglos, en los que las fuentes energéticas basadas en combustibles fósiles y nucleares, han devastado el planeta y continúan poniendo en serio peligro la subsistencia de los seres vivos.

Embarcarnos en estas energías limpias, no significa como algunos piensan, en retroceder al pasado y paralizar el avance tecnológico. AI contrario, sacar buen rendimiento de una energía gratuita y aprovechable, es síntoma de progreso y de un desarrollo sostenible.

Pedro Pozas Terrados

#################################

AMBIENTE:

El derecho de los vulnerables



Constanza Vieira


BOGOTÁ, ene (IPS) - La prevención de desastres es ”parte del derecho a la vida y la gente debe estar dispuesta a reconocerla y a pelearla como tal”, dijo a IPS Gustavo Wilches-Chaux, experto colombiano en la materia.

Abogado y ecologista, Wilches-Chaux se presenta sí mismo como ”ex alumno del terremoto de Popayán y ex alumno del terremoto de Tierradentro, con un posgrado en el terremoto del Eje Cafetero”, ocurridos en el sudoeste y el centro de Colombia en 1983, 1994 y 1999 respectivamente.

En Popayán diseñó y dirigió un programa estatal de reconstrucción comunitaria de la ciudad, una joya arquitectónica del periodo colonial, en Tierradentro (zona indígena y de parques naturales) dirigió la oficina gubernamental para recuperar comunidades y ecosistemas afectados, y en el Eje Cafetero fue consultor para ”pensar el desastre”, sus causas y consecuencias, y para acompañar a las comunidades.

Estaba en Cuba evaluando proyectos de gestión de riesgo con niños y jóvenes para la organización humanitaria británica Save the Children, cuando el huracán Iván sorpresivamente alteró su rumbo en el último minuto, y preservó la isla. De no haber sido así, sostiene, el impacto habría sido de tal magnitud, que habría caído el gobierno de Fidel Castro.

Nunca se sabrá si Wilches-Chaux exagera sobre la salvación providencial de la revolución cubana, pero para él está claro que los desastres poco tienen que ver con ”actos de Dios”, y sí mucho con los actos del hombre.

A la hora de atribuir responsabilidades por el impacto y frecuencia crecientes de fenómenos como los huracanes, uno de los culpables es el recalentamiento del planeta asociado con los modelos predominantes de desarrollo, y en especial con el uso masivo de combustibles fósiles. Otros son la pobreza y el hacinamiento, en un mundo que ya tiene 75 por ciento de población urbana.

”El mismo aguacero que antes no producía desastres ahora sí lo hace, porque cada vez hay más gente, y cada vez más gente en condiciones de exposición, o sea de vulnerabilidad”, dijo Wilches-Chaux a IPS.

La pobreza ”hace que la gente, en su afán de defender su derecho al planeta, ocupe zonas que no deberían ser ocupadas para vivienda”, señaló.

El impacto de los desastres no sólo está relacionado con la vulnerabilidad de los asentamientos humanos, sino también con modelos de desarrollo con poca flexibilidad de adaptación a una naturaleza que siempre es cambiante, y a los propios cambios causados por las personas en los ecosistemas.

Por eso, los desastres no son ”naturales”, sino propiciados por el hombre.

”Los desastres no constituyen hechos súbitos y aislados de la vida 'normal' de la comunidad”, según Wilches-Chaux, que recibió en 2004 una mención de honor del premio Sasawaka, otorgado cada año a las personas que realizan contribuciones relevantes a la mejora de la salud pública.

Para él, un desastre ocurre cuando confluyen el riesgo y la vulnerabilidad, entendiendo por ”riesgo” un cambio en el ambiente que afecta a una comunidad.

”La gestión del riesgo consiste en generar condiciones para que la vida sea garantizada con calidad y dignidad”, y es una forma de gestión del desarrollo sostenible en el terreno de los desastres, sostiene el experto, uno de los fundadores de la Red de Estudios Sociales sobre Desastres en América Latina.

En su opinión, más que hablar de países desarrollados o subdesarrollados, debería hablarse de países sostenibles y no sostenibles, ya que cuando el desarrollo impide la convivencia armónica con la dinámica natural, se incrementa la insostenibilidad del modelo.

Pero el desarrollo sostenible no reside en ”fórmulas mágicas”, y cada comunidad debe descubrir, en la práctica, qué significa para ella, alerta.

Sin embargo, en materia de desastres sí hay, según expertos, una ”fórmula mágica”, pero es tan fácil de enunciar como difícil de llevar a la práctica: disminución del riesgo, de la vulnerabilidad y de los efectos negativos, es decir, prevención, mitigación y preparación en desastres, son los pasos a dar. Y una vez ocurrido el desastre, se debe escuchar a la comunidad, en vez de considerarla un receptor pasivo de asistencia.

Para Wilches-Chaux, las comunidades humanas son equiparables a un ser vivo y tienen su propio sistema de defensas. Si son víctimas de un desastre, poseen ”mecanismos de superación” que, si se los reconoce y respeta, ”les permiten (a los damnificados) transformarse creativamente como resultado de las crisis”.

Aunque los afectados por desastres son presentados en los medios como ”víctimas impotentes”, es en ellos donde reside la clave para canalizar adecuadamente los recursos pertinentes, según carencias identificadas por las comunidades.

”Las distintas expresiones de la cultura de las comunidades locales (son) la columna vertebral de su sistema inmunológico y de sus posibilidades creativas”, para Wilches-Chaux, autor del manifiesto ”Derechos de personas y comunidades afectadas por desastres”, escrito en 1999. Hoy añadiría, en el título, ”afectadas y vulnerables a desastres”, señaló.

Esos derechos ”se pueden resumir en el derecho a que toda actividad posterior al fenómeno que desencadenó (el desastre) se realice en función de activar y fortalecer esos 'mecanismos de superación'” de las comunidades afectadas.

Por ejemplo, los afectados tienen derecho a que no se los obligue a evacuar una zona declarada por las autoridades como de alto riesgo, siempre y cuando posean información suficiente (otro derecho) para evaluar las consecuencias de su negativa.

También a la protección del Estado, a la evacuación oportuna y concertada, y a planes de prevención, contingencia y emergencia, de recuperación y de reconstrucción, según el manifiesto.

Otros de sus derechos son los de participar en las actividades de asistencia en forma directa, activa, decisoria y eficaz, y en un posterior desarrollo con sentido humano, social, económico, ambiental y cultural, no centrado en la mera reconstrucción de la infraestructura física.

Frente a los medios de comunicación, las personas afectadas tienen derecho a que se respete su intimidad, ”a que no las conviertan en motivo y oportunidad para el sensacionalismo” y a que la información que se transmita ”contribuya a comprender de manera veraz, objetiva y racional las causas y procesos que condujeron al desastre”.

Tienen derecho, asimismo, a que se desarrollen programas de gestión del riesgo para prevenir desastres futuros, con el fin de obtener un ”manejo adecuado de las amenazas y la mitigación de los factores de vulnerabilidad, de manera que ni la dinámica de la naturaleza se convierta en un desastre para las comunidades, ni la dinámica de éstas en un desastre para los ecosistemas”, siempre según el manifiesto.

Con toda su experiencia en incentivar la participación ciudadana en caso de desastre, Wilches-Chaux también tienen en cuenta lo que llama el ”derecho a la participación de la naturaleza”.

”Las personas y comunidades afectadas por desastres, al igual que los ecosistemas con los cuales éstas interactúan, tienen derecho a que la voz de la naturaleza sea escuchada”, porque se trata de avanzar ”hacia la construcción de unas relaciones sostenibles entre las comunidades y su entorno”, alega. (FIN/2005)

###############################


¿UN SIGLO DE HAMBRE?



El cambio climático en la Tierra podría condenar a millones de personas a pasar hambre, según un informe de las Naciones Unidas publicado el lunes.
Como consecuencia de la subida de temperatura, la producción agrícola sufrirá una drástica reducción en la mayor parte del mundo, mientras en otras regiones no habrá agua suficiente para toda la población.

Estas son las conclusiones de los expertos del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), dependiente del programa de Naciones Unidas para el Medio ambiente y la Organización Metereológica Mundial.

Nivel del mar

Las previsiones indican una subida de las temperaturas de entre 1,4 y 5,8 grados este siglo y advierten que el nivel del mar podría aumentar entre ocho y 88 centímetros, condenando a la desaparición a algunas partes del globo.

Cuanto más extremos sean los cambios climáticos, más profundos e irreversibles serán los efectos sobre la vida del ser humano.

Informe ONU

Según los resultados del estudio, la capacidad de hacer frente a los cambios climáticos y la vulnerabilidad de los ecosistemas tiene una relación directa con el nivel de desarrollo de las comunidades.
Por eso, las regiones mejor preparadas para hacer frente a los posibles desastres son Europa y América del Norte donde aunque se dejarán notar los efectos negativos, también se pueden esperar algunos resultados positivos, a corto plazo, como un aumento de las cosechas en algunas zonas o menor demanda energética para calefacción.

Los pobres sufrirán más

Sin embargo, el vicepresidente del IPCC, James McCarthy, afirmó que "es difícil encontrar una buena noticia en lo que se refiere al cambio climático", y que sobre todo serán los más pobres quienes sufran con mayor intensidad los efectos adversos.

La región del mundo más sensible y frágil es la polar, donde los daños son ya visibles y los cambios se producirán más rápidamente, con la desaparición de los glaciares, la flora y la fauna.

El informe señala la particular vulnerabilidad de regiones como América Latina, Africa y Asia, donde la situación social dificulta la capacidad de reacción y adaptación a los cambios climáticos.

Por último, el estudio informa que el aumento de las temperaturas favorecerá la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades como el paludismo o la malaria, pero también su reaparición en regiones donde habían sido erradicadas.

#######################################

La salud y el futuro robado en la infancia



David Hammerstein
The Ecologist

El cuidado y la salud de la infancia parecen ser incompatibles con muchas de las condiciones de la actual civilización industrial y sus efectos dañinos que se diseminan por todas partes. Curar y prevenir con responsabilidad y realismo las heridas infringidas a nuestros cuerpos y al cuerpo de la Madre Tierra nos obligará a realizar virajes radicales en todas nuestras políticas y tendencias centrales del desarrollo. Un debate realista sobre la salud de la infancia ha de reconocer las múltiples y crecientes exposiciones y agresiones que provienen de un ambiente físico artificializado y hostil presente en cada rincón de nuestra vida cotidiana.

Desde la gestión pública es urgente modificar el comportamiento de la mayoría de las instituciones que suelen negar o asumir pasivamente la espiral de costes colaterales de enfermedad que acompañan a nuestros estilos de vida modernos. Las necesidades diferenciadas de la infancia y su desarrollo consumen más bienes terrestres en comparación con los adultos, ya que beben más, comen más y respiran más en relación con su peso corporal, por lo que la adulteración de los recursos y servicios naturales convierten a la población infantil en más vulnerable frente a los innumerables contaminantes ambientales de origen tecno-industrial. Hoy somos testigos de una hipertrofia sin precedentes de enfermedades como son el asma y las alergias. También algunos tipos de cáncer infantil y juvenil muestran una tendencia ascendente, y los problemas testiculares son cada vez más frecuentes. Nuestras sociedades deben buscar soluciones a la preocupación y alarma de la comunidad científica acerca de las miles de sustancias químicas dañinas que se difunden descontroladamente en el ambiente y que acaban destruyendo y desvitalizando los metabolismos naturales de nuestros cuerpos. Este medio agresor tiene propiedades neurotóxicas, inmunotóxicas y disruptoras de endocrinos, y convive sin control ni visibilidad en nuestros ambientes cotidianos de vida.

Muchas de estas amenazas a la salud están presentes en las propias viviendas, guarderías, parques, escuelas, alimentos, o ciudades. Una calidad pobre del aire y adulterada está dentro de los edificios o en el espacio público de nuestras ciudades. Tampoco los materiales de construcción, o los objetos, artefactos y muebles que nos acompañan pueden escapar a estos riesgos insalubres. Numerosas sustancias peligrosas y sus mezclas conviven con campos ultravioletas, electromagnéticos y de radioactividad. Lugares de cercanía y proximidad en nuestra vida diaria como pueden ser los edificios, las calles y carreteras, los comercios, las oficinas, las aulas, los almacenes, los solares, los vertederos, o las mismas actividades industriales, pueden convertirse lugares crónicamente enfermos y peligrosos.

El dominio del coche privado con motor de combustión diseña las formas y los ritmos de nuestros pueblos y ciudades, además de provocar masivos problemas respiratorios y contaminación acústica muy dañina y irreversible para los más pequeños, es también uno de los factores más necrófitos que causa miles de muertos y heridos infantiles. Cada año más de 9 mil niños europeos mueren en accidentes de tráfico y más de 350 mil son heridos. Según estudios de la OMC, si un niño vive cerca de una calle con denso tráfico motorizado aumenta en un 50% el riesgo de sufrir una enfermedad respiratoria. Además, la invasión y masificación circulatoria de coches en el medio urbano al eliminar el uso infantil del espacio urbano limita la autonomía y el encuentro social, y empuja a niñas y niños hacia hábitos pasivos de menor actividad física, lo que contribuye al gran aumento de casos de obesidad infantil junto a otros factores como son el sobreconsumo y la mala alimentación.

¿Cómo podemos defender la salud y el futuro robado de la infancia de hoy?. En la política europea es urgente conseguir la aprobación de un programa fuerte de regulación y prohibición química de sustancias peligrosas para la salud y ecosistemas (REACH) que actualmente está en caluroso debate y discusión. Hay que curar a los miles de edificios enfermos por la actividad letal de los materiales de construcción y de limpieza, y a causa de sistemas inadecuados de calefacción y ventilación. Hay que avanzar hacia unas normas estrictas de calidad del aire en el interior de escuelas y edificios públicos en general.

Los itinerarios urbanos en nuestros intercambios y relaciones diarias exigen cambios en las políticas urbanísticas para conseguir rutas seguras que conduzcan a los colegios, mercados y parques sin peligro, andando o en bicicleta. Calmar el tráfico en los barrios y en los entornos de los centros educativos además de favorecer las redes de encuentro social y comunidad, resulta de importancia vital para la salud y habitabilidad urbana. Necesitamos un sistema de avisos públicos y de medidas de urgencia para madres, padres y educadores frente a niveles dañinos de calidad del aire. La educación ambiental en las escuelas ha de ser una práctica programada y enraizada en la capilaridad de las rutinas diarias como forma de socialización intensa en las buenas prácticas de salud ecológica. El huerto escolar oferta ligazones y cercanía con las experiencias naturales que los imperativos de la vida urbana imposibilitan.

Hoy es muy difícil estar mínimamente informado sobre el malcomer y sus consecuencias sobre la salud. Los comedores escolares y centros sanitarios deben recibir ayudas institucionales para servir alimentos frescos, ecológicos y sanos. También urge restringir legalmente la engañosa publicidad televisiva sobre la comida basura, y muy especialmente la específicamente dirigida al consumo infantil. Es necesario tener una legislación europea y estatal sobre el etiquetado y la trazabilidad de alimentos que informe sobre los componentes y peligros químicos, biológicos, radiológicos, y de los valores nutritivos y dietéticos de los principales productos de consumo infantil.

Necesitamos un nuevo aprendizaje político y cultural de precaución y de freno ante la escalada de riesgos socio-ambientales implicados en las actividades humanas del maldesarollo que generan tantas incertidumbres y daños autoinfringidos. El Principio de Precaución ha de ser ley y normativa práctica para todo tipo de políticas sectoriales y de proyectos de desarrollo. Nos ha de ayudar a valorar y reducir los peligros a nuestra salud física persistentes en nuestras formas de vivir, y es parte de una nueva sabiduría y política ecológica que busca aliviar y poner freno a las presiones biocidas presentes en nuestras insensatas formas de producción, consumo y transporte.

David Hammerstein, eurodiputado verde. Artículo publicado en la revista "The Ecologist" para España y Latinoamérica, el trimestre de abril, mayo y junio del 2005

####################################

El Proyecto Haarp o la tierra en peligro



El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.

La carta fue publicada el 20 de Noviembre de 1994 en un periódico de Alaska: el Anchorage Daily News. En ella se aludía a peligrosas investigaciones militares (probablemente relacionadas con un invento de Nikola Tesla) en el transcurso de las cuales se habrían estado enviando haces de partículas desde la superficie de la tierra hacia la ionosfera. El proyecto al que se hacía referencia no era otro que el High-frequency Active Aural Research Program (Programa de investigación de la aurora activa de alta frecuencia), mas conocido bajo la sigla HAARP, que formaría parte de la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) ("Star Wars".) Su objetivo: modificar las condiciones de la ionosfera introduciendo cambios químicos en su composición (lo que llevaría consigo un cambio climático), o bien bloquear las comunicaciones mundiales.

Aquella información debió impresionar al científico Nick Begich, quien junto a la periodista Jeanne Manning se puso inmediatamente manos a la obra para realizar una profunda investigación al respecto. Fruto de la misma vio la luz el libro "Angels don't play this harp" (Los ángeles no tocan esta arpa), en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis. Una de ellas, por ejemplo, es que de ponerse en marcha, el proyecto HAARP podría tener peores consecuencias para nuestro planeta que las pruebas nucleares.

Laberinto de Intereses

Begich y Manning están convencidos de que a través del proyecto HAARP se estaría enviando hacia la ionosfera un haz de partículas electromagnéticas orientadas y enfocadas que estarían contribuyendo a su calentamiento.

La versión oficial es, sin embargo, bien distinta. Según ésta, el HAARP es una investigación académica cuyo objetivo es cambiar las condiciones de la ionosfera con el fin de obtener mejoras en las comunicaciones mundiales. No obstante, después de haber estudiado determinados documentos militares norteamericanos, Begich y Manning aseguran que el objetivo es muy distinto: la explotación de la ionosfera con fines meramente militares.

Para evitar la oposición de la opinión publica al proyecto, los militares han jugado otra vez una carta que les suele dar muy buenos resultados: la de la prensa. Así, no resulta raro leer en los periódicos norteamericanos que el HAARP no es esencialmente distintos de otros calentadores ionosféricos que ya funcionan en diferentes partes del mundo, como Arecibo, Puerto Rico, Noruega o la antigua Unión Soviética.

Pero mientras la polémica prosigue, también lo hacen las investigaciones por parte de los organismos más interesados en que este proyecto salga adelante: el Ministerio de Defensa de Estados Unidos y la Universidad de Alaska. No podemos olvidar que con la puesta en marcha del mismo, los militares conseguirían un escudo defensivo relativamente barato, mientras que la universidad se apuntaría un tanto relativo a la manipulación geofísica más atrevida que ha tenido lugar desde las explosiones de bombas nucleares en la atmósfera.

Tras realizar una serie de pruebas con "éxito", Alaska conseguiría no solo ser el escenario de los grandes proyectos militares del futuro, sino también un enorme mercado para sus reservas de gas natural.

La versión oficial o engañando a la Opinión Pública

Begich y Manning cuentan en su libro que los poderes militares de Estados Unidos engañan intencionadamente al público mediante sofisticados juegos de palabras y una desinformación exagerada.

El Proyecto HAARP ha sido presentado a la opinión pública como un programa de investigación científica y académica. Los documentos militares estadounidenses parecen sugerir, sin embargo, que el objetivo principal de HAARP es "explotar la ionosfera para propósitos del Departamento de Defensa." Sin referirse explícitamente al programa HAARP, un estudio de la Fuerza Aérea de los EE.UU. menciona el uso de "modificaciones ionosféricas inducidas" como un medio de alterar los modelos climáticos así como trastornar las comunicaciones y el radar del enemigo.

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.

"Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes... La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente "vendido" al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono".

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos".

En forma más general, HAARP tiene la capacidad de modificar el campo electromagnético de la tierra. Es parte de un arsenal de "armas electrónicas" que los investigadores militares de los EE.UU. consideran una "guerra más suave y bondadosa".

Según la versión oficial, las posibilidades del sistema HAARP son muchas. Por ejemplo, dotar a los militares de una herramienta capaz de sustituir el efecto del impulso electromagnético de las bombas nucleares explosionadas en la atmósfera. Asimismo, contribuiría a reemplazar el sistema de comunicaciones con submarinos de muy baja frecuencia por una tecnología más eficaz, a crear un nuevo sistema de radar "mas allá del horizonte", o a eliminar las comunicaciones en un área muy extensa sin afectar a las de los propios interesados. El HAARP sería también (siempre según la versión oficial) una herramienta eficaz de disuasión que obligaría a revisar buena parte de los acuerdos de paz y no-proliferación de armas nucleares, así como un medio ideal para la prospección de yacimientos de petróleo, gas natural y minerales.

Y, entre otras cosas, supondría también un instrumento válido para detectar posibles ataques de aviones o misiles en vuelo bajo (lo cual resulta aún difícil con los radares convencionales).

Desde luego, estas utilidades parecen interesantes sobre la base de políticas de defensa nacional que, además, resultarían muy baratas. Sin embargo, el proyecto tiene "otra cara" muy peligrosa, y es precisamente ésta la que Begich y Mannning describen en su libro con el fin de darla a conocer a la opinión pública para que ésta reaccione en contra de la puesta en marcha del proyecto HAARP.

Peligro inminente

Parece ser que son doce las patentes que forman la médula espinal del proyecto HAARP. Una de ellas, la número 4.686.605, del físico texano Bernard Eastlund, que hace referencia a un "método y un equipo para cambiar una región de la atmósfera, ionosfera y/o magnetósfera", estuvo clasificada por orden expresa del gobierno durante todo un año. En realidad, el calentador ionosférico de Eastlund es diferente a otros conocidos hasta la fecha: la radiación de radiofrecuencias (RF) se concentra y enfoca en un punto de la ionosfera, consiguiendo proyectar una cantidad de energía sin precedentes, que puede alcanzar hasta los 10 gigavatios. La enorme diferencia de potencial generada (dicen Begich y Manning) podría cambiar e incluso desplazar la ionósfera, provocando un caos total en las comunicaciones de la tierra, tanto terrestres como marítimas. Así como destruir misiles o aviones, cambiar las condiciones atmosféricas al modificar la absorción de los rayos solares y aumentar las concentraciones de ozono, nitrógeno e incluso afectar negativamente al cerebro.

Sin embargo, éstas no son las implicaciones más peligrosas del HAARP. Hay otras muchas mas graves todavía.

En este sentido, Beguich afirma que, con relación al proyecto, existe un informe sobre el desarrollo de un sistema capaz de manipular y trastornar los procesos mentales humanos mediante la radiación pulsada de frecuencias de radio sobre extensas zonas geográficas. El material más completo sobre esta tecnología se encuentra en los escritos de Zbigniew Brzezinski, ex Consejero de Seguridad Nacional con el presidente Carter y con J.F. Mac Donald, consejero científico del presidente Johnson. En ellos se informa sobre el uso de los transmisores de energía para la guerra física y medio-ambiental, y sobre como pueden afectar negativamente a la salud y el pensamiento humano. Otro de los documentos descubiertos por Beguich pertenece a la Cruz Roja Internacional, y en él, este organismo advierte de los efectos perniciosos de la energía radiada. Incluso deja constancia de las bandas de frecuencia que generan estos efectos, que (¿casualmente?) ¡...se corresponde con las gamas que puede transmitir el HAARP...!

¿Un programa de control social?

En 1970 Zbigniew Brzezinski avisaba sobre la aparición de una sociedad controlada por la tecnología y dirigida por una elite capaz de influir en los votantes gracias a la superioridad de sus conocimientos científicos.

En su libro, Beguich retoma esta idea cuando asegura que, sin los obstáculos presentados por los valores liberales tradicionales, ésta no dudaría en utilizar incluso técnicas capaces de influir en el comportamiento de la gente para afianzar su poder. Pues bien, para algunos este futuro "orwelliano" podría estar acercándose (si es que no está aquí ya) peligrosamente.

De acuerdo con un documento donde se explican las posibles aplicaciones de los campos electromagnéticos artificiales en situaciones cuasi-militares, Begich asegura que este tipo de técnicas de control, al igual que los sistemas de seguridad de las bases militares o los métodos anti-persona utilizados en las guerras tácticas, entrarían dentro del amplio radio de acción del Proyecto HAARP. Es mas, según él, los sistemas electromagnéticos podrían ser empleados incluso para provocar trastornos fisiológicos de importancia moderada o grave, tales como distorsiones perceptibles y/o desorientación, y hasta para estimular las capacidades paranormales de determinados individuos.

Al parecer, el documento citado explica también otra "ventaja" de estas técnicas tan silenciosas como difíciles de neutralizar: su extensa cobertura mediante un solo sistema. Finalmente, Begich se pregunta si este impactante documento hace referencia a un proyecto ya en marcha y reviewúa la posibilidad de que se trate del HAARP, puesto que es el transmisor de frecuencias de radio más potente del mundo.

Y otro dato muy significativo. Resulta que, según el gobierno de Estados Unidos, uno de los usos del HAARP es su capacidad para localizar yacimientos minerales, silos subterráneos de misiles y túneles, una faceta del proyecto a la que en 1996 el Senado destinó nada menos que 15 millones de dólares. La cuestión es que la frecuencia necesaria para que las radiaciones penetren en la Tierra queda dentro de la banda más asociada con los trastornos de las funciones mentales humanas y, paralelamente, también puede tener efectos negativos sobre las rutas de migración de aves y peces, que siguen sus trayectos dependiendo de campos de energía hasta ahora no alterados.

La manipulación del clima

Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos. Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.

En este libro Begich se pregunta si estos conocimientos van a ser empleados con fines bélicos o pacíficos, pues, según explica, hay precedentes de lo segundo precisamente durante la Guerra de Vietnam. Así, dice, el Departamento de Defensa estadounidense habría llegado a manipular relámpagos y huracanes a través de dos proyectos: el Skyfire (fuego del cielo) y el Stormfury (furia de la tormenta) en los que también se habría estado trabajando para producir efectos a gran escala a partir de pequeñas fuentes activadoras.

Y, en efecto, es mas que posible que las afirmaciones de Begich no sean tan descabelladas como pudiera parecer al principio. No en vano, unos años antes, en 1958, el capitán T. Orville (consejero principal de la Casa Blanca y encargado de los estudios sobre cambio climático) admitió que el Departamento de Defensa estaba investigando "métodos para manipular las cargas de la Tierra y el cielo con la intención de producir cambios en el clima" por medio de un haz electrónico que ionizaría o desionizaría la atmósfera sobre una zona determinada.

Después, en 1966, el profesor Gordon Mac Donald (miembro del comité científico del presidente) realizaría un comentario preocupante: "la clave de la guerra geofísica está en identificar la inestabilidad ambiental que, sumada a una pequeña cantidad de energía, liberaría cantidades ingentes de la misma ". Y en su libro futurista "A menos que la paz llegue" Mac Donald incluiría un capítulo titulado "Como destrozar el medio ambiente", en el que describe los usos de la manipulación climática, modificación del clima, desestabilización o derretimiento de los casquetes polares, técnicas para reducir el ozono, ingeniería de terremotos, control de las olas oceánicas y manipulación de las ondas cerebrales desde campos energéticos terrestres. Decía que este tipo de arma iba a ser desarrollada y una vez puesta en marcha, sería prácticamente imposible de ser detectada por sus víctimas. ¿Se estaría refiriendo ya al Proyecto HAARP?.

Científicos contra el Haarp

El gran peligro del proyecto HAARP es que se desconocen las consecuencias que supondría enviar tanto energía hacia la ionosfera. La doctora estadounidense Elizabeth Rauscher afirma que el HAARP pretende "bombear" cantidades ingentes de energía hacia una configuración molecular sumamente delicada que compone las capas de lo que llamamos ionosfera, y advierte de la vulnerabilidad de estas capas a las reacciones catalíticas, ya que un cambio pequeño podría desencadenar uno mucho mayor y de consecuencias desconocidas. Rauscher describe la ionosfera como una burbuja de jabón que rodea a la atmósfera de la Tierra con movimientos espirales en su superficie. Si se hace un agujero lo suficientemente grande, dice, podría "reventar" dejándonos sin el escudo protector contra los rayos cósmicos. Por su parte, Bárbara Zickhur, miembro de la Liga anti-HAARP, compara a los científicos y militares que están detrás del proyecto con "niños que juegan con un palo afilado tratando de despertar a un oso dormido", solo para ver que podría pasar...

Otro investigador, Paul Schaefer, de Kansas City, ingeniero electrónico y constructor de armas nucleares habla en el libro "Los ángeles no tocan esta arpa" de los desequilibrios provocados durante la era industrial y atómica, especialmente aquellos causados por la irradiación a la atmósfera de gran cantidad de partículas diminutas de alta velocidad. Schaefer sostiene que la velocidad antinatural del movimiento de partículas de alta energía en la atmósfera y las bandas de radiación que rodean a la Tierra son la causa de los trastornos del clima.

Según el modelo propuesto por este científico, mediante los terremotos y la actividad volcánica desaforada, la Tierra estaría descargando su calor acumulado aliviando su presión y tratando de recuperar el equilibrio perdido. Schaefer es terminante al afirmar que, si se quiere preservar al planeta, debe cesar la producción de partículas inestables que lo están enfermando.

Habría que empezar, asegura, por cerrar todas las centrales nucleares del mundo y terminar con todas las pruebas atómicas, las guerras atómicas y cualquier iniciativa relacionada con la llamada "Guerra De Las Galaxias". Además, por supuesto, de no poner en marcha el controvertido proyecto HAARP.

Por todo ello, los autores de "Los ángeles no tocan esta arpa" lideran una campaña para salvaguardar la ionosfera. Además, pretenden exigir la transparencia de los secretos militares y protestar contra todo tipo de experimento que atente directamente contra la supervivencia de la humanidad.

El importante debate sobre el calentamiento global bajo los auspicios de la O.N.U. no da más que una visión parcial del cambio climático. Fuera de los impactos devastadores de las emisiones de gases de efecto invernadero sobre la capa de ozono, el clima del mundo puede ahora ser modificado como parte de una nueva generación de sofisticadas "armas no letales." Tanto los estadounidenses como los rusos han desarrollado la capacidad de manipular el clima del mundo.

La evidencia científica reciente sugiere que el HAARP está en funcionamiento y que tiene la capacidad potencial de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. Desde un punto de vista militar, HAARP es un arma de destrucción masiva. Potencialmente, constituye un instrumento de conquista capaz de desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de regiones enteras.

Armas de Nuevo Orden mundial (NWO)

El Proyecto HAARP forma parte del arsenal de armas del Nuevo Orden Mundial bajo la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). Desde puntos de comando militar en los EE.UU., se podría potencialmente desestabilizar economías nacionales completas a través de manipulaciones climáticas. Lo que es más importante, esto puede ser implementado sin que el enemigo tenga conocimiento de ello, a un costo mínimo y sin comprometer a personal o equipo militar como ocurre en una guerra convencional.

Muchas personas no comprenden como HAARP está subvencionado y promovido por el ejército. ¿Acaso no sería esta una arma biológica insuperable capaz de producir temporales o sequías sobre diversos territorios elegidos?

El uso de HAARP (si fuera aplicado) podría tener impactos potencialmente devastadores en el clima del mundo. Respondiendo a los intereses económicos y estratégicos de los EE.UU., podría ser utilizado para modificar selectivamente el clima en diferentes partes del mundo, lo que resultaría en la desestabilización de sistemas agrícolas y ecológicos.

También vale la pena señalar que el Departamento de Defensa de los EE.UU. ha destinado recursos substanciales al desarrollo de sistemas de inteligencia y monitoreo de los cambios climáticos. La NASA y la Agencia de Imaginería y de Mapas del Departamento de Defensa (NIMA, su sigla en inglés) trabajan en "imaginería para estudios de inundaciones, erosión, peligros de deslizamientos de tierras, terremotos, zonas ecológicas, pronósticos del tiempo, y cambios climáticos" con información transmitida por satélites.

En funcionamiento

Aunque no hay evidencia concreta de que HAARP haya sido utilizado, las conclusiones científicas sugieren que está en condiciones de pleno funcionamiento en la actualidad. Lo que significa que HAARP podría ser utilizado potencialmente por los militares de los EE.UU. para modificar selectivamente el clima de una "nación inamistosa" o de un "estado delincuente" a fin de desestabilizar su economía nacional.

Los sistemas agrícolas tanto en los países desarrollados como en vía de desarrollo ya están en crisis como resultado de las políticas del Nuevo Orden Mundial que incluyen la desregulación de los mercados y el dumping de las materias primas. Se ha documentado ampliamente que la "medicina económica" impuesta al Tercer Mundo y a los países del antiguo bloque soviético por el FMI y el Banco Mundial, ha contribuído en gran parte a la desestabilización de la agricultura nacional. A su vez, las provisiones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) han apoyado los intereses del puñado de conglomerados agro-biotécnicos occidentales en su intención de imponer semillas genéticamente modificadas (GMO) a los agricultores en todo el mundo.

Es importante comprender el lazo entre los procesos económicos, estratégicos y militares del Nuevo Orden Mundial. En este contexto, las manipulaciones climáticas bajo el programa HAARP (accidentales o deliberadas) exacerbarían inevitablemente estos cambios al debilitar a las economías nacionales, destruyendo la infraestructura y provocando potencialmente la bancarrota de los agricultores en vastas áreas.

Sin duda los gobiernos nacionales y las Naciones Unidas deberían considerar las posibles consecuencias del Proyecto HAARP y de otras "armas no-letales" sobre el cambio del clima que pueden llevar a la extinción de cierta parte de la humanidad.

www.udec.cl/citizen/haarp.htm

Paola Cella

###################################

20 de enero del 2004

Globalización Económica y Medio Ambiente


Jerry Mander

ecoceanos

Entre muchos argumentos absurdos, los que abogan por la globalización económica alegan que, en el largo plazo, ésta aumenta la protección ambiental. Su teoría consiste en que a medida que los países se globalizan, a menudo explotando recursos como bosques, minerales, petróleo, carbón, peces, vida silvestre y agua, su mayor riqueza les permitirá salvar más porciones de naturaleza de posibles estragos, y además les permitirá introducir elementos técnicos para mitigar los impactos ambientales negativos derivados de su propia producción aumentada. Sin embargo, existen fuertes evidencias de que cuando los países aumentan sus aparentes ganancias dentro de una economía global, la mayor parte de ellas va a las corporaciones globales, que tienen pocos incentivos para volver sus beneficios hacia la protección ambiental. En vez de hacerlo, arrastran al país a una explotación aún mayor, o simplemente se guardan el dinero y escapan rápidamente del país. Tal es la conducta corporativa normal dentro de una economía global.

Aquí, en el país más rico del mundo, nuestro presidente promueve abiertamente la idea de globalización como una ayuda a la naturaleza, al mismo tiempo que aboga por más perforaciones petrolíferas, más tala de bosques, más veneno en los ríos, y proclama una oposición fiera a cualquier medida que ayude a controlar el cambio de clima - la última expresión de globalización.

La idea de globalización como una suerte de estrategia ambiental es totalmente ridícula. Pero el asunto es aún más serio de lo que parece a primera vista. En el hecho, la propia globalización económica - las mismas ideologías y estructuras que la dirigen - se opone intrínsecamente a la supervivencia de la naturaleza Ni los acuerdos ambientales laterales, ni los controles de contaminación, ni las tecno-soluciones podrán mitigar los daños inherentes a una economía globalizada, con sus modelos de producción orientados hacia las exportaciones; los problemas están integrados dentro del diseño. Si hemos de proseguir este experimento global, vamos a obtener algunos resultados predecibles ... e inevitables. Son intrínsecos a la forma.

Por ende, será preciso cambiar la forma.

-------------------------------------


A los defensores de la globalización les encanta describirla como un hecho consumado, resultado de fuerzas económicas y tecnológicas que, sencillamente, han evolucionado a través de los siglos hasta llegar a su forma actual. La describen como una fuerza de la naturaleza incontrolable, no dirigida. Por supuesto, si aceptamos esta descripción de la inevitabilidad de la globalización - como muchos de los medios de comunicación, los gobiernos y las universidades tienden a hacerlo - es obvio que no habrá ninguna posibilidad de resistencia. Sólo tendríamos una opción, quedarnos allí tendidos, viendo televisión, y someternos. O si no, tratar de sacar provecho de este proceso de algún modo, para nuestros propios fines. Ya debería ser evidente que tal pasividad resulta inaceptable para muchísima gente, a juzgar por las recientes protestas ocurridas en Génova, los 50.000 manifestantes de Seattle, las demostraciones realizadas por un millón de campesinos en la India, y las diversas protestas realizadas en Japón, Brasil, México, Inglaterra, las Filipinas y hasta en Nueva Zelanda. Mucha gente está realmente preocupada con este proceso.

Es verdad que la actividad de comercio global, y conceptos como "libre comercio" han existido ya por siglos en distintas formas. Pero las versiones más tempranas eran totalmente diferentes de la versión moderna en cuanto a escala, velocidad, forma, impacto y, lo que es aún más importante, en la intención. En definitiva, la versión moderna de la globalización económica no evolucionó simplemente, como en la naturaleza, como algún tipo de planta o alguna especie animal naturalmente dominante, una enredadera Kudzu económica. La globalización moderna no es un accidente de la evolución. Fue creada por seres humanos, y con una meta específica: dar primacía a los valores corporativos por sobre todos los otros valores, e instalar y codificar agresivamente tales valores en forma global.

En el hecho, la era de la globalización moderna tiene una fecha de nacimiento y un lugar de nacimiento : Bretton Woods, New Hampshire, Julio de 1944. Eso ocurrió cuando las figuras corporativas más connotadas del mundo, economistas, políticos y banqueros se reunieron para buscar una forma de mitigar la devastación producida por la Segunda Guerra Mundial. Decidieron que se requería un sistema económico global centralizado para promover el desarrollo económico global. Pensaron que así se dejarían atrás las guerras y se ayudaría a los pobres y al proceso de reconstrucción.

De las reuniones de Bretton Woods surgieron el Banco Mundial, el FMI (Fondo Monetario Internacional) (con otros nombres en esos tiempos) y luego el GATT (Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio) que más adelante dio origen a la WTO (Organización Mundial del Comercio); y, en seguida, los clones del modelo incluyeron al NAFTA, el Acuerdo de Maastricht en Europa, la naciente FTAA (Área de Libre Comercio del Acuerdo de las Américas), y varios otros.

Todos estos instrumentos de globalización económica, en conjunto, han estado cumpliendo con su mandato, que posiblemente traerá consigo el re-planteamiento más fundamental de las disposiciones sociales, económicas y políticas existentes en el planeta, al menos desde los tiempos de la Revolución Industrial. Están implementando un cambio de poderes de enormes proporciones, arrebatando el verdadero poder económico y político a los gobiernos nacionales, estatales y locales y a las comunidades, que conduce hacia un nuevo modelo que da gran poder a las corporaciones globales, los bancos y las burocracias globales que ayudaron a crear, aunque con graves consecuencias para la soberanía nacional, el control comunitario, la democracia, las culturas indígenas y, hoy día sobre todo, para el mundo natural.

El punto crucial que debemos tener en mente es que este proceso, esas instituciones, y las reglas por las cuales se rigen, han sido creadas a propósito por seres humanos, y corporaciones y banqueros; tienen formas específicas, destinadas a obtener resultados específicos. No es un accidente. No era inevitable. Y aún se puede revertir o revisar, aunque sea con dificultades. Entonces ¿qué podemos decir sobre la forma?

Monocultura global

El dogma principal de la globalización económica, como se plantea hoy día, es el de integrar y fusionar toda la actividad económica de todos los países del planeta dentro de un único modelo homogenizado; un súper-sistema único y centralizado. Se supone que países con culturas, economías, y tradiciones tan variadas como la India, Suecia, Tailandia, Kenia, Bhutan. Bolivia, Canadá. Rusia y unos cien más, adopten los mismos gustos, valores y estilos de vida, y que sean servidos por los mismos restoranes de comida rápida, cadenas de hoteles, y cadenas de vestuario: que usen el mismo tipo de jeans y de zapatos; que conduzcan autos similares; que reciban las mismas películas y la misma televisión; que vivan en el mismo tipo de paisaje urbano; que sigan los mismos esquemas de agricultura y desarrollo, y que tengan los mismos valores personales, culturales y espirituales. ¡Monocultura Global!

Si le ha tocado viajar últimamente, seguramente habrá notado esta tendencia, que salta a la vista. Cada lugar se está pareciendo cada vez más a cualquier otro lugar. La diversidad cultural está siguiendo el mismo camino de la biodiversidad. Pronto serán pocas las razones para visitar cualquier otro lugar. Un modelo tan homogenizado sirve directamente a las necesidades de eficiencia de las grandes corporaciones. Actuando sobre un plano global, les permite duplicar sus esfuerzos de producción y de comercialización en un terreno en permanente expansión, así como lograr las muchas eficiencias de escala que derivan de no tener fronteras. Es como la red de ferrocarriles estándar de otro siglo. O, dicho en términos de hoy día, una "compatibilidad computacional". Uno de los primeros objetivos de los grandes tratados de comercio y de las burocracias es dictar las reglas que aseguren que no hay bloqueos en el flujo, que las corporaciones globales pueden moverse libremente en todos los países, y acelerar la homogenización e integración económicas.

El segundo dogma del modelo de globalización es que debe darse importancia primaria a la obtención de un crecimiento económico cada vez más rápido y sin término - podríamos llamarlo "hipercrecimiento" - avivado por la constante búsqueda de acceso a nuevos recursos, a nuevas fuentes de trabajo más baratas, y a nuevos mercados. Eso explica la emoción que suscita la participación de China en el experimento y la gran preocupación por el incidente reciente de los aviones espías. Para contribuir a lograr este hipercrecimiento, se pone énfasis en el corazón ideológico del modelo de globalización, libre mercado, acompañado de desregulación de la actividad corporativa y de privatización y mercantilización de la mayor cantidad posible de recovecos existentes. Estos incluyen aun a los antes prístinos elementos de los "comunes" globales, elementos que hasta ahora se habían mantenido totalmente ajenos al sistema de comercio, esas áreas de las cuales muchos de nosotros habíamos esperado que seguirían siendo un derecho inalienable de todo ser humano para mantenerse en una forma no mercantilizada.

Por ejemplo, la estructura genética de nuestros cuerpos, y las de toda la vida, están ahora incorporándose definitivamente al sistema comercial de mercaderías, a través de la biotecnología, un hecho que está fuertemente apoyado por las normas de la WTO sobre los derechos de propiedad intelectual. Si no, considere lo que sucede con las semillas indígenas, que por milenios se desarrollaron y fueron libremente compartidas por los comunes (comunidades agrícolas), y que ahora están sujetas a una monopolización a largo plazo de parte de las corporaciones globales, a través del sistema de patentes. Las recientes protestas contra el tratado de los TRIPS (Derechos de propiedad Intelectual relativos al Comercio) de WTO, organizadas por campesinos en la India, y por las víctimas del SIDA en África y otros lugares del Tercer Mundo, han empezado a proyectar una nueva luz muy fuerte sobre algunos asombrosos aspectos de dichos problemas. Ahora estamos presenciando una presión similar sobre el agua dulce - ríos, lagos, corrientes - probablemente el elemento más básico del sustento, que siempre se consideró como parte de los "comunes", disponibles para toda vida, pero que pronto se convertirán en parte del sistema de comercio global. Al menos así sucederá si los miembros de FTAA, del NAFTA y de la WTO prosiguen con sus planes. Todos estos aspectos de la propia vida humana, que antes fueran libres y públicos, se están viendo rápidamente privatizados, incluidos y mercantilizados como parte del proyecto de globalización, para poner aún más materia prima y más territorio (geográfico y biológico) a disposición del acceso corporativo, de la inversión, del desarrollo y del comercio.

Al mismo tiempo, el proceso de mercantilización está llegando ahora al reino de los servicios públicos. Esto es parte importante tanto del nuevo tratado FTAA como del Acuerdo General de Comercio en Servicios (GATS) dentro de WTO. Estas últimas negociaciones conciernen a muchas áreas reservadas hasta ahora al gobierno : servicios tales como emisiones radiales públicas, la educación pública (especialmente importante en Canadá), suministro y tratamiento de aguas, alcantarillados y servicios sanitarios, hospitales, sistemas de bienestar, policía, seguridad social, ferrocarriles, prisiones, etc. Es posible que dichos servicios se vean pronto mercantilizados por vez primera, privatizados y abiertos a la inversión y dominio extranjero. Tal vez terminaremos viendo a la Mitsubishi dirigiendo la Seguridad Social, el Bundesbank haciéndose cargo de nuestras cárceles (y quizá de nuestros parques), la BBC manejada por Disney, y el sistema de salud canadiense encabezado por Merck.....

Y luego está la mercantilización del propio dinero. En este momento, una aplastante mayoría de las transacciones globales, bajo el sistema de libre comercio, no se aplica a los bienes y servicios, sino al capital. El propio dinero es una mercancía para la especulación, al igual que los instrumentos financieros, por supuesto. La tecnología moderna de información ha hecho posible trasladar en forma instantánea sumas de dinero inimaginablemente grandes a través de las fronteras, en cualquier parte del mundo, sin que nadie lo observe o controle jamás, al simple toque de una tecla de computadora. Esto ya ha tenido efectos desestabilizadores en muchos países, y seguramente fue una de las causas que precipitó la crisis financiera asiática de 1997- 1998 (Irónicamente, este libre mercado del dinero, e incluso el movimiento libre de las corporaciones a través de las fronteras, desafía a la ideología tradicional de libre comercio propiciada por Adam Smith y David Ricardo, los grandes sacerdotes del utopismo del libre comercio. Ni Smith ni Ricardo creyeron jamás que las corporaciones tuvieran que ser móviles, o que el capital tuviera que desarraigarse de su propia comunidad; seguramente ahora se están dando vueltas en sus tumbas.).

De modo que le corresponde a los instrumentos de Bretton Woods la tarea de apoyar esta mercantilización, privatización, desregulación y libre comercio, creando normas que requieran a las naciones no sólo adoptar estos principios, sino también tratar activamente de eliminar impedimentos dentro de las naciones individuales, que pudieran restringir el acceso de las corporaciones a los mercados, al trabajo y los recursos. En la práctica, muchos de estos seudo impedimentos al sistema son leyes creadas legalmente por los gobiernos : leyes ambientales, leyes de salud pública, leyes de seguridad alimenticia, leyes que se refieren a los derechos y oportunidades de los trabajadores, leyes que permiten a las naciones controlar quién puede invertir en su suelo, quién puede comprar sus divisas, y a qué velocidad y bajo qué condiciones. Y no lo olvidemos, leyes que tratan de retener controles sobre la cultura nacional. Todas estas leyes, aunque hayan sido creadas por gobiernos democráticos, a través de procesos democráticos, en pro de las opiniones populares de los ciudadanos, son consideradas por los propiciadores del libre comercio como "barreras sin tarifa al comercio " y como obstáculos sujetos a reparos de parte de WTO.

Aunque sólo tiene seis años de edad, la WTO ya tiene el impresionante record de haber desafiado leyes y normas creadas democráticamente. Ha sido especialmente potente en el reino del medio ambiente. La primerísima legislación de WTO se dirigió contra el Acta de Aire Puro de Estados Unidos, que establecía normas contra la contaminación por gasolina. Se encontró que el Acta no cumplía con las reglas de comercio de WTO, y tuvo que suavizarse. Se decidió que la muy popular Acta de Protección a los Mamíferos Marinos - en particular la disposición que protege a los delfines que de otro modo resultaban muertos a causa de la pesquería industrial de atún - no cumplía con la reglamentación del GATT, que ahora estaba dentro de WTO. Y también se juzgó que era ilegal la protección de tortugas marinas, bajo el Acta de las Especies en Peligro. A este respecto los Estados Unidos están volviendo a fojas cero. Podemos esperar desafíos similares contra las leyes estatales o estadounidenses sobre control de pesticidas, las normas del café, la veda de exportación de troncos en bruto, el etiquetado ecológico de productos, varios esquemas de "certificación", etcétera...

La WTO no sólo legisla en contra de las leyes ambientales de los Estados Unidos. También legisló contra el Japón, porque rechazó importaciones de productos frutícolas que acarreaban especies invasoras peligrosas. Legisló en contra de la Unión Europea porque prohibió importaciones desde Estados Unidos de carne de vacuno inyectada con hormona de crecimiento con biotecnología, a pesar de que el público europeo está totalmente en contra de la biotecnología. En las áreas agrícolas, la WTO ha legislado en forma consistente a favor de las grandes corporaciones que practican agricultura industrial intensiva, con grandes máquinas y productos químicos, y en contra de la agricultura familiar de pequeña escala y los campesinos indígenas, siendo el más asombroso el famoso caso de la banana de Chiquita. En este caso, se argumentaba que la Unión Europea no podía favorecer a los pequeños agricultores indígenas de las ex colonias europeas, a menudo cultivadores orgánicos, en desmedro de las bananas industriales de Chiquita.

Es realmente interesante la forma en que operan estos desafíos. Se pretende que creamos que son los países los que están demandando a otros países en la WTO, cuando en realidad los países que entablan juicios contra las reglas comerciales de otros países lo hacen habitualmente a favor de las corporaciones globales. De modo que los Estados Unidos enjuician para proteger las bananas Chiquita, Venezuela entabla juicios para proteger la industria petrolífera y México lo hace para proteger su industria de atún. El efecto neto es que el proceso total produce una caída conjunta de las normas ambientales, o laborales, o de salud, en todos los países. Es una suerte de "desregulación cruzada". De este modo las corporaciones pueden lograr que sus propios gobiernos destruyan las leyes de otros países, del mismo modo en que presionan hacia una desregulación en el área local. El resultado final es que todas las leyes y normas caen en picada hasta alcanzar un bajo común denominador, tal como está ocurriendo con las normas globales de los salarios.

Hay también un "efecto secundario de enfriamiento" a partir de este proceso. Por ejemplo, no hace mucho tiempo, el gobierno de Guatemala canceló una ley de salud pública que prohibía a los fabricantes de alimentos infantiles y fórmulas para lactantes - especialmente a la compañía Gerber - que publicitaran sus productos como más saludables que la leche materna. Y Canadá canceló su prohibición nacional del aditivo a la gasolina "MMT" , un conocido carcinógeno. En ambos casos las razones para "cancelar" fueron amenazas de juicio bajo los regímenes de comercio. En el caso de Gerber, los Estados Unidos amenazaron con llevarlo a juicio en la WTO. Y lo que es aún más notable: en el caso canadiense, la Corporación Ethyl amenazó con demandar a Canadá, basándose en una disposición escandalosa del NAFTA, la disposición de "Estado Inversionista" - que pronto se incluiría también en el tratado FTAA- que permite por vez primera a las corporaciones enjuiciar a gobiernos soberanos, ya no en cortes locales, sino en tribunales internacionales, como por ejemplo la Cámara Internacional de Comercio. La amenaza alega una "expropiación" ilegal de parte de Canadá, porque la ley de seguridad ambiental canadiense privaba a Ethyl de futuras ganancias que podría haber recibido si no hubiera existido la prohibición. Se ha llevado un caso similar contra el estado de California a propósito de un aditivo igualmente peligroso. California está ahora tratando de resolver el caso fuera de la corte.

Hay cientos de casos o ejemplos similares. Estos cuerpos comerciales existen con el propósito de suministrar a las corporaciones globales una forma fácil de burlar las leyes que intentan regularlos. Les encanta llamarlo "libre comercio" pero lo que realmente quieren decir con "libre comercio" es libertad para las corporaciones globales; esas mismas reglas, en el hecho, suprimen la libertad de las comunidades o naciones para poder regular, o mantener de algún modo sus valores primarios, desde la sustentabilidad ambiental hasta los enfoques locales sobre la salud, la cultura, los empleos y la soberanía nacional - incluso sobre la propia democracia.


----------------------------------
Producción Orientada a las Exportaciones

Se podría decir que el principio de libre comercio más importante es el énfasis en una conversión global hacia la producción orientada a las exportaciones, como una especie de nirvana económico y social. Es decir, la teoría de que todos los países deberían concentrar su producción en las áreas de productos donde gozan de cierta "ventaja comparativa" sobre otros países. La ventaja podría estar en la producción de café o caña de azúcar, o productos forestales, o alta tecnología, habitualmente debido a salarios desusadamente bajos. Cada país debería concentrarse en estas pocas áreas especializadas y luego tratar de satisfacer sus otras necesidades a través de las importaciones, usando moneda extranjera ganada por las exportaciones para pagar las importaciones. Este es un componente crucial de la teoría de la globalización: la idea de que es preciso reemplazar varios sistemas económicos locales o regionales, capaces de enfatizar sistemas altamente diversificados, a pequeña escala, industriales, artesanales y agrícolas, con la participación de muchos pequeños productores que usan mayormente recursos locales o regionales y mano de obra local, que se consumen local o regionalmente. La meta es reemplazar estos distintos sistemas por grandes sistemas monoculturales de exportación..

Retrocediendo a mediados de los 1900, muchos países del mundo han estado tratando activamente de lograr lo opuesto, vale decir, diversificar sus sistemas industriales y agrícolas, precisamente para recuperarse de un período colonial, en que se les había impuesto enormes sistemas monoculturales: plantaciones de piñas, de plátanos .... o, más recientemente, trabajo de montaje industrial . Una vez que salieron del colonialismo, los países vieron que la especialización hacía que fueran extremadamente vulnerables a las decisiones políticas extranjeras, o a los altibajos y caprichos del mercado y a los sistemas de precios de las mercaderías. A menudo esto los dejaba incapacitados para comprar productos básicos como alimentos, energía, productos sanitarios o necesidades industriales básicas. Como era lógico, buscaban auto-suficiencia en estos ítems básicos. El sistema era a veces llamado "sustitución de exportaciones" o simplemente auto-dependencia nacional. Se pretendía así lograr algún tipo de control sobre la estructura total de la economía local.

Pero, después de Bretton Woods, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional hicieron una presión enorme sobre estos países, instándolos a abandonar su "auto-dependencia". Llegó a ser el sinónimo de "aislacionismo" y "proteccionismo". El Banco presionó a estos países para que abrieran sus fronteras a inversiones privadas de parte de las corporaciones globales que estaban en posición de producir mercaderías a gran escala, adecuadas para las exportaciones Las instituciones de Bretton Woods lanzaron amenazas muy explícitas de boicot y de exclusión del sistema comercial global contra los países que no aceptaran sus condiciones. Se hizo imposible lograr ayuda económica alguna de parte de estas instituciones si estos países no se sometían a sus esquemas de ajuste estructural. Eventualmente, la presión funcionó, lo que efectivamente inició para estos países un segundo round de colonialismo: el neo-colonialismo.

¿Por qué presionaban tan fuerte los bancos? Aquí está el quid del asunto. Los sistemas que enfatizan la auto-dependencia local o regional son extremadamente antagónicos al libre comercio, a la globalización económica y al hiper crecimiento corporativo, que dependen de una maximización de los procesos económicos. La producción local y regional para el consumo regional es el enemigo jurado de la globalización ya que opera en una escala inherentemente menor.

Si las poblaciones locales o los países pueden satisfacer sus necesidades internamente o regionalmente, las corporaciones globales tendrán mucho menos oportunidades que cuando la actividad económica está diseñada para ir de un lado a otro a través de los mares, exportando, importando o repasando los productos, luego exportándolos nuevamente, con miles de barcos que se suceden unos a otros en la noche. El modelo orientado a la exportación construye un crecimiento de la economía global en forma más rápida y da oportunidades a las operaciones corporativas globales. Pero desgraciadamente, también destruye el ambiente en forma más rápida. La destrucción ambiental, tal como la pérdida de diversidad cultural, es un elemento intrínseco al modelo de globalización.

La característica central de un modelo orientado a las exportaciones es obviamente que aumenta la actividad de transporte y de embarque. En el medio siglo después de Bretton Woods, se ha producido un alza de alrededor de veinte veces en la actividad global de transportes A mi amigo y colega el economista de Minneapolis David Morris le encanta usar el ejemplo de un palillo de dientes, que viene envasado en plástico y marcado "Made in Japan". El Japón es experto en producción industrial - esa es una de sus "ventajas comparativas"- pero tiene muy pocos árboles y no tiene petróleo. Pero dentro de una economía global, de algún modo se considera eficiente embarcar madera desde algún país que la cultiva - Chile, Canadá o los Estados Unidos - y también de embarcar unos pocos barriles de petróleo a Japón, luego envolver uno en el otro, empacarlos en prácticas unidades comerciales y después re- embarcarlos a través de los océanos para que lleguen a los consumidores. Ese palillo de dientes, al momento de ser utilizado finalmente, podrá fácilmente haber viajado unas 50.000 millas.

El Instituto Wuppertal de Alemania realizó un famoso estudio sobre las millas que viaja el alimento desde su punto de origen hasta servirse en el plato. Informa, por ejemplo, que los componentes promedio de un yogurt de fresa de 150 gramos consumido en Europa viajan cerca de 2.000 kilómetros antes de que sean combinados y luego embarcados con destino a los consumidores: las fresas vienen de Polonia; la harina de maíz y de trigo de Holanda; la mermelada, la remolacha azucarera y el propio yogurt de Alemania; y los envases de plástico y de papel de varios otros lugares. Se estima que, en estos días, los ingredientes de un plato de comida tipo que se sirve en las mesas americanas viajan, en promedio,1.500 millas desde su fuente de origen al plato. Cada milla de una actividad tan aumentada de transporte de esta economía global tiene enormes costos para el medio ambiente, costos que se ven externalizados en nuestras actuales medidas de eficiencia, es decir, costos que eventualmente son subsidiados por los que pagan los impuestos.

Por ejemplo, a medida que el transporte global aumenta, requiere un incremento masivo en desarrollo de infraestructura global. Esto es conveniente para grandes corporaciones como Bechtel, que realizarán el trabajo de construcción, pero son malas noticias para los ambientes donde se necesitan tales estructuras; significan nuevos aeropuertos, nuevos puertos de mar, nuevos campos de petróleo, nuevas redes de cañerías para el petróleo, nuevas líneas de ferrocarril, nuevas autopistas de alta velocidad. Muchas de estas cosas se construyen en tierras vírgenes o áreas forestales con una biodiversidad aún relativamente intacta. Los impactos son especialmente fuertes en Sudamérica y América Central, donde han ocurrido gigantescas inversiones en desarrollos de infraestructura en regiones silvestres, y frecuentemente encuentran gran resistencia de parte de las comunidades nativas (Uwe en Columbia, la Kune en Panamá y muchos grupos diferentes en Ecuador han sido particularmente activos). Pero los problemas son también obvios en el mundo desarrollado. Por ejemplo, años atrás, se produjeron en Inglaterra protestas masivas de 2.000 campesinos ingleses contra el rápido desarrollo de grandes autopistas apiñadas a través de paisajes rurales, para que los camioneros pudieran dar mejor servicio al sistema de comercio global. Los pueblos indígenas de América Latina y los habitantes rurales de Inglaterra protestan por el mismo problema: la destrucción del medio ambiente debida a la globalización.

Aún más importante es el aumento del uso de combustible fósil. El transporte marítimo acarrea casi el 80% de las mercaderías del comercio internacional. El combustible que se usa comúnmente es una mezcla de diesel y petróleo de baja calidad conocido como "Bunker C" que es especialmente contaminante y de muy alto contenido de carbono y azufre. Si no fuera consumido por los barcos se consideraría un producto de desecho. La industria naviera anticipa un mayor consumo para los próximos años: sólo el puerto de Los Ángeles proyecta un aumento de 50 por ciento durante la próxima década.

El aumento del transporte aéreo es aún peor que el naviero. Cada tonelada de carga aérea utiliza cuarenta y nueve veces más energía por kilómetro que cuando es transportada por barco. Un físico de la Boeing equiparaba la contaminación debida al despegue de un solo 747 a "incendiar la estación local de gasolina y hacerla volar sobre su vecindad." Un despegue de dos minutos de un 747 es igual a 2.4 millones de cortadoras de césped que funcionaran durante veinte minutos.

Actualmente, muchos estiman que el aumento del transporte global es una de las mayores contribuciones a la creciente crisis del cambio de clima. Si sólo tuviéramos un gobierno que creyera verdaderamente en la realidad del cambio de clima, tal vez lo primero que haría, además de conformarse a las normas de Tokio, sería abogar por menos comercio, y no por más. El Sr.Bush no parece que optara por esto.

El aumento del transporte global ha traído consigo otros sub-productos terribles, incluyendo el aumento epidémico de las bio-invasiones, causa mayor de la extinción de especies. Con el crecimiento del transporte global, billones de creaturas se ponen en movimiento. Se ocultan en la carga o en el lastre. Están en las maletas o en nuestros zapatos o colgando en los costados de los barcos. Virus, bacterias, mosquitos, nematodos, semillas exóticas, polillas, choritos, y otros, tienen transporte gratis en la economía global: muchos prosperan en sus nuevos hogares, y luego compiten con éxito con las especies nativas, y traen contaminación o crisis de salud. En la Costa Oriental, por ejemplo, la emergencia del virus del Nilo occidental, donde nunca antes existió, se debe seguramente a la actividad de transporte. Lo mismo ocurre con la propagación de la malaria y la fiebre del dengue a otras partes de Norteamérica. Incluso la fiebre aftosa se debe en gran parte a la globalización.

Si usted quiere transportar perecibles a través de los mares, también necesitará un aumento de refrigeración, con su significativa contribución a la reducción de la capa de ozono y al cambio climático, y un aumento en embalaje y el uso de paletas de madera para cargar la mercadería; estos no son muy notorios, pero sin embargo constituyen factores significativos para el aumento de presión sobre los bosques globalizados.

El punto central es el siguiente: no se puede ignorar el problema de daño ambiental causado por una economía globalizada. Si usted va a diseñar un sistema construido sobre la premisa de que el comercio global que aumenta en forma dramática es bueno, estará aumentando la actividad de transporte y puede estar seguro de que provocará los tipos de problemas que acabo de describir. Son intrínsecos al modelo.

----------------------------------
Cuando perdemos los pequeños predios agrícolas

A fin de cuentas, las consecuencias sociales y ambientales más traumáticas de la globalización económica ocurren a nivel regional y local, especialmente debido al cambio de las economías basadas en modelos de producción agrícola diversificada y a pequeña escala, hacia el modelo de exportaciones industriales. Los resultados son terribles.

Es preciso subrayar que casi la mitad de la población mundial vive directamente en la tierra, cultivando alimentos para sus familias y comunidades. Enfatizan los cultivos básicos y otros productos mezclados y los replantan con variedades indígenas de semillas, usando rotación de cultivos y uso compartido de recursos como agua, semillas, trabajo, y así sucesivamente. Con dichos sistemas han podido subsistir durante un milenio. Pero como ya señalé, los sistemas locales son anatema para las corporaciones globales. De modo que compañías como Monsanto, Cargill y Archer Daniels Midland están dirigiendo un coro unánime de declaraciones corporativas, gubernamentales y burocráticas - a menudo expresadas en avisos de millones de dólares - en que sostienen que los pequeños agricultores no son lo suficientemente "productivos" o "eficientes" como para alimentar a un mundo hambriento. Sólo podrán hacerlo las corporaciones globales. Escuchamos esto, desgraciadamente todas las noches en el programa "Lehrer News Hour" (La hora de las noticias de Lehrer) en la así llamada "transmisión pública". Archer Daniels Midland proclama que lo único que está impidiéndoles alimentar a un mundo hambriento es la "política" que se niega a bajar las barreras para que ellos salgan a alimentar a todo el mundo.

Por desgracia, tales compañías tienen mucha entrada. Demasiada. Casi todas las reglas de inversiones de WTO y los grandes bancos - y muchas otras que se proponen ahora - favorecen decididamente a las corporaciones globales y a los monocultivos en desmedro de la agricultura local diversificada para la auto-suficiencia. Así, en tierras donde antes miles de campesinos cultivaban alimento para consumirlo, corporaciones gigantescas y esquemas de desarrollo global están convirtiendo la tierra en monocultivos lujosos de una sola variedad, que son manejados por grandes propietarios ausentes.

Estas compañías no cultivan en absoluto alimentos para el consumo de la población local. Las corporaciones globalizadas son expertas en productos lujosos de precio muy alto y alto margen - flores, plantas en maceta, carne de vacuno, camarones, algodón, café - que cultivan para exportarlas hacia países ya sobrealimentados. En cuanto a la gente que solía vivir en el campo, cultivando su propio alimento, están siendo arrancadas rápidamente de sus tierras. Y tampoco se les está dando trabajo. Como estos sistemas corporativos practican una producción agrícola altamente intensiva, con grandes maquinarias y pesticidas químicos, generan muy pocos empleos. De modo que la gente que solía alimentarse a sí misma se queda ¡sin tierras, sin dinero, sin casa, dependiente y hambrienta! Desaparecen las comunidades que una vez fueran auto-sustentadas y los cultivos que aún estaban intactos están siendo diezmados. Esto ocurre incluso en este país, donde van quedando muy pocas familias de pequeños terratenientes.

Eventualmente los campesinos y sus familias huyen a los atestados tugurios de los barrios bajos urbanos. Allí, sin comunidad, sin apoyo cultural, tratan de competir por el mal pagado empleo urbano. Familias que una vez se auto sustentaban llegan a convertirse en una carga para la sociedad, mientras los grandes hacendados corporativos se enriquecen con las exportaciones.

Algunos de estos campesinos que se han quedado sin tierra también empiezan a cruzar las fronteras. Ciertamente esto lo hemos visto en el contexto del comercio Estados Unidos-México, a partir del NAFTA. Para los campesinos indígenas mayas de México que cultivaban maíz y que se sustentaron a sí mismos vía el sistema cooperativo ejido durante casi un siglo (ya desde la revolución Zapatista a principios de 1900) el NAFTA ha sido una sentencia de muerte. Para poder entrar al NAFTA, México tuvo que eliminar el sistema ejido, y abrir las puertas de las tierras agrícolas mayas a inversionistas foráneos, erradicando a los mayas de sus tierras. Esta gente sin tierra, sin casa, sin dinero ha huido a menudo a través de la frontera estadounidense, buscando trabajos estacionales como la recolección de uva o de fresas, para encontrar sólo xenofobia y violencia.

Hay otro problema ambiental poco conocido intrínseco a este vuelco hacia el modelo de exportación: la producción monocultural, que provoca enormes problemas ambientales. Por definición, los monocultivos reducen la biodiversidad no sólo por el hecho de eliminar la vida microscópica en los suelos a través del pesado uso de los productos químicos, sino también al reducir la producción de mercaderías a una o dos variedades de exportación. Por ejemplo, allí donde los filipinos una vez cultivaron miles de variedades de arroz, hoy en día solamente dos variedades constituyen el 98 por ciento de la producción, y las demás variedades están desapareciendo. México ha perdido más del 75 por ciento de sus variedades indígenas de maíz. Entre los cultivadores de papas de la Isla de Chiloé, en Chile (así como en otros lugares de los faldeos de los Andes del Pacífico, donde se cultivaban miles de variedades de papas) la producción se ha visto reducida a 4 o 5 variedades que son las adecuadas para una producción intensiva a gran escala. Según la FAO (Organización de Alimentos y Agricultura) de la NU, el mundo ya ha perdido cerca del 75 por ciento de su diversidad de productos agrícolas debido a la globalización de la agricultura industrializada.

Hay que considerar además los costos externos de la agricultura industrial. Reputada como más eficiente que la agricultura a pequeña escala, este tipo de eficiencia ignora sin embargo el costo de la contaminación del aire, del agua, y de los suelos; el creciente uso de combustibles fósiles, pesticidas y herbicidas; la pérdida de humus debido a la producción intensiva con máquinas; y el problema de salud pública que deriva de enfermedades producidas por alimentos directamente relacionados con los sistemas agrícolas fabriles, salmonella, e coli, listeria, y otros. Sin mencionar la enfermedad de las vacas locas, enfermedades como la fiebre aftosa y otras.

Finalmente está el costo social que significa ocuparse de alguna manera de todos los pequeños agricultores que han perdido el sustento a través de este sistema, ya que numerosas pequeños predios que empleaban a familias enteras se transforman en haciendas industriales manejadas por un puñado de trabajadores a tiempo completo. Si se toman en cuenta todos estos costos externos, ¿no resulta absurdo calificar este sistema de eficiente? Tal vez será posible que usted compre un tomate mexicano por unos centavos menos en el supermercado: pero todos pagaremos más en impuestos en los próximos años para contrarrestar los problemas que este sistema provoca.

Millones de agricultores de todo el mundo están exquisitamente conscientes del sistema agrícola corporativo global, y lo detestan. Hemos presenciado protestas masivas de los cultivadores de arroz del Japón, Tailandia y las Filipinas ... hemos visto protestas gigantescas contra Cargill, el Kentuchy Fried Chicken y Monsanto en la India, con millones de personas en las calles. Dos años atrás, vimos a un agricultor francés llamado Jose Bové que lanzó su tractor contra un McDonalds en Francia. Bové protestaba por la "mala comida", dijo, así como por todo el sistema agrícola industrial, la toma de posesión corporativa de las pequeñas propiedades agrícolas y la destrucción de la agricultura tradicional en Francia, la destrucción ecológica y cultural inherente al hecho de eliminar productos como el queso artesanal francés a pequeña escala, y las duras reglas de la agencia de normas alimenticias de WTO, codex alimentarius. Entre otras reglas, el codex reglamentaba que el queso ya no podría venderse en mercados exteriores en Francia, a menos que estuviera envasado a compresión, tal como el Kraft.

Una vez más, el problema lo constituye el propio modelo económico. La idea misma de convertir a las diversas economías locales en sistemas comerciales de exportación "gung-ho" sólo puede beneficiar a las corporaciones globalizadas en tanto que hace que los individuos, las comunidades y las naciones se vuelvan dependientes y vulnerables. Estaríamos muchísimo mejor si las instituciones y los tratados pusieran el máximo énfasis en ayudar a la auto-suficiencia local y nacional en vez de maximizar las exportaciones.

----------------------------------
¿Quién se beneficia?

Podríamos darle el beneficio de la duda a los arquitectos de este experimento global. Digamos que sus intenciones eran buenas. Talvez ellos creían realmente que este sistema iba a producir una suerte de rápido crecimiento exponencial que sería francamente beneficioso. Por cierto los hemos escuchado cuando repiten la principal homilía, una y otra vez: "Una marea que sube levantará a todos los barcos." Este es el argumento que alega que los beneficios de la globalización "chorrearán" a todos los segmentos de la sociedad. Que, en verdad, su verdadero propósito es ayudar a levantar a los pobres. Pero ¿será verdad?

En primer lugar, ¿cómo puede sostenerse la hiper-expansión? ¿Cuánto podrá durar antes que tengamos que enfrentar directamente los límites de un planeta finito? ¿De dónde podrán llegar los recursos - los minerales, la madera, el agua, la energía - para alimentar una expansión exponencial, sin matar al planeta? ¿Cuántos autos y refrigeradores pueden construirse y comprarse? ¿Cuántos caminos podrán cubrir el paisaje? ¿Cuántos peces podrán ser industrializados al vacío desde el océano antes que colapse el ecosistema y que las especies desaparezcan? ¿Cuánta contaminación podemos soportar para sobrevivir? ¿O calentamiento global, o reducción de ozono, antes de que los costos sociales y ambientales crezcan demasiado?

Y, finalmente, ¿quién se beneficia? No son los agricultores expulsados de sus tierras, que terminan siendo refugiados sin casa. No son los habitantes urbanos, que tienen que enfrentar influjos de los desplazados, que buscan empleo desesperadamente. No son los trabajadores cazados en espirales descendientes de salarios. Y con toda seguridad no es la naturaleza.

Bueno ... aquí en los Estados Unidos sabemos que los ejecutivos corporativos "top" de las mayores compañías globalizadas están obteniendo salarios y opciones de millones de dólares, a menudo cientos de millones, mientras que los salarios reales de los trabajadores corrientes van declinando. El Institute for Policy Studies (Instituto de Estudios de Políticas) informa que los CEOs americanos reciben, en promedio, 450 veces más que los trabajadores de producción, y que esta tasa aumenta año a año. Los informes de 1999 del Instituto de Políticas Económicas dice que los salarios medios por hora han bajado en términos reales en un 10% en los últimos años. Recientemente el New York Times ha informado que, a pesar de que la economía ha empezado a bajar, los salarios de los ejecutivos de las grandes corporaciones, sobre todo las corporaciones globalizadas, están aumentando paulatinamente, en el orden de cientos de millones. Y en la industria que lideró nuestro "boom" reciente, la industria computacional, en la que algunos famosos han hecho fortunas, el 80 por ciento de los trabajadores de montaje y producción son trabajadores temporales que ganan 8 dólares por hora, sin beneficios, sin sindicatos. ¿Estaremos ya levantando todos los barcos?

El Informe de 1999 del Programa de Desarrollo de la NU señalaba que la brecha entre ricos y pobres dentro de y entre los países del mundo está creciendo paulatinamente, y culpaba a las desigualdades del sistema global de comercio.

Y es tal el grado de concentración de riqueza que los 475 billonarios del mundo equivalen ahora a las entradas del 50 por ciento de la humanidad de más bajos recursos.

De las 100 mayores economías del mundo, 52 son ahora corporaciones. Mitsubishi es la vigésimo segunda economía más grande del mundo. GM es la vigésimo sexta, la Ford es la trigésimo primera. Todas ellas son mayores que Dinamarca, Tailandia, Turquía, Sud-África, Arabia Saudita, Noruega, Finlandia, Malasia, Chile, Nueva Zelanda.

Y si usted sigue aferrándose a la nostálgica idea de que las grandes corporaciones están ayudando a dar empleo a las fuerzas de trabajo globales - que el tamaño obtiene empleos - he aquí un dato final: las 200 mayores corporaciones del mundo dan cuenta hoy de alrededor del 30 por ciento de la actividad económica global, pero emplean a menos de la mitad del uno por ciento de la fuerza laboral global. A medida que estas compañías crecen y se globalizan aún más, siguen reemplazando a los obreros por máquinas, o se compran a los competidores y eliminan los empleos duplicados. Estas economías de escala son intrínsecas al diseño de la globalización del libre comercio, del mismo modo que la contaminación ambiental es intrínseca al comercio orientado a las exportaciones. Las fusiones a gran escala y las consolidaciones producen menos empleos, y no más empleos.

Esto sea dicho a propósito de la marea que sube y levanta a todos los barcos. Queda claro que sólo levanta a los yates...

¡Estas son las malas noticias! La buena noticia es que no es necesario que esto sea así. No hay nada inevitable al respecto. La globalización es sólo un conjunto de reglas e instituciones que pueden cambiarse si queremos hacerlo. Si tenemos una democracia -¿la tenemos? - entonces podemos intentarlo. Un montón de gente lo entiende así y están movilizándose para cambiarlo, tal como hemos visto en Seattle, en Praga, en Génova, y como se seguirá viendo. Este movimiento no está reduciendo su marcha, a pesar de que se está enfrentando a un aumento de temor y de represión. En cuanto a la WTO, están tan preocupados por quién va a querer monitorear su próxima reunión en Octubre que la han trasladado a ¡Qatar! Allí las protestas producirán algo más que rociar con pimienta: pueden incluso producir muerte. Está claro que la WTO todavía no ha aprendido mucho sobre apertura, transparencia, y democracia. Qatar es un gran lugar para ocultarse.

No obstante, decenas de miles, cientos de miles, de oponentes a la globalización están avanzando. La mayoría coincide en que el Modelo Bretton Woods está viciado sin esperanza, ya que responde a un solo conjunto de valores,: lo que es bueno para el crecimiento corporativo es bueno parra todos nosotros y también para el entorno. Ya está claro que tal dicho no se sostiene.

Actualmente existe también un ambiente de grandes quejas dentro de la WTO. Se han desarrollado grandes antagonismos en temas tales como la biotecnología, la agricultura, los servicios y la cultura. En algunos países sienten que sus ciudadanos se acaloran muchísimo cuando se tratan temas como la destrucción de su sustento tradicional o los riesgos inherentes al sistema comercial agrícola o a las presiones que aplican los Estados Unidos en la conversión masiva a los modelos de agricultura corporativa industrializada. En Seattle, comprobamos por primera vez que los países del Tercer Mundo han comprendido que el actual sistema no está dirigido a ayudarlos, a pesar de la falsa retórica de WTO, sino más bien a excluirlos, o a mantenerlos como colonias de recursos y de trabajo para las corporaciones globales.

Una buena ilustración de esto es lo que ocurrió en Washington DC en Abril pasado contra el FMI y el Banco Mundial. Los bancos estaban dando instrucciones diarias a la prensa de que acusaran a los manifestantes de las protestas de causar daño a los pobres del mundo. Era el mismo tipo de argumento que Michael Moore, presidente de la WTO había estado utilizando en Seattle, proclamando que la WTO era la que estaba trabajando por los pobres y que nosotros los estábamos dañando. El New York Times y el Washington Post y las otras cadenas propagaban debidamente lo que seguramente es una de las aseveraciones más cínicas de la historia: esta historia que nos culpaba de dañar a los pobres. Pero, un buen día tomé un ejemplar del International Herald Tribune. Su historia de primera plana contenía los cargos del FMI de que estábamos dañando a los pobres, pero la próxima página, con igual espacio, del Herald Tribune entregaba una crónica sobre la reunión de los G77 en La Habana, que tenía lugar en forma simultánea. Allí, los países más pobres del Tercer Mundo y los países menos desarrollados habían votado en forma unánime, 77-0, por apoyar a los que protestaban, y criticaban severamente al FMI y al Banco Mundial.

Esta historia no apareció ni en el Post ni en el Times, pero sí se publicó en Europa y en Asia. Tenemos por delante bastante trabajo que hacer con los multimedia - incluyendo el de convencerlos de que publiquen algunas historias sobre el por qué tantos cientos de miles de personas están protestando.

Pero creo que la mejor noticia es que gran parte de la oposición ya no siente que debiéramos dejar que la gente que creó este problema también pretenda dar la solución.

La primavera pasada, unos 25.000 activistas anti-globalización de todas partes del mundo se reunieron en Porto Alegre, Brasil, para iniciar un proceso de organización global hacia el reemplazo del modelo de Bretton Woods. Se espera definir un nuevo conjunto de acuerdos internacionales que operen desde una jerarquía de valores totalmente diferentes, no corporativos. Por supuesto que usted tampoco pudo tener mucha información sobre esta reunión, porque, en ese momento, todos los "media" estaban en Davos, donde los capitanes de la industria y de la globalización se reunieron, al mismo tiempo, en el así llamado Foro Económico Mundial

A veces, a los que estamos en el movimiento de anti-globalización, se nos tilda de utopistas. Después de todo, queremos parar el supuesto inevitable "progreso" del capitalismo corporativo. Pero sobre esta acusación de utopismo, nuestros críticos están atrasados de noticias. Si hay un utopismo hoy día, es el utopismo corporativo. Seguir argumentando que un sistema que homogeniza la actividad económica y la cultura global para beneficiar a las corporaciones, que arrebata el poder a las comunidades y se lo da a las burocracias globales, que marginaliza y deja sin casa a millones de campesinos y trabajadores y que devasta a la naturaleza de un modo sin precedentes - seguir argumentando que tal sistema puede sobrevivir mucho tiempo es puro utopismo corporativo. Realmente, no creo que sea posible que funcione.

##########################

Necesitamos un sueño


----------------------------------------------

Sunita Narain dice que los preparativos para la Cumbre por la Tierra en Sudáfrica carecieron de visión, y sugiere nuevos enfoques para el futuro

Es realmente asombroso cómo algo puede existir al mismo tiempo de no existir en absoluto. Tal fue el caso del proceso que condujo a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible. Después de muchas reuniones del comité preparatorio teníamos un proyecto para la implementación, un plan falto de imaginación, débil, carente de visión, que valía menos que el papel en el cual estaba escrito. Era un plan lleno de frases vacías, con gobiernos peleándose como niños caprichosos por asuntos que no justificaban siquiera el menor desacuerdo.
Empero, en las negociaciones se trataba más de hacer gestos para la galería que de asumir posiciones de principios. Así, por un lado, algunos desean renegar sobre el acuerdo básico entre ricos y pobres, sobre cómo la responsablidad de proteger el medio ambiente es común pero diferenciada, basada en la capacidad de una nación y su responsabilidad para el problema. Por el otro lado, algunos gobiernos no quieren aceptar que el buen gobierno, nacional y mundialmente, es un determinante crítico del desarrollo sostenible.

Lo que Johannesburgo necesita más que nada es un sueño. Y necesita creadores del cambio, que tienen fe en el sueño. En la Cumbre para la Tierra de Río de Janeiro en 1992, el programa medioambiental ocupó el centro del escenario gracias a que la sociedad civil había llevado a los gobiernos a emprender medidas. Mas desde entonces, los grupos ecológicos en su mayoría han seguido la inacción de los gobiernos en determinar el destino de comas y puntos en los textos de negociación.

Esta “gubernamentalización” de la agenda del medio ambiente ha sido desastrosa, puesto que se ha convertido en una causa sin interés... ¡precisamente cuando el mundo desesperadamente necesita un acuerdo global!

Los retos ambientales son ahora retos de desarrollo, tanto mundial como nacionalmente. El proceso de globalización ecológica es impulsado por el hecho de que los niveles de producción y consumo han alcanzado un estado en que lo que se hace en un país dado puede tener importantes impactos sobre sus vecinos, y hasta sobre el resto del mundo.

Hasta cosas sencillas como el uso de un refrigerador o un acondicionador de aire puede contribuir a la destrucción de la capa de ozono del mundo; usar un automóvil, o talar un árbol sin plantar otro en su lugar, puede ayudar a desestabilizar el clima del mundo. El uso de un compuesto orgánico persistente como DDT en la India puede causar contaminación capaz de poner en peligro la vida de la gente y otras formas de vida en las remotas regiones polares, a medida que es transportado lenta pero constantemente a esas zonas por las corrientes oceánicas y las corrientes de aire . Nunca antes ha sido tan grande la necesidad de los seres humanos de aprender a vivir en “un mundo”.

Debemos reconocer, en primer lugar, que la “globalización ecológica” es el inevitable resultado del continuo proceso de crecimiento económico y mundialización – o globalización – que no sólo une las economías del mundo sino lleva los niveles de producción y consumo nacionales a un punto que pone en peligro los sistemas ecológicos de la Tierra.

Los convenios multilaterales, desde el clima hasta la biodiversidad hasta el comercio en desechos peligrosos, son todos partes del rompecabezas de cómo compartir el espacio ecológico (y económico) del mundo. Sus negociaciones establecen las normas y los reglamentos – en efecto, la constitución de un nuevo acuerdo.

En segundo lugar, debemos reconocer que el Sur, más que nunca, está aprendiendo penosamente el costo que un medio ambiente sucio significa para la salud. El modelo económico y tecnológico de Occidente es altamente material, de alto consumo energético, y metaboliza enormes cantidades de recursos naturales, dejando tras sí una huella de toxinas y ecosistemas altamente degradados y transformados. Y no obstante, nosotros, en el mundo en desarrollo, estamos siguiendo este modelo de crecimiento económico y social, creando un extraordinario cóctel de pobreza y desigualdad, codo a codo con economías en expansión, contaminación y una destrucción ecológica en gran escala.

Los procesos de generación de riqueza a las claras impondrán creciente presión sobre los ecosistemas naturales y generarán enormes cantidades de contaminación. Literalmente, cada ciudad en el Sur en rápido proceso de industrialización está muriéndose por respirar aire limpio. Los estudios del Banco Mundial ahora nos informan que cuando el producto doméstico bruto (PDB) de Tailandia duplicó durante los años 1980, su carga total de contaminantes aumentó diez veces. Y un estudio conducido por el Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente basado en Nueva Delhi reveló que recientemente, al duplicar la economía de la India, la contaminación de la industria cuadruplicó, y la contaminación de los vehículos aumentó ocho veces.

Hace falta una importante iniciativa tecnológica mundial para abordar el problema de la contaminación. Los países en desarrollo necesitan tecnologías eficaces en función del costo para satisfacer sus necesidades de desarrollo y de prevención de la contaminación. Un enfoque de amplias miras consistiría en alentar a las naciones en desarrollo a evitar “cambios incrementales” en las tecnologías e imponer un cambio hacia tecnologías limpias tales como células de combustible y células solares. Necesitamos un marco mundial para apoyar esta transición, en el interés de todos nosotros.

En tercer lugar, existen ahora amplias pruebas para demostrar que el proceso de mundialización pasará por alto o descuidará a miles de millones de personas pobres durante varias décadas, hasta que desarrollen la capacidad de integrarse a mercados nacionales y mundiales. La calidad de vida para estos pueblos marginados es francamente abismal. La falta de acceso hasta a necesidades básicas como agua potable limpia, alimento adecuado y atención de la salud significa que casi un tercio de los habitantes en el mundo en desarrollo tienen una expectación de vida de apenas 40 años. También es evidente que el problema de la pobreza rural en grandes partes del mundo en desarrollo no es “pobreza económica” sino “pobreza ecológica” – la escasez de recursos naturales para desarrollar la economía rural. Más de mil millones de habitantes viven en pobreza absoluta, una gran proporción de los mismos en tierras degradadas. La regeneración de estas tierras jugará un papel clave en la tarea de reavivir las economías locales, desarrolladas alrededor de la agricultura y la cría de ganado. Esto a su vez requiere buena gestión de la tierra y del agua a fin de asegurar alta productividad de árboles, pastos y cultivos.

Desgraciadamente, los estudios de “pobreza ecológica” son muy escasos, debido a que la mayoría de los economistas no comprenden la gestión del medio ambiente ni la ordenación de los recursos naturales, y la mayoría de los ambientalistas no comprenden la pobreza. En un mundo interdependiente, todos los habitantes deberían poder disfrutar del derecho humano más fundamental – el Derecho a la Supervivencia. El desempleo y la pobreza asolan a gran parte de la humanidad y la obligan a sufrir privaciones que no pueden tener justificación moral, legal o socioeconómica alguna. Y sin embargo, los vastos números de desempleados o personas insuficientemente empleadas, sobre todo en el Sur rural, nos brindan una extraordinaria oportunidad para llevar a cabo una masiva empresa mundial para la regeneración ecológica y la restauración de la base de recursos naturales de la cual los pobres dependen para su supervivencia. Si se les ofrece la oportunidad, las comunidades de aldea en todas partes de América del Sur, Africa y Asia podrían sobrevivir mejorando su medio ambiente y sus sistemas agrarios locales mediante la forestación, el desarrollo de pastizales, la conservación del suelo, sistemas locales de cosecha de agua y desarrollo de energía de pequeña escala.

Necesitamos un programa mundial de gran envergadura para generar empleo para la regeneración ecológica a fin de detener la pobreza y la degradación ecológica, dos de los peores males que asolan al mundo, y en última instancia abolirlos por completo. Estos son los factores básicos del sueño que debería impulsar las negociaciones en Johannesburgo. Para que la Cumbre pueda convertirse en un éxito – y es imprescindible que sea un éxito – los líderes del mundo deberán reunirse no en desacuerdo sino para redactar el preámbulo de esta nueva constitución mundial. Esto es lo menos que podemos hacer para nuestro futuro común.

----------------------------------------------
Sunita Narain es Directora del Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente, Nueva Delhi, India.

----------------------------------------------

Ecocidio irreversible


Escribe desde Johannesburgo, Javier Marsal, para BBC Mundo.

La Tierra puede sobrevivir sin la presencia del hombre, el hombre sin embargo no puede sobrevivir sin la Tierra, luego, la especie humana necesita desesperadamente del planeta.

Con este silogismo como telón de fondo y bajo el lema "Johannesburgo y después: una agenda para la acción" la comunidad internacional se ha dado cita en el Centro de Convenciones de Sandton, suburbio norte de la capital financiera sudafricana, para encontrar fórmulas que permitan un desarrollo sostenible, donde se contemple un "equilibrio perfecto" entre las necesidades sociales y el medio ambiente.

*******************************
Un 40% de la población mundial nunca ha hecho una llamada telefónica y un 65% no tiene acceso a energía eléctrica, siendo un porcentaje muy similar el que no cuenta con agua potable corriente.
*******************************

Según los analistas, es en la obtención de ese "equilibrio perfecto" y sostenible, donde estriba el mayor reto para la humanidad.

En la Cumbre Mundial para un Desarrollo Sostenible (WSSD, siglas en inglés) de Johannesburgo -que fue inaugurada el pasado lunes 26 y que tiene lugar diez años después de la celebrada en Río de Janeiro- se han dado cita más de cien jefes de Estado y de gobierno así como unos 40.000 delegados de todos los rincones del mundo, que buscan aliviar la situación de deterioro en que se encuentra el planeta Tierra.

La misión, según los expertos, es tremendamente difícil, debido a la acumulación de los intereses creados mundiales, al desequilibrio cada vez mayor entre los países ricos y los menos favorecidos, as¡ como al abismo de desarrollo tecnológico que existe entre un primer y un tercer mundo.

El éxito de la WSSD de Johannesburgo estriba en aunar, o al menos acercar, esos excesos y deficiencias, respetando prioritariamente el medio ambiente.

Johannesburgo: la ciudad con una misión.

Todo comenzó con la revolución industrial a principios del pasado siglo.

Según los expertos, el ecocidio -definición dada al deterioro del medio ambiente y de los recursos vitales del planeta- ocurre como consecuencia del fracaso en la aplicación de planes tecnológicos y de actividades económicas de las llamadas "economías absolutas", que no contemplan los catastróficos efectos que se producen en la biosfera.

De otra parte los estándares de vida creados -cada vez más altos para una parte de la población- y, opuestamente, la necesidad de saciar las acuciantes necesidades de los más pobres -faltos de tecnología, medios y conocimientos- resulta en la búsqueda de un desarrollo "frenético".

Este fenómeno se traduce, entre otros, en los aumentos de las temperaturas en las diferentes regiones del globo y en la baja en las tablas anuales de precipitaciones, con consecuencias tan negativas como la sequía que hoy se registra en varios países África Meridional y que amenaza con una hambruna de grandes proporciones a más de quince millones de personas.

También el colapso de las capturas en los caladeros de pesca, la disminución alarmante de los bosques, el aumento de la desertización y la pérdida, de manera irreversible y creciente, de un gran número de especies animales y vegetales.

***************************
Cada año desaparece el 1% de los bosques tropicales.
***************************

Este panorama de "decadencia" no es, dicen los mismos expertos, el que deseamos para futuras generaciones y, para lograr un cambio, habrá que tomar "decisiones drásticas" en las que se comprometan todos los países del mundo, sin excepción.

La intención la ONU, promotora de la Cumbre, es la de crear un "mundo mejor" para todos, pero otros -que ven la cita como un "ejercicio universal de relaciones públicas" del organismo internacional- aprovechan la concentración para expresar sus opuestos puntos de vista.

La cumbre: vehículo ideal de protesta

Es paradójico que a muy poca distancia del Centro de Convenciones de Sandton de encuentra Alexandra, uno de los mayores asentamiento de chabolas de Johannesburgo donde se "refugian", en la mayoría de los casos en condiciones infrahumanas, unos tres millones de personas, muchos sumidos en la pobreza y sin trabajo.

***************************
El 20% de los pueblos de mayor riqueza -que se concentran en el norte del planeta- originan un 81% del comercio mundial, mientras que el resto de la población -un 80%, que en su mayoría habita en el hemisferio sur- es responsable de un mero 19% del tráfico mundial de mercaderías, bienes y servicios

Mandla Maleka, jefe economista de Eskom
***************************

Para ellos, que forman parte del 29% de la población mundial que sobreviven con menos de un dólar por día o son dependientes de por vida de la caridad internacional como único recurso, el Desarrollo Sostenible del planeta significa muy poco y su no obtención, menos.

Algunos, aprovecharán la Cumbre de Johannesburgo para reafirmar, mediante demostraciones masivas, las acusaciones contra la globalización y la liberalización, conceptos que tildan de ser los nuevos "mecanismos mortales del capitalismo" y causa importante del aumento de la pobreza extrema en el mundo.

Por una razón u otra, para muchos comentaristas la raza humana tiene la necesidad de un cambio radical de los sistemas actuales productivos y económicos globales.

De no darse, el planeta Tierra se podría convertir en una gran necrópolis inhabitable para las especies de hoy, en el que ni la riqueza ni la pobreza, el desarrollo o el bienestar, tendrán significado alguno.

##########################

Trasnacionales farmacéuticas contra la salud


Silvia Ribeiro


Uno de cada seis habitantes en Sudáfrica es seropositivo. En el 2000 Sudáfrica decidió importar medicamentos de la India, ya que ese país produce versiones genéricas de medicamentos para el tratamiento del sida a precios mucho menores que las trasnacionales. Cuarenta y dos empresas farmacéuticas transnacionales reaccionaron organizando una campaña contra Sudáfrica argumentando que esto violaba sus derechos de patente. Estados Unidos las secundó, amenazando a Sudáfrica con sanciones comerciales y condicionando el dinero de la cooperación internacional. Luego de una fuerte campaña iniciada por Médicos Sin Fronteras, apoyada por cientos de organizaciones de todos los continentes, se terminó el conflicto. Cinco empresas multinacionales ofrecieron venderle a Sudáfrica sus medicamentos patentados con descuentos de 60 al 85 por ciento. Sin embargo, los analistas estimaron que aún con descuentos de hasta 90 por ciento, el precio que pagó Sudáfrica fue diez veces más caro que las alternativas genéricas más baratas.

Jean Pierre Garnier, director ejecutivo de Glaxo Smith Kline, en ese momento la mayor farmacéutica del planeta, explicaría posteriormente: "Había un sentimiento de que si un país deliberadamente desafiaba los ADPIC [acuerdos sobre propiedad intelectual de la Organización Mundial de Comercio, OMC], habría un efecto de castillo de naipes. Sin patentes, la industria dejaría de existir". Sin embargo, tanto las licencias obligatorias -que permiten que se obligue a los poseedores de una patente a licenciarla- como las importaciones paralelas -que permiten comprar un producto con patente válida en el país importador en otro país donde se vende más barato- están previstas en la OMC, por razones de salud pública y otras, "para promover el interés público en sectores de importancia vital".

Aunque este fue uno de los casos más conocidos, no fue el primero ni el único. En 1993, Estados Unidos presionó a Tailandia hasta que aprobó una ley prohibiendo las importaciones paralelas. En 1998, Tailandia intentó producir un medicamento genérico para el SIDA, patentado por Bristol Myers Squibb. Estados Unidos amenazó con boicotear varios productos clave de exportación tailandeses. En el 2000, le obligó a aprobar una ley que restringe severamente las licencias obligatorias.

Brasil, también con alto porcentaje de seropositivos, intentó reducir los precios promedio de aplicar licencias obligatorias para la producción genérica de varios medicamentos para el sida. Estados Unidos amenazó en el 2001 con llevarlo ante el panel de disputas de la OMC, lo cual finalmente retiró debido a la ola de protestas internacionales. Actualmente produce como genéricos ocho de los 12 fármacos más usados para el sida a un costo decenas de veces menor que las multinacionales.

Hay muchos más ejemplos. Entre 1986-1994, las multinacionales farmacéuticas, en un emprendimiento histórico para mundializar sus derechos monopólicos, redactaron el primer borrador sobre patentes para la Ronda Uruguay del GATT, posteriormente OMC. Junto a otras industrias de Estados Unidos, Europa y Japón cabildearon a los delegados de esos países hasta que lograron introducir en la OMC el tema de la propiedad intelectual -incluyendo la de seres vivos. Según Edmund Pratt, de Pfizer: "Nuestras fuerzas combinadas nos permitieron establecer una red de gobiernos y sector privado que sentó las bases para lo que luego se convirtió en los ADPIC."

No contentos con esta regulación que obligó a todos los países miembros de la OMC a establecer legislaciones de propiedad intelectual que instrumentalizan la biopiratería y globalizan los monopolios en medicamentos y alimentos, a mediados de los años 90 elaboraron una lista de países que consideraron "inadecuados". El gobierno estadounidense usa esta lista para "vigilar" esos países y amenazar o aplicar sanciones comerciales unilaterales. Los países con capacidad de producir medicamentos genéricos, como India, Argentina, Brasil y Egipto fueron sus primeros objetivos. Países como México, Corea y República Dominicana también la integran. En 1998, Estados Unidos integró a sus leyes de comercio estas cláusulas, y desde entonces las ha usado contra más de 30 países. A finales de 1999, por conducto de su oficina de Representación Comercial, tenía 46 acciones en curso contra países del Tercer Mundo, por haber aplicado medidas permitidas en la OMC como importaciones paralelas y licencias obligatorias.

Las industrias multinacionales farmacéuticas son el sector industrial que percibe mayor porcentaje de ganancias del planeta y tiene una enorme disponibilidad de dinero para el cabildeo. Los lazos entre éstas y el gobierno de Estados Unidos son estrechos, particularmente a través de la campaña en este tema liderada por Glaxo Smith Kline, Pfizer y otras a través de la asociación PhRMA (Pharmaceutical Research and Manufacturers of America), a su vez conectada con diversas asociaciones "nacionales" de las multinacionales en otros países, tales como la AMIIF (Asociación Mexicana de las Industrias de Investigación Farmacéutica).

En la más reciente reunión ministerial de la OMC, en Doha en el 2001, estos ejemplos, por su inhumanidad, obligaron a que la OMC declarara que mantendría los mecanismos para acceder a medicinas más baratas. Pero ya en una reciente reunión de la OMC en Ginebra (25-27 de junio 2002), Estados Unidos plantéo que el uso de estas medidas sea solamente como excepción. Las multinacionales farmacéuticas siguen trabajando para endurecer los ADPIC, extendiendo aún más sus monopolios e incluyendo también las patentes de plantas y animales. Es uno de los temas clave de la próxima reunión ministerial de la OMC en Cancún en el 2003, y también de las negociaciones del ALCA.

Quienes, complementariamente, están promoviendo patentar plantas medicinales y conocimientos tradicionales diciendo que es una protección para las comunidades, no son más que un eslabón más de las cadenas que estas insalubres multinacionales quieren ponerle a todas las poblaciones.

La autora es investigadora del Grupo ETC

###############################

¿Papitas fritas cancerígenas?



Expertos en salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) comienzan este martes una reunión de tres días para estudiar los informes que señalan que la papas fritas y otros alimentos ricos en carbohidratos pueden generar sustancias cancerígenas.

La reunión de 25 expertos responde a un estudio hecho por investigadores suecos que concluyó señalando que una sustancia cancerígena, la acrilamida, se produce cuando alimentos como las papas, los cereales y el arroz se fríen o se cocinan en el horno.

La investigación señaló que el contenido de acrilamida en las papas fritas podría ser hasta 500 veces superior al límite máximo que la OMS permite en el agua potable.

"Desde entonces, las agencias alimentarias del Reino Unido y Noruega también han hallado resultados similares", expresó la OMS en un comunicado previo al inicio de la reunión.

Sustancia peligrosa

La acrilamida se usa en algunos pegamentos y también en mínimas dosis en el proceso de purificación del agua explicó Jorgen Schlundt, coordinador del programa de seguridad alimentaria de la OMS.

En dosis demasiado altas podrías causar daños al sistema nervioso, impotencia, parálisis y probablemente cáncer.

Agregó Schlundt que los alimentos sospechosos en los estudios realizados hasta ahora son los que contienen altos niveles de almidón que se cocinan a temperaturas muy altas, por encima de los 180 grados Celsius.

"Estamos en la primera fase de la investigación", destacó el funcionario.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos clasifica la acrilamida como "un probable cancerígeno humano de riesgo moderado".

############################

"El festival de los ausentes", titula la prensa italiana sobre la cumbre de la alimentación

Padecen hambre 800 millones de personas en el mundo: Kofi Annan


La desnutrición cobra 24 mil vidas cada día, indica la FAO; denuncia "falta de voluntad política" para abatir la hambruna Difícil que los países desarrollados aporten mayores recursos


DPA, REUTERS Y AFP

Roma, 10 de junio. A pesar de que hay suficientes alimentos en todo el mundo, 800 millones de personas siguen padeciendo hambre, y cada día la desnutrición cobra 24 mil vidas, recordó hoy el secretario general de la ONU, Kofi Annan, al inaugurar aquí la Cumbre de Alimentación convocada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y el Agricultura (FAO), cita a la que únicamente asistieron dos jefes de Estado de los países desarrollados.

Esta indiferencia de las naciones ricas ante el drama del hambre en el mundo fue criticada por Annan y por el director de la FAO, Jacques Diouf, mientras el papa Juan Pablo II también denunció la ausencia de solidaridad de los países más poderosos del planeta.

Ni siquiera los militantes antiglobalización parecen tomar tan en serio como antes el tema del hambre. Cientos de miles de manifestantes eran esperados en Roma, pero esta vez hubo menos de 20 mil personas en una marcha. "El festival de los ausentes", "La cumbre de los charlatanes", titularon algunos diarios italianos.

"Es tiempo de actuar", afirmó el secretario general de la ONU. "En este mundo de la abundancia tenemos el poder de acabar con el hambre. Nuestra incapacidad de alcanzar este objetivo debería llenarnos a todos de vergüenza", sostuvo.

Meta imposible de cumplir

Hace seis años, la FAO se había fijado como objetivo reducir el número de personas que padecen hambre en el mundo a la mitad, en un plazo de 20 años, de 840 millones a 400 millones de personas. Pero desde 1996 apenas 25 millones han sido borrados de la lista de hambrientos.

El director general de la FAO denunció la "falta de voluntad política" para cumplir con la promesa hecha hace seis años, y consideró que si la lucha contra el hambre sigue a ritmo tan lento, se tardará 60 años en alcanzar el objetivo que se había fijado para un plazo de 20.

"El hambre crónica suele caer en la indiferencia, porque no hace ruido ni produce imágenes espectaculares para transmitirlas por televisión", aseguró el senegalés Diouf. Antes del inicio de la cumbre, que durará cuatro días, el funcionario se había quejado sobre la ausencia de jefes de Estado o gobierno de los países industriales, con la excepción de Italia y España: "Este es un buen indicio de la prioridad política que le conceden a la tragedia del hambre", acusó.

En esta jornada, Diouf exigió un programa adicional contra el hambre por un monto de 24 mil millones de dólares, así como un acceso justo de productos agrarios de países en desarrollo al mercado agrícola mundial. Al agricultor de un país rico le dan 12 mil dólares al año; a uno en un país en desarrollo, 6 dólares, indicó el director general de la FAO.

Por su lado, interrogado por Reuters sobre si las naciones ricas deberían poner un alto a sus políticas proteccionistas en la agricultura, Annan respondió: "Absolutamente. No podemos hablar de libre comercio y de mercados verdaderamente abiertos si estamos haciendo eso". "¿Qué sentido tiene ayudar a las granjas de productos lácteos en un país en desarrollo y luego vender leche en polvo subsidiada a su economía?", agregó.

Sin embargo, las naciones ricas seguramente se opondrán a los pedidos de más fondos, como también a la demanda de reducción de subsidios a la agricultura. Actualmente, la ayuda en materia de agricultura de los países ricos es de unos 11 mil millones de dólares, contra unos 15 mil millones de dólares en 1998.

Durante la primera jornada de la cumbre fue adoptada una declaración que ratifica los principios adoptados hace seis años, pero que no implica mayores aportes económicos ni medidas concretas.

Aunque la declaración de este lunes señaló que todo el mundo tiene "el derecho de acceder a alimentos seguros y nutritivos", continuó la oposición de Estados Unidos a esa cláusula, por temor a que deje abierta la puerta a futuros reclamos legales por parte de países azotados por hambrunas.

La mayoría de los jefes de Estado africanos que participaron este día, un total de 23, pronunciaron mensajes en los que pidieron mayor acceso de productos propios a los mercados internacionales, y un alivio de la deuda que los oprime.

El presidente de Zimbabwe. Robert Mugabe, elogió la reforma agraria emprendida en su país como base de lanzamiento para combatir el hambre y la pobreza. Mugabe decidió asistir a la cumbre aprovechando la inmunidad diplomática de la ONU, para evadir así una prohibición de viajes impuesta por la Unión Europa debido al trato que le ha dado a sus opositores políticos.

"Conviene ayudar"

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que a Occidente le conviene aliviar el problema del hambre: "Las ideologías del terrorismo surgen precisamente donde uno encuentra hambre, miseria y pobreza", sostuvo el gobernante del país anfitrión.

El jefe de gobierno español y actual presidente de turno de la Unión Europea, José María Aznar, invitó a su vez a los gobiernos a respetar los derechos humanos y la democracia para lograr la erradicación del hambre. También señaló que "la Unión Europea es el primer donante del mundo en ayuda oficial al desarrollo."

Dos caribeños, el presidente de República Dominicana, Hipólito Mejía, y el de Haití, Jean Bertrand Aristide, intervinieron en la primera jornada para reiterar que se necesita "voluntad política" para erradicar la pobreza.

En un mensaje enviado a la cumbre y leído por el cardenal Angelo Sodano, número dos del Vaticano, el Papa denunció "la ausencia de una cultura de la solidaridad" que permita derrotar el hambre. "Si los objetivos de la cumbre de 1996 no han sido alcanzados, es por la ausencia de una cultura de la solidaridad", sostuvo Juan Pablo II.

Al tiempo que se realizaba la cumbre en Roma, en las afueras de esa ciudad cientos de organizaciones de ayuda asistían a un "contraforo".

La organización de protección al medio ambiente Greenpeace criticó los crecientes cultivos de alimentos manipulados genéticamente en el tercer mundo, ya que los agricultores de esos países se vuelven más dependientes de las empresas trasnacionales. Como uno de los ejemplos más negativos puso el caso de Argentina, donde el cultivo de soya manipulada genéticamente llevó a la concentración de tierras.

El uso de transgénicos es recomendando por la FAO, con la advertencia de que hay que mantener ciertas precauciones y que cada país debe tener sus propias reglas en la materia.

##########################################

Con la comida… ¡no se juega!


Mariano Cereijo Gelo


Consultor medioambiental y ecologista español
Correo electrónico: marianocege@yahoo.es



Controversias, dudas, discusiones y más. Los cultivos transgénicos y los organismos genéticamente modificados (a partir de ahora OGM) son capaces de provocar esas situaciones y otras. Pero al parecer, un sector importante e influyente de la sociedad y la política mundial está empecinado en comparar los avances en genética con la antesala del paraíso terrenal, un hada madrina o el genio de Aladino.

Pero mi verdad sea dicha, este nuevo avance de la ciencia es la cueva de Alí Baba para las multinacionales y una piñata llena de sorpresas para el resto de los mortales que ni la misma ciencia sabe predecir el tipo de "confites" que alberga en su interior... y si no, pregunten a la oveja Dolly.

¿Comulgaremos con ruedas de molinos?... Empecemos.

¿Qué es un gen? ¿Qué es manipulación genética?

Para mí es fundamental que el pueblo, cuando se le habla de OGM, sepa de qué se le habla. Para hacerlo hay que huir de la típica y soporífera jerga tecnocientífica especializada en explicar las cosas con un vocabulario incomprensible para las mayorías. Por eso, en temas tan espinosos es obligatorio dirigirse al pueblo con un lenguaje entendible.

Un gen es cada uno de los trozos de ADN que contiene la información sobre el funcionamiento y reproducción de cualquier ser vivo. Por ejemplo, el color de los ojos, la textura de una determinada fruta o el crecimiento de las células del estómago están determinados por los genes de cada individuo.

Un OGM es un ser vivo de una determinada especie al que se le ha cortado uno o más genes de su cadena de ADN y se le ha añadido uno o más genes de otra especie para darle propiedades y características inéditas en su especie. Por ejemplo, se ha modificado un tomate al que se le añadió un gen de otra especie con la finalidad de que su piel tarde más en madurar y pudrirse, dándole así una propiedad extraña y nueva en su especie. Este tomate pasa a ser transgénico. Las otras propiedades del tomate siguen su curso biológico normal. Por lo tanto, es probable encontrarse un tomate con un envoltorio (piel) de ensueño y unas propiedades intrínsecas, como las vitaminas, dañadas y caducas.

Estos tomates -comercializados por una multinacional- pueden ser transportados a distancias más lejanas sin aparentemente dañarse. Consecuentemente se abren nuevos mercados, se aumenta la producción y se elevan los beneficios económicos para los accionistas de las empresas productoras. Las consecuencias de esta modificación genética son dos: primera, el transporte genera contaminación; segunda, su producto compite a donde llega en total ventaja sobre los agricultores locales, que tienen las de perder y son los que acaban claudicando y agonizando ante estas poderosas empresas.

La manipulación genética es el nuevo caballo de Troya de las multinacionales agroquímicas, farmacéuticas y alimenticias. Es lo nuevo del sistema capitalista, inhumano e insensible. Todo vale para generar buenos dividendos: aplastar al agricultor, acabar con la biodiversidad, atentar contra el medio ambiente, amenazar la salud, obviar al consumidor, sobresaturar los campos con agroquímicos, enterrar lo ancestral, ridiculizar al pequeño, desinformar, engañar, profetizar, monopolizar, entrar en el despacho de Dios o de la madre Naturaleza. Modificar... ésa es la cuestión.

A propósito del arroz dorado (golden rice)

El "arroz dorado" o golden rice es el último lanzamiento de la industria de las especulaciones genéticas. Una modificación genética proporciona a este peculiar arroz la propiedad de generar vitamina A. A partir de aquí... la cortina de humo. La salvación de los pobres, el fin del hambre en el sur, la panacea, el paraíso terrenal, el cielo, el mundo en concordia, el "milagro de los panes y de los peces", la "venida de Dios en forma de arroz" (¿no será alguna profecía perdida del Popol Vuh?). Se dice de él lo siguiente: "El arroz dorado es el primer ejemplo de cultivo transgénico capaz de beneficiar a los agricultores y consumidores"; entre sus "beneficiarios se incluye a un millón de niños que muere cada año (...) y otros 350 mil que quedan ciegos por la misma causa".

Pero... aterricemos. No es todo tan bonito como lo pinta el sistema. Greenpeace nos proporciona información interesante al respecto: "Curiosa preocupación súbita de esta empresa por la salud mundial, cuando no tuvo empacho de poner una denuncia contra Sudáfrica por vender los fármacos contra el sida más baratos" (1) (se refiere a la empresa que comercializa el arroz dorado). Es decir, a esta transnacional le importa la niñez ciega y desnutrida, pero no los enfermos del sida en Africa. ¿Alguien lo entiende? ¿Tiene credibilidad este arroz? ¿Y la empresa? Más datos.

El texto promocional del arroz dorado nos informa que la provitamina beta-caroteno proporcionada por este transgénico se convierte en el cuerpo humano en vitamina A, necesaria para nuestro organismo. Lo que no dice es que "...para que el beta-caroteno pueda ser fácilmente asimilable por el organismo, es conveniente que no se den otras deficiencias nutritivas como la falta de zinc o ácidos grasos" (1). Es decir, que si en las pobres dietas de los países del sur faltan otros nutrientes, el milagro arrocero simplemente se desvanece.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta diaria de 400 a 800 microgramos de vitamina A. Es decir, traducido a la cantidad de arroz que necesitaríamos consumir, ésta sería de nueve kilogramos de arroz cocido al día" (1) -se refiere al arroz milagroso-. Sin palabras. Se requiere un buen estómago... y una buena letrina. Se esfuma la cortina de humo, desaparece la mentira mediática de las multi. La realidad desnuda aparece ante nuestras narices. Todo es un bolo para humanizar lo que no es humanizable.

La diversificación de la dieta con alimentos que de forma natural ya contienen la vitamina A o la provitamina beta-caroteno es la solución más normal y viable. Muchos se encuentran en los países del sur y son cultivados por pequeños campesinos. Por lo que además de satisfacer las necesidades nutritivas de las personas, se beneficia la pequeña y frágil economía de lo agricultores locales.

Riesgos de los OGM

En la salud pública:

a) Aparición de nuevas alergias (2).

b) Pérdida de eficacia de los antibióticos (2). Es, sin duda, una de las máximas preocupaciones de la comunidad científica y médica mundial independiente.

c) Posible formación de peligrosos virus y bacterias (3). Los OGM liberados en el medio ambiente pueden mutar o transferir sus genes nuevos a otras especies. Los resultados son impredecibles.

d) En algunos casos, potenciar enfermedades cancerígenas. Caso conocido es el de la hormona de crecimiento rBGH manipulada genéticamente para obtener más leche de las vacas. Ésta sale sobrecargada con altos niveles de la hormona natural IGF-1. Con ella, los varones son cuatro veces más propensos a contraer cáncer de próstata y las mujeres siete veces más a desarrollar cáncer de mama (4).

Riesgos en el medio ambiente

a) Contaminación y erosión genética al transferir los genes modificados a otras especies no deseadas. Al cultivar una especie modificada genéticamente para resistir los efectos de un herbicida, nuestro cultivo -por efecto de la manipulación- puede resistir al herbicida, mientras que el resto de hierbas y plantas parásitas perecen frente a los efectos del químico.

Ahora bien, ¿qué puede suceder si los insectos o el viento transportan el polen de la especie resistente a otras plantas de la misma especie, o a otras de diferente, ambas no alteradas genéticamente?. "La planta que surja de este cruce poseerá también este gen de resistencia. Lástima. Sobre todo, si se trata de una planta parásito de la cual los agricultores tienen que proteger sus cultivos" (2). El agricultor tiene que aumentar la cantidad de herbicida (observen cómo todo es un truco para ganar dinero) o, llegado el extremo, abandonar el tratamiento y buscar uno nuevo.

Existen numerosos casos donde los genes nuevos se han encontrado en otras especies no manipuladas y en campos de cultivo donde no existía ninguna planta alterada. Es decir, otro riesgo que conlleva esta contaminación es la capacidad de propagación de los genes nuevos.

b) Pérdida de la biodiversidad y alteración de ecosistemas y agrosistemas. Por citar un ejemplo "El arroz basmati no es más que una de las 100 mil variedades de ese cereal que han obtenido los agricultores de la India" (5). La manipulación genética se basa en el monocultivo intensivo de la especie manipulada. Es decir, grandes extensiones cultivadas con una variedad manipulada, tratada con químicos de forma industrial, y donde los beneficios directa o indirectamente van a parar a manos de una multinacional.

Es lo opuesto al cultivo tradicional donde participan muchas variedades de una misma especie obtenidas por cruzamientos naturales realizados por pequeños campesinos o cooperativas, y cultivadas atendiendo a las características de cada zona. En el caso del arroz, de 100 mil especies en la India, las corporaciones agroquímicas pueden proponer dos o tres alteradas genéticamente.

c) Contaminación de suelos y acuíferos. Otra consecuencia que se deriva del aumento en la utilización de químicos (repasar el primer punto de este apartado) es la masiva contaminación de suelos con la consiguiente desaparición de los microorganismos que tanto favorecen el crecimiento de los cultivos. Otros amenazados son los insectos beneficiosos.

Riesgos para los agricultores

a) Más herbicidas. Con la denominada "revolución verde" de los años cincuenta del siglo pasado, las multinacionales, con sus productos químicos, proclamaron sandeces similares a las que hoy proclaman con los cultivos transgénicos; o lo que es lo mismo: acabar con el hambre, aumentar la producción, arrasar con las plagas, etcétera. Medio siglo después, los resultados difieren mucho de sus proclamas iniciales. Tierras y aguas contaminadas, monocultivos, sobreexplotación de parcelas, dependencia de los agricultores, monopolios, pérdida de la biodiversidad y de vidas humanas. Pongamos un solo ejemplo: el caso del nemagón. Éste es el nombre comercial de un agroquímico creado y utilizado por multinacionales estadounidenses en la década de los setenta que se aplicó en las fincas bananeras de 12 países, entre ellos los centroamericanos. Las consecuencias han sido trágicas: cerca de 70 mil personas fueron sus víctimas pues resultaron muertas, enfermas, o sus descendientes afectados por el uso del nemagón.

Al mismo tiempo, la "revolución verde" produjo la desaparición de tradiciones ancestrales, erosión genética, avance de la frontera agrícola... y la resistencia de las plagas. Éstas tienen la capacidad de mutar y adaptarse a los efectos de los herbicidas. El agricultor, consecuentemente, aumenta la cantidad de éste. Un estudio detallado de lo que ha sucedido en México y otros países latinoamericanos con los agroquímicos y sus efectos en la salud pública y el medio ambiente en general es el publicado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México en 1992.

b) Disminución de la producción. Se han detectado casos donde los cultivos disminuyeron su producción o simplemente se perdieron. Esto tiene una explicación. Por ejemplo, un arroz modificado genéticamente es imposible que reaccione de igual manera en Latinoamérica y en la India. ¿Por qué? Por algo muy simple: las condiciones y características propias de cada región son diferentes. El clima es diferente y los microclimas de cada zona todavía más, los microorganismos del suelo también, la interacción entre las diversas especies, las redes alimenticias y las cadenas tróficas lo mismo, las plagas, los procedimientos de cultivo, etcétera...

Por este motivo, un mismo cultivo transgénico puede funcionar en la India pero resultar muy mal en Latinoamérica. Además, a pesar de las precisas y complejas pruebas de laboratorio, es imposible imitar todas las condiciones exactas que el cultivo sufrirá en el campo. Las multinacionales ofrecen muy pocos cultivos manipulados frente a la diversidad natural existente creada a través de los años por los agricultores y campesinos, atendiendo a las necesidades y características de los campos de cada zona o país; por eso se dice que la técnica genética es estéril.

c) Biopiratería. ¿Cuál es el procedimiento de enriquecimiento? Se crea un cultivo transgénico; las autoridades competentes le dan todas las facilidades para patentarlo y finalmente se vende. Se crea aquí el monopolio, la dependencia y la agonía del campesino ya que las multinacionales desarrollan procedimientos de control sobre éstos; "…sobre semillas modificadas genéticamente para garantizar que no germinen luego de cosechadas, lo que obliga a los agricultores a comprar semillas cada temporada". "Terminar con la germinación es un medio de acumulación de capital" (5). Además, el campesino que opta por los cultivos transgénicos debe firmar un contrato con la multinacional en el que se compromete a no compartir las semillas con otros campesinos bajo amenaza de recibir sanciones económicas fuertes. Se acaba así con una práctica milenaria. Otros medios de control rozan el surrealismo. Desde teléfonos donde un campesino denuncia el supuesto fraude de otro (infundiendo valores propios del capitalismo, como individualismo, egoísmo, competencia y envidia), hasta auténticas investigaciones y redadas en los mismos campos de cultivo.

Otros riesgos de la ingeniería genética

a) Para los países del sur. Imagínense por un momento que estas multinacionales crearan un café transgénico capaz de crecer en los países del norte. ¿Qué pasaría con los países del sur que basan una parte importante de su economía en este cultivo? ¿Y con el campesinado?

b) Referente a pruebas y experimentos arriesgados. Si ha de realizarse una determinada prueba a un OMG que conlleve un peligro o riesgo considerable, ¿dónde piensan que se efectuaría? Indudablemente en los países del sur donde la legislación es más permisiva y suave, y los medios de detección más precarios. Estemos atentos.

c) Armas biológicas. Con la experimentación genética no se abre un abanico de posibilidades… ¡se abre un universo!

d) Para la raza humana. Puede ser que en un futuro el campo de los OGM trascienda todo límite de moralidad para entrar a experimentar con los humanos. ¿La raza perfecta? ¿Seres humanos a la carta… con ojos azules, altos y guapos? Si Hitler estuviera vivo…

e) Selección de personal. Con la genética, podemos determinar la vulnerabilidad de ciertas personas a ciertos contaminantes o situaciones. En Estados Unidos, algunas empresas se aprovechan de esto para seleccionar a ciertas personas para algunos trabajos de riesgo. En Inglaterra, empresas de seguros estudian a sus posibles clientes para ver si son propensos a ciertas enfermedades; si les conviene, los aseguran, si no, de ninguna forma.

La realidad es que…

El 76 por ciento de los franceses rechazan comer alimentos transgénicos (6); la comisión de encuestas sobre seguridad alimenticia reclama la prohibición de los OGM (7); hay un descenso en la demanda de estos productos por parte de los consumidores de todo el mundo (8); los mayores supermercados británicos han excluido los ingredientes modificados genéticamente de sus marcas; 33 organizaciones, sindicatos y asociaciones de consumidores norteamericanos han firmado un manifiesto donde exigen protección frente a los OGM (9); existe otro acuerdo firmado en Roma por algunos países africanos en donde rechazan los cultivos transgénicos y se declaran partidarios de la agricultura tradicional.

En conclusión…

El mundo es de todos. Nuestros hijos nos lo han dejado prestado, se lo tenemos que devolver para que ellos lo puedan disfrutar. Es una obligación moral de todo el mundo. Trabajemos, luchemos, no nos dejemos llevar por los discursos vacíos de políticos, economistas y algunos científicos. Ánimo; es mucho lo que podemos hacer.

Para más información theecologist.orggreenpeace.es o altern.org/infogm, entre miles.

Bibliografía:

1. Revista informativa de Greenpeace España, núm. 57, pág. 21.

2. The Ecologist en español, núm. 5, pág. 50, "La granja de Franskenstein".

3. The Ecologist en español, núm. 4, pág. 36, "La trampa biotecnológica".

4. The Ecologist en español, núm. 4, pág. 28, "Ganadería industrial, vacas con mala leche".

5. The Ecologist en español, núm. 4, pág. 22, "Por la fertilidad y la vida, contra las multinacionales".

6. Sondeo BVA, encargado por Greenpeace en 1998.

7. Le Monde, 6 de abril de 2000.

8. The Ecologist en español, núm. 5, pág. 8, "OMG’s por la puerta trasera".

9. The Ecologist en español, núm. 3, pág. 52, "Goteras en la Casa Blanca".

10. Restrepo Iván, Los plaguicidas en México, Comisión Nacional de Derechos Humanos, México, 1992, 296 p.


#######################################

Miércoles, 22 de mayo de 2002

¡Peligro, Tierra!



No queda prácticamente rincón del planeta que se haya librado de la acción del hombre.


Si no se toman urgentes medidas, nuestro planeta ofrecerá un panorama desolador en los próximos 30 años.
Así lo advierte un informe publicado este miércoles por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
Aunque el estudio destaca progresos en algunas áreas desde que se estableció el programa en 1972, la tendencia en general es adversa, especialmente en los países pobres.
Bajo el título de "Perspectiva del Medio Ambiente Mundial-3" o "PMAM-3", la investigación reúne el trabajo de más de 1.000 autores y servirá de base a la próxima cumbre mundial sobre desarrollo sustentable a realizarse en Joahannesburgo entre el 26 de agosto y 4 de septiembre.

La mano del hombre

Hacia el 2032, más del 70% de la superficie de la Tierra estará afectada por la acción del hombre como carreteras, minería, edificaciones y otras obras de infraestructura.
América Latina y el Caribe serán las regiones más afectadas, seguidas por la región Asia-Pacífico, donde la rápida y mal planificada infraestructura será la causa de toda clase de daños ambientales.
La erosión del suelo es un factor clave en la degradación de la tierra, dice el documento. El 15% de la capa de tierra del planeta, o sea un área mayor que Estados Unidos y México juntos, están consideradas hoy, degradadas a causa de la actividad humana.
Cerca de la mitad de los ríos del mundo están seriamente degradados y contaminados, lo que en perspectivas significa que en 30 años, más de la mitad de la población mundial vivirá en áreas con escasez de agua potable.
El 12% de los pájaros y el 24% de los mamíferos en todo el mundo están considerados bajo amenaza.

No tan lúgubre

Al presentar el documento este miércoles, el director ejecutivo del PNUMA, Klaus Toepfer, remarcó que no era "ni un panorama fatalista ni tampoco un barniz a los urgentes desafíos que enfrentamos todos".
"Esto no puede ser sólo responsabilidad de los políticos, ya que todos tenemos acciones en esta empresa", expresó.
Junto a la advertencia, Toepfer se mostró optimista por algunos logros alcanzados desde la creación del PNUMA en la conferencia mundial de Estocolmo, hace 30 años.
Entre estos destacó, la reducción de la hambruna, la que en tres décadas podría declinar hasta un 2,5% de la población mundial.
Consideró también como un elemento positivo, los esfuerzos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, que -dijo- "podría estabilizarse con el suficiente empeño del sector público y privado".

Desastres naturales

A pesar de estos signos optimistas, la investigación observa con preocupación el salto en el número de víctimas por desastres naturales.
De un promedio anual de 147 millones de personas afectadas por estos fenómenos en los '80, el número creció a 211 millones en la siguiente década.
En 1999, las pérdidas financieras globales por estos desastres estaban estimadas en US$100.000 millones.
De hecho, tras todas las evaluaciones y previsiones del informe, se percibe el espectro del recalentamiento global debido a emisiones realizadas por el ser humano y su potencial para causar estragos en los años que vienen.

#############################################################


17 de mayo del 2002

Energía atómica o cambio climático: los dividendos de un falso dilema


El País

En estos momentos, en ninguno de los 15 Estados miembros de la Unión Europea hay una sola central atómica en construcción. En siete de esos países -Portugal, Irlanda, Luxemburgo, Dinamarca, Italia, Grecia y Austria- no existe ninguna central nuclear en funcionamiento. Otros cuatro -Alemania, Suecia, Holanda y Bélgica- han decidido abandonar la energía nuclear en los próximos años. En los restantes no hay planes activos para construir reactores en el futuro.

En ese contexto, la comisaria de Energía y Transporte de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, ha propuesto que la Unión Europea enfrente los compromisos de Kioto acerca de la reducción de gases de efecto invernadero mediante la construcción de nuevas centrales atómicas. Su defensa de la energía nuclear ha encontrado una rápida respuesta por parte de la comisaria de Medio Ambiente, Margot Walström, quien ha señalado que la sociedad europea no tiene que elegir entre el cambio climático o las nucleares (entre la peste o el cólera dirán algunos). Incluso el ministro español de Medio Ambiente, Jaume Matas, se ha desmarcado públicamente de su compañera de partido.

La energía nuclear quedó excluida de la lista de medidas energéticas del Protocolo de Kioto, entre otras cosas debido a los argumentos defendidos por la Unión Europea. Resulta cuando menos sorprendente que una responsable de la Comisión se muestre abiertamente en contra de la política europea respecto al cambio climático. Sin embargo, las declaraciones de Loyola de Palacio no han sido una improvisación. Hace tiempo que ha asumido el papel de la gran lobbista nuclear en Europa, en una coyuntura internacional en la que el presidente estadounidense, George Bush, ha pedido reabrir la opción energética nuclear para su país.

Los intentos de la industria nuclear de aparecer como parte de la solución ante el grave problema ambiental del cambio climático comenzaron ya en los años ochenta. Con la caída de los precios del petróleo de esos años, la industria atómica empezó a sentir los efectos del cambio de tendencia respecto a su porción en la tarta energética mundial. El cambio adquirió tintes de declive tras la catástrofe de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) en 1986, catástrofe que ha dejado, hasta el momento y según cifras oficiales, un legado de siete millones de personas afectadas, 165.000 personas fallecidas y más de 240.000 millones de euros en pérdidas. Tras esa imponente tragedia, la credibilidad en la seguridad de la industria nuclear quedó irreversiblemente dañada a los ojos de la opinión pública.

En el año 2000, las 438 centrales atómicas activas en el mundo produjeron el 7,6% del total de la energía primaria consumida a nivel mundial. Según datos de la Organización Internacional de la Energía Atómica, su potencia instalada ese año era de 4.500 gigavatios, aproximadamente la treceava parte de lo que la OIEA había previsto para esa fecha, tras las crisis del petróleo de los años setenta.

En Estados Unidos, país que lideró el desarrollo de la energía atómica, no se ha ejecutado ningún nuevo encargo nuclear en los últimos 25 años. Solamente en ese país, más de 120 proyectos nucleares han quedado en el camino debido, fundamentalmente, a razones económicas. Con razón, la prestigiosa revista Forbes calificó en su día a la historia de la industria nuclear como el mayor fiasco en la historia económica estadounidense.

Las razones de ese declive son bien conocidas. En primer lugar, la energía nuclear es peligrosa.

La tragedia de Chernóbil puso punto final al debate sobre la seguridad de las centrales atómicas. En segundo lugar, la industria atómica no ha sido capaz de encontrar una solución satisfactoria al inmenso problema que supone generar residuos radiactivos, cuya vida activa se cuenta por siglos. Las cien próximas generaciones de seres humanos deberán vigilar los residuos radiactivos producidos en los siglos XX y XXI, lo que no parece, precisamente, un ejemplo de desarrollo sostenible. En tercer lugar, la energía nuclear ha perdido la batalla de la competitividad económica en unos mercados energéticos cada vez más liberalizados. Para la industria nuclear, la dura realidad es que los inversores privados la han abandonado hace tiempo. Se entiende que, sumida en un fuerte declive, la industria nuclear se agarre al problema del cambio climático como a un clavo ardiendo.

En los acuerdos de Kioto la Unión Europea se comprometió a reducir en un 8% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2008-2012 respecto a las de 1990. Según los informes remitidos por la Unión Europea a las Naciones Unidas, las emisiones de la UE en 1999 fueron un 4% menores que las del año de referencia, 1990. Para los próximos años, recientes estudios de la Comisión Europea citados por la Agencia Europea del Medio Ambiente señalan que los objetivos del Protocolo de Kioto son alcanzables si se adoptan una serie de medidas y políticas a nivel de los Estados miembros y de la Unión en su conjunto A la hora de evaluar las medidas para hacer viable el objetivo de Kioto es importante tener presente que las actuales emisiones de gases de efecto invernadero se originan en cinco grandes sectores: el 27% proceden del sector de la energía, el 22% del consumo doméstico, el 21% de la industria, el 20% del transporte y el 10% de la agricultura. De estos cinco sectores, el del transporte es el único que está incrementando su proporción en el total y lo está haciendo de manera explosiva -la comisaria de Energía y Transporte debería decir algo al respecto-. Es importante tener en cuenta dónde se están generando las emisiones, ya que se trata de promover una transformación profunda multidireccional en el consumo y la eficiencia energética que abarque a todos los sectores de la economía. Muy especialmente en el sector del transporte.

Las medidas desplegadas por la Unión Europea se basan, en buena medida, en las tres líneas que el movimiento ecologista internacional viene defendiendo desde hace años: ahorro, eficiencia y apoyo a las energías renovables. Incluyen instrumentos económicos -suprimir los subsidios a los combustibles fósiles y a la energía nuclear (Libro Verde de la Energía), precios eficientes de los combustibles de transporte e internalización de las externalidades ambientales asociadas al transporte. Incrementar la eficiencia energética en la industria. Apoyar los equipamientos energéticamente eficientes en los hogares. Promover programas de implantación de la mejor tecnología disponible (BAT) en las industrias europeas. Continuar cambiando el combustible utilizado en las centrales eléctricas -suprimiendo las basadas en el carbón-...

La comisaria de Energía y Transporte, Loyola de Palacio, es consciente de que, hoy en día, es inviable la opción de nuevas centrales nucleares en la Europa comunitaria, con o sin el Protocolo de Kioto actuando de coartada. ¿Por qué entonces su campaña pronuclear? Porque indirectamente ofrece un doble dividendo.

Por un lado, políticamente es útil para Gobiernos como el del Partido Popular, que es el que presenta las peores tendencias de emisiones entre los 15 países miembros de la Unión Europea respecto a los acuerdos de Kioto.

En el año 2000, las emisiones en España han sido un 33,70% superiores a las de 1990, cuando, según dicho acuerdo, no deberán superar el 15%. Al desviar la atención pública hacia la necesidad de construir nuevas centrales atómicas se crea una cortina de humo sobre la propia incompetencia del Gobierno en el tema del cambio climático. Al mismo tiempo, sutilmente se prepara a la opinión pública para que, llegado el momento, acepte el mensaje de que no se pudieron cumplir los objetivos de Kioto porque los ecologistas y sus compañeros de viaje no permitieron levantar nuevas centrales nucleares.

El segundo dividendo es económico. Las primeras generaciones de centrales atómicas están llegando al final de su vida útil (Zorita finaliza su teórica vida útil en octubre de este año). La industria nuclear europea quiere evitar a toda costa que, en los próximos años, se cierren las centrales actualmente en funcionamiento. Ello supondría su desaparición como industria en Europa y enviaría una señal 'muy negativa' a los mercados de los países en desarrollo.

Amortizadas ya las inversiones, la industria no quiere perder el enorme flujo de beneficios que le proporcionan los reactores. El tema es, por tanto, de hondo calado para la industria nuclear. Presionando a la opinión pública para que se creen nuevas centrales, el dividendo esperado es que, al menos, no se cierren las existentes.

##############################################

10 de abril del 2002

Entrevista con Percy Schmeiser



Monsanto contra los agricultores



WORLD WATCH

En la última década, la empresa química Monsanto se ha transformado en una compañía de biotecnología que proporciona a los agricultores muchos de sus insumos, desde plaguicidas a semillas. Pero estas semillas, que los agricultores deben comprar cada año, han sido manipuladas genéticamente para sobrevivir a dosis de herbicidas químicos producidos por la misma empresa. Hoy sólo hay un elemento que impide que empresas como Monsanto consigan imponer su estrategia comercial de controlar los suministros agrícolas: los agricultores que obtienen, mejoran y plantan sus propias semillas. World Watch entrevistó a uno de estos agricultores, el canadiense Percy Schmeiser, cultivador de colza que el pasado año perdió un pleito entablado por Monsanto por haber infringido supuestamente las leyes de patentes porque en algunas de sus parcelas habían brotado plantas de colza transgénica.

World Watch (WW): ¿Por qué los tribunales canadienses lo encontraron culpable de hurto de la colza transgénica de Monsanto si usted no plantó ninguna de sus semillas?

Percy Schmeiser: Mi supuesto delito fue infringir su patente, la patente de Monsanto de la colza transgénica resistente al herbicida glifosato, porque había algunas plantas transgénicas en mi parcela. El tribunal falló que no importaba cómo [la colza transgénica de Monsanto] llegó allí, ya sea por polinización cruzada, arrastrada por el viento, caída de los camiones que transportan las semillas, a través del agua de lluvia, o transportada por los pájaros y abejas. El hecho es que allí había algunas plantas y eso significa que soy culpable.

WW: ¿En que se diferencia eso de si, por ejemplo, yo tiro mis cosas en el patio de mi vecino y entonces es arrestado por robo?

Schmeiser: Es exactamente la misma cosa. La gente dice aquí que si no te gusta tu vecino, todo lo que tienes que hacer es tomar un puñado de semillas de colza transgénica de Monsanto y lanzarlo a parcela, y luego llamar a Monsanto un mes o seis semanas después y decirles "oiga, mi vecino está cultivando colza transgénica". Básicamente lo que el juez dictó es que el contaminador no paga, es la persona que sufre la contaminación la que paga. Es como lo que pasó en Alaska cuando el buque Valdez derramó todo ese petróleo. Excepto que según esta sentencia habría que pagar a Exxon por la limpieza. Lo que el juez sentenció tiene grandes implicaciones. Él declaró que si yo tengo una planta de colza convencional y ésta es contaminada por polinización cruzada por la colza transgénica de Monsanto, mi planta pasa a ser su propiedad. Así que usted ve el enorme alcance de esta sentencia. Monsanto contaminó las semillas que desarrollé durante 53 años, y arruinaron mi esfuerzo. Ya no las puedo volver a usar más. El juez también decidió que todos los ingresos de mi cosecha de 1998 vayan a Monsanto, incluso de dos parcelas en donde los análisis demostraron que no había la colza transgénica y otra que no fue analizada. Él juzgó que incluso los ingresos de esas parcelas irían a Monsanto porque había alguna probabilidad de que hubiera alguna semilla transgénica de la compañía porque yo "guardaba las semillas"-estaba plantando mis propias semillas procedentes de la cosecha de la estación anterior.

WW: ¿Cómo descubrió Monsanto las semillas de colza transgénica en su propiedad?

Schmeiser: Básicamente, uno de mis vecinos (no puedo dar su nombre), un granjero que había trabajado para Monsanto como su representante de ventas durante dos años, usó la línea caliente de Monsanto para informar que había colza transgénica en mis tierras. Previamente él había plantado colza transgénica el año anterior en algunas de las tierras que cultivo. Esa fue la tierra que él denunció. La evidencia muestra que él cultivó la colza transgénica antes de haber sido autorizada en 1996 porque trabajaba para Monsanto.

WW: ¿Cómo cree que la colza transgénica de Monsanto llegó a sus tierras?

Schmeiser: Podría haber algunas semillas transgénicas del antiguo agricultor. Pero como soy mejorador de semillas y cultivo colza desde hace mucho tiempo, creo que se debe al movimiento directo, y que las semillas hayan sido transportadas por el viento o hayan caído de los camiones de los agricultores. La carretera principal que conduce a la planta de tratamiento de la colza atraviesa mis tierras en un tramo de tres kilómetros. Un agricultor testificó que él perdió una gran cantidad de colza transgénica, suficiente como para sembrar 2.000 acres. Supongo que el juez quizás no entendió totalmente la situación: la colza se poliniza de forma abierta, y puede extenderse bastante fácilmente, a diferencia del maíz o la soja. La colza requiere el corte, como el heno, y debe ponerse en filas a secar. La colza seca puede ser arrastrada por el viento a grandes distancias, o cuando nieva en invierno. No es raro que las semillas se desplacen 10 ó 15 kilómetros.

WW: ¿Cuánto le ha costado este caso? ¿piensa usted apelar?

Schmeiser: Sí, he apelado. Y muy probablemente no se verá hasta la primavera. Hasta ahora me ha costado alrededor de 200.000 dólares canadienses (125.000 dólares de EE UU). Básicamente, mi esposa y yo, que tenemos ambos 70 años de edad, hemos financiado la defensa con nuestros fondos de pensiones porque pensamos que es muy importante que los agricultores puedan usar sus propias semillas. Es probable que el coste de la apelación ascienda a 80.000 dólares canadienses (50.000 dólares de EE UU). Ahora que he apelado, Monsanto contraataca reclamando un millón de dólares canadienses (625.000 dólares de EE UU) en lugar de sólo mis ingresos por violar supuestamente su patente y para cubrir los costes judiciales.

WW: ¿Hay alguna probabilidad de que los agricultores puedan ganar?

Schmeiser: A fin de cuentas, ¿cuál es el propósito de todo esto? El fin es el absoluto control del suministro de semillas. Los agricultores ahora empiezan a darse cuenta de cómo estas multinacionales están intentando controlar el suministro de semillas usando las leyes de patentes. Usted puede tener todos los derechos de los agricultores del mundo, la propiedad de la tierra o lo que ellos llaman "los privilegios de los agricultores", donde el agricultor siempre tiene el derecho de cultivar a partir de semillas que ha producido en los años anteriores. Pero ahora, los tribunales han sentenciado que ya no se puede hacer eso, porque hay una posibilidad de que se infrinjan las patentes de Monsanto, porque las semillas podrían tener rasgos transgénicos debido a la polinización cruzada y todos los otros factores que antes mencioné. Eso suprime los derechos de los agricultores, su libertad de opción para poder plantar y cultivar lo que quieren para su región. Y esto no sólo tiene implicaciones serias aquí en el norte de Estados Unidos, sino para todo el mundo. Las personas no podrán guardar sus semillas sólo porque pueden estar contaminadas con transgénicos. Y al año siguiente, Monsanto puede decir: "Oh, usted no puede cultivar eso," ya sean frutas, árboles o verduras, porque usted está violando su patente. Así que es un control completo del suministro de alimentos a través de las semillas. Y la venta de semillas es un negocio de miles de millones de dólares en todo el mundo. ¿Por qué Monsanto ha gastado en los últimos años más de 8.000 millones de dólares de EE UU en la adquisición de empresas de semillas por todo el mundo? Era una empresa química, y ya es la segunda compañía de semillas más grande del mundo. Eso nos dice exactamente cuales son sus intenciones. Cuando controlen las semillas, les dirán a los agricultores que tienen que pagar 15 dólares por acre cada año a cargo de la biotecnología, y tendrán que comprar tanto las semillas como los plaguicidas de Monsanto. Esto es importante porque los derechos de Monsanto sobre las patentes de sus productos químicos han caducado en Estados Unidos y Canadá, por lo que tienen que encontrar una nueva manera de poder vender el herbicida Roundup Ready (glifosato) a los agricultores. Pueden lograrlo controlando el suministro de semillas. Si usted no compra su herbicida, usted no consigue sus semillas.

WW: Usted dijo que perdió la variedad de colza que había obtenido tras 53 años; ¿cómo afectarán las prácticas de Monsanto y empresas similares al suministro de otras semillas indígenas?

Schmeiser: Tenemos dos enfermedades importantes que afectan a la colza, y yo he desarrollado una variedad resistente a ambas enfermedades. Ahora Monsanto les dirá a los agricultores: ustedes sólo pueden cultivar colza cada cuatro años, o sufrirán los efectos de las enfermedades. Yo pude cultivar la colza 10 años seguidos en la misma parcela sin sufrir los efectos de las enfermedades, y lo perdí todo a causa de la contaminación de la variedad transgénica.

Hay que recordar que todas las semillas y plantas que se han desarrollado en América del Norte, en Estados Unidos y Canadá-maíz, soja, colza, trigo o cebada- las han desarrollado los agricultores. Ellos son los que obtienen mejores variedades, porque adaptan las plantas a la región en la que viven. Si yo desarrollo variedades de colza o trigo en mi área, éstas no servirían a 80 ó 150 kilómetros de aquí debido a las condiciones climáticas y a los suelos. Monsanto entró muy recientemente en el negocio de las semillas y sólo obtuvo la primera aprobación en 1996. No necesitamos que Monsanto nos enseñe cómo cultivar la colza. Ellos quieren enseñarnos qué hacer sólo para controlarnos y poder vendernos más productos químicos.

Ahora mismo sería muy difícil encontrar un campo de colza en el oeste de Canadá que no esté contaminado con la colza Roundup Ready (glifosato). No importa si usted nunca la cultivó y que sólo plante trigo o cebada, sus tierras estarán contaminadas con colza transgénica. Algunas semillas de colza pueden permanecer inactivas sin problemas en la tierra durante cinco y hasta diez años. Y de una diminuta semilla transgénica crece una planta que producirá más de 10.000 semillas en un año. Una pequeña semilla arrastrada por el viento puede contaminar un campo en dos años. No nos libraremos en la vida de la colza transgénica en Canadá.

WW: Por tanto, si no se logra recurrir la sentencia, eso significa que Monsanto puede perseguir a cualquier agricultor en Canadá.

Schmeiser: O en el mundo. Y por eso persiguen a los agricultores en Dakota del Norte, en este caso por la soja, y los procesan por las mismas razones. Las empresas de semillas transgénicas han dicho, "A ningún agricultor se le debe permitir usar en la vida sus propias semillas." Esa es la base de este pleito. Está en juicio la libertad de los agricultores. La libertad para poder usar nuestras propias semillas. Porque si perdemos esa libertad y no luchamos por ella, habremos perdido el control sobre la totalidad de las labores agrícolas, convirtiéndonos simplemente en siervos de la tierra. Yo tengo 70 años de edad. Estaría mejor pescando con mis nietos en lugar de luchar contra una empresa multinacional. Sé contra quién estoy, y sé que ellos tienen inmensos recursos, y por eso espero poder continuar recibiendo la ayuda de las personas, porque, como me han dicho, éste no es sólo el caso de Percy Schmeiser. Es el juicio de todos los agricultores del mundo, y se decide si podrán mantener sus derechos y la libertad de poder usar sus propias semillas.

Entrevista dirigida por Brian Halweil, Danielle Nierenberg y Curtis Runyan. Traducción de José Santamarta

Para más información sobre los transgénicos y los derechos de los agricultores, visitar la web: http://www.percyschmeiser.com o escribir al Fondo de Defensa de Percy Schmeiser, Box 400, Bruno, Saskatchewan, Canadá, SOK OSO.

Ver el libro Transgénicos. Ingeniería genética, alimentos y nuestro medio ambiente de Luke Anderson, Gaia Proyecto 2050, Madrid, 2001.


############################################################################################

PARA SALIR DE LA CRISIS NECESITAMOS CAMBIAR EL MODELO Y ABANDONAR LOS CULTIVOS DE SOJA OGM



Somos un país ocupado por las Empresas transnacionales de las semillas. Durante la Dictadura militar primero y luego con las políticas implantadas durante los años 90, nos transformaron en un país inviable, un país productor de sojas transgénicas y exportador de forrajes. Los resultados de ese modelo rural extractivo han sido en primer lugar el despoblamiento del campo y el desplazamiento de grandes masas desarraigadas a los cinturones de pobreza urbana. En segundo lugar, las inundaciones de más de cinco millones de hectareas producto de la agriculturización y el abuso de herbicidas que extinguen la vida microbiana del suelo e impiden la retención de las aguas. Y en tercer lugar, la creciente pobreza y un hambre jamás experimentado en la Argentina aún en épocas de extrema miseria. El actual éxodo de los argentinos al exterior no se debe tan sólo al desempleo y a la falta de futuro, el modelo rural implantada esta poniendo en serio riesgo la existencia misma de la vida rural y ese desarraigo extendido se refleja y afecta la vida de las grandes ciudades y convierte a los argentinos en seres desolados y sin destino.

Con el modelo productivista y la carrera para disminuir los costos de los commodities, en realidad lo que hacemos es sencillamente subsidiar la producción de carnes en Europa. Además, está probado que cuanto más producimos más pobres somos.

Ahora, en medio de una crisis creciente y formidable y como si nada les bastara, los exportadores eluden las retenciones dispuestas por el Estado y lo que es aún peor, secuestran las divisas para que se dispare el dólar mientras el Gobierno los ayuda pretendiendo calmar el hambre de los indigentes con las raciones de soja transgénica forrajera que esta oligarquía prebendaria dona a fin de salvar su modelo de pais potencia sojera bueno para nada.

La única solución a la crisis es la de implantar la soberanía alimentaria, para ello es preciso cambiar el modelo rural, recuperar una genética nacional y repoblar el campo para volver a producir alimentos sanos. No se sale de esta crisis con asistencialismo. Todo lo contrario, el entramado mafioso punteril de los planes trabajar impide toda salida productiva y mientras subsidia la pobreza crea situaciones paradójicas y tristes como la de aquellos míseros privilegiados con los planes que en algunas zonas del Gran Buenos Aires, acostumbran burlarse de sus vecinos que se organizan para trabajar la tierra.

Necesitamos con urgencia políticas que permitan revalorizar los recursos, reaprender a cultivar, que permitan arraigarse de nuevo y que enseñen el antigua principio de apoyarse en las propias fuerzas. Nada más simple y sin embargo nada tan difícil en esta hora de naufragios en que parecemos incapaces de abandonar muchas de las fantasías y quimeras que nos condujeron a este inmenso descalabro colectivo.

Jorge Eduardo Rulli



Semana Santa 2002

######################################

01 de julio de 2002

Cáncer: dramático aumento según OMS



La Organización Mundial de la Salud hizo un llamado a los gobiernos nacionales para esforzarse en la prevención de los casos de cáncer, cuyo número registró un dramático aumento en los últimos años.

Casos de cáncer

El mensaje está contenido en una guía de 180 páginas lanzada este lunes en Oslo durante la 18ª conferencia de la Unión Internacional contra el Cáncer creada en 1993 para coordinar la lucha contra la enfermedad en 84 países.

Durante el encuentro, la OMS advirtió que el 60% de los 10 millones de nuevos casos que se registran por año, corresponden a países en desarrollo. Ese número, por otra parte, crecerá a 15 millones antes del 2020.

Un tercio de estos casos puede prevenirse, dice la publicación destinada a ofrecer una serie de consejos y sugerencias a los gobiernos para la puesta en práctica de programas nacionales, según la realidad económica de cada país.

Según el organismo de la ONU con sede en Ginebra, el cáncer es actualmente la causa de un 12% de las muertes que se producen en todo el mundo.

No sólo los ricos

Los cerca de 3.000 expertos que participaron de la conferencia en la capital noruega coincidieron en que la enfermedad no es, como se cree, un fenómeno propio de países ricos.

En efecto, de los nuevos casos que se registran por año, 5,5 millones corresponden a los países en desarrollo, frente a 4,7 millones en los industrializados.

Durante la reunión en Oslo, la directora general de la OMS, Harlem Brundtland, expresó que aún las naciones pobres pueden hacer mucho más para la prevención y detección temprana del cáncer.

"Un programa bien concebido y bien administrado puede mejorar la situación nacional", dijo la Dra. Brundtland, quien agregó que "reducir a nivel mundial el tabaquismo -la más importante causa de la enfermedad- es una de las más altas prioridades de la OMS".

Precisamente, evitar el hábito de fumar y otros estilos de vidas occidentales, figuran entre las sugerencias para los países pobres que ofrece la guía lanzada este lunes en la capital noruega.

Bajo el título "Problemas para el control nacional del cáncer", la publicación también aporta otras ideas para Estados de medianos ingresos y para países desarrollados para el mejoramiento de sus programas de promoción sanitaria y de detección de la enfermedad.(BBC Mundo)

##################################

LA FAMOSA DOCENA SUCIA



Desde el año 1985, PAN (Pesticides Action Network) con sus cinco oficinas regionales:Asia, Africa, América Latina, Norte América y Europa, están trabajando en lo que se denomino "La Campaña contra la Docena Sucia". Esta campaña, concebida como un instrumento de educación popular sobre el riesgos del uso indiscriminado de plaguicidas, enfoca la atención sobre doce plagucidas considerados extremadamente peligrosos.

La campaña de la docena sucia ha tenido mucho éxito en varios países, gracias al arduo trabajo de las organizaciones agrupadas alrededor de PAN. En América Latina se han logrado prohibir la importación y uso de estos plaguicidas en Ecuador,Colombia y Costa Rica, gracias a una intensa presión ejercida sobre los gobiernos y a un trabajo sistemático en educación popular.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido una de las organizaciones que más apoyado esta lucha y para ello los estados junto a muchas ONGs, desarrollaron acciones internacionales de apoyo a esta campaña, por la cantidad de muertes que estos plaguicidas han provocado.

La campaña de la docena sucia tiene como finalidad:

Considerar la salud humana y la calidad del medio ambiente, como factores más importantes que el uso y comercialización de los plaguicidas.
Acabar con uso de los plaguicidas de la Docena Sucia, en los países en donde no existan condiciones apropiadas que protejan al ser humano.
Hacer llegar toda la información técnica necesaria sobre la salud y la seguridad de las personas.
Apoyar la investigación y el uso de otros métodos de control de plagas que reduzcan al mínimo o eliminar el uso de los plaguicidas.
¿Que plaguicidas integran la Docena Sucia?

1. - DDT:

Clase química: Organoclorado
Nombre Común: Diclorodifenil tricloroetano (DDT)


Efectos en el Ambiente: No se descompone y se encuentra presente en casi todos los seres vivientes. Es contaminante de fuentes de agua subterránea. Presenta grave peligro para las aves y algunas especies.

En el ser humano:

a.-Envenenamiento agudo, casi no se ha encontrado envenenamientos fatales con DDT, pero cuando se acumula en dosis altas dentro del cuerpo puede producir parálisis de la lengua (Kú ata), parálisis de los labios y cadera, apresión, irritabilidad (pochyreipa), mareo, temblores y convulsiones.

b.-Envenenamiento Crónico, el DDT se acumula en la grasa del organismo humano y en cantidades elevadas y peligrosas en la leche materna. Produce lesiones en el cerebro y el sistema nervioso.

Países donde esta prohibido: México, Nueva Zelanda, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Suiza, Inglaterra, Usa, Bangladesh, Bolivia, Bulgaria, Brasil, Ecuador, Colombia, Costa rica, Chiles, Japón, Kenya, Indonesia, Corea, Venezuela, etc.

2. - LINDANO:

Clase Química: Organoclorado
Nombre Común: Gamexane (gamesán)

Efectos en el Medio ambiente: El HCH Y EL LINDANO persisten en el ambiente durante largo tiempo acumula en la cadena alimenticia.Fueron encontrados en aguas subterráneas.El LINDANO es extremadamente tóxico para los peces.

En el Ser Humano:El LINDANO esta siendo revisado por causar defectos en los recién nacidos y producir cáncer en el hombre.

a.-Envenenamiento agudo: afecta los nervios, produce convulsiones y alteraciones. El envenenamiento más severo puede presentar espasmos musculares, convulsiones y dificultades respiratorias.

b.-Envenenamiento Crónico: afecta al hígado y los riñones. El lindano esta siendo revisado por causar defectos en los bebes y producir cáncer.

3.- LOS DRINES:

Clase Química: Organoclorado
Nombre Común: aldrin, dieldrín, endrín.

Efectos en el ambiente: dura mucho en el ambiente, se encontraron en aguas de lluvia, subterráneas y de la superficie.
El aldrin y el dieldrin son altamente movibles y una vez que se encuentran en el ambiente su expansión es incontrolable.

En el Ser humano:
a.-Envenenamiento Agudo: Los síntomas leves o moderados pueden incluir mareos, nauseas, dolor de estómago, vomito, debilidad, irritabilidad excesiva.

b.-Envenenamiento Crónico: se asocian con los malestares propios del nacimiento de un bebe. Se han asociado algunos daños al cerebro y al sistema nervioso en los seres vivos con la explosión del Adrin.

Países que han prohibido su venta: Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chiles, Colombia, República dominicana, Italia, Cuba, Ecuador Finlandia, El Salvador, Alemania, etc.

4. - CLORDANO HEPTACLORO:

Clase Químico: Organoclorado.
Nombre Común: clordano / heptacloro

Efectos en el Ambiente: Son tóxicos para los insectos beneficos, para los peces, aves, y la fauna en general. Persiste en el ambiente y se acumula en la cadena alimenticia..

En el ser humano:

a.-Envenenamiento agudo, puede producir mareo, debilidad, nauseas, dolor de estomago, irritabilidad excesiva. Si es envenenamiento severo puede producir espamos musculares, convulsiones y dificultades respiratorias.

b.-Envenenamiento Crónico, se considera en el uso de estos plaguicidas están asociados con el cáncer, leucemia los seres humanos.

Países que han prohibido su venta: Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chiles, Colombia, República dominicana, Italia, Cuba, Ecuador Finlandia, El Salvador, Alemania, Hong Kong, etc.

5.- PARATION:

Clase Química: Organoforforado
Nombre Común: Paratión, metil paratión

Efectos en el Ambiente: es altamente tóxico para las aves, las abejas y otras especies.

Efectos en el hombre:

a.-Envenenamiento Agudo: Las señales de envenenamiento con insecticidas organofosforados generalmente aparecen rápidamente.
Los efectos sobre el sistema nervioso central varían desde dificultades al hablar, pérdidas de los reflejos normales, convulsiones, hasta llegar el estado de coma.
La inhalación puede causar una opresión en el pecho o aumento de secreciones nasales y bronquiales.

b.-Envenenamiento Crónico: se conoce que el paration origina cambios en el embrión, por lo cual cusa abortos espontáneos.

6.- PARAQUAT

Clase Quimica: Herbicida Grupo: Dipiridilos
Nombre Común: Paraquat, Gramoxone
Efectos en el Ambiente: El Paraquat es extremadamente tóxico para las plantas y los animales, especialmente peces.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo:La inhalación y el contacto con la piel pueden provocar tos y sangre en la nariz y daños irreversibles en los pulmones.Daños en el hígado o los riñones, pueden después de 48 a 72 horas de ocurrir la exposición.

b.-Envenenamiento Crónico: Los daños a largo plazo en los pulmones, son irreversibles y pueden ser fatales al ingerir solamente una cucharita de este compuesto.

7.- 2,4,5-T

Clase Quimica: herbicida Grupo: Clorofenoxílico
Nombre común: Tributon 60 - Tordon Basal - Tordon 225e

Efectos en el Ambiente: el 2,4,5 - T mata o daña gravemente la vegetación y es tóxico para los animales, especialmente para los peces. Estudios indican que el 2,4,5 - T produce cáncer en los animales.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo: los sintomas más agudas comprenden quemaduras en la garganta, en la nariz y en las vías respiratorias. Puede producir tos, debilidad muscular, ojos rojos y llorosos y erupciones en la piel.

b.-Envenenamiento Crónico: Los trabajadores de la producción de 2, 4, 5, - T sufrieron desórdenes en el hígado, enfermedades de la piel, cambios neurológicos y de comportamiento.

8.- PENTACLOROFENOL (PCF)

Clase Química: Insecticida Clorinado
Nombre común: Pentaclorofenol

Efectos en el Ambiente: el Pentaclorofenol es tóxico para las especies qu no son el objeto de la aplicación, especialmente para peces y animales acuáticos.Además se acumula en la cadena alimenticia.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo: el contacto excesivo poduce debilidad, pérdida del apetito, dificultad para respirar, sudor excesivo, fiebre alta y rápido estado de coma.

b.-Envenenamiento Crónico: la agencia de protección ambiental de los Estados Unidos ha determinado que el Pentaclorofenol puede producir cáncer.

Se ha encontrado que también causa defectos en el embrión en animales de laboratorio y puede causar defectos al nacer o abortos espontáneos en los humanos.

9.- DIBROMOCLOROPROPANO (DBCP)

Clase Quimica: Alocarburo
Nombre Común: Nemafume, Nemagón, Fumazone

Efectos en el ambiente: el DBCP se considera como un veneno que persiste y que penetra rápidamente a las fuentes subterráneas de agua.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo: el envenenamiento con DBCP puede producir mareo, nausea, debilidad, dolor de estómago y vómito. El contacto con la piel y los ojos causan irritabillidad.
b.-Envenenamiento Crónico: la agencia internacional para la investigación sobre el cáncer ha determinado, por motivos prácticos que el DBCP se debe considerar como un riesgo de cáncer para los humanos.También se ha considerado como causa de esterilidad en los hombres.

10.- DIBROMURO DE ETILENO (EDB)

Clase Química: Halocarbono
Nombre Común : Bromofume,Dibrome, Granosan

Efectos en el Ambiente:

El DBE es un veneno de larga duración que se ha encontrado en fuentes subterráneas de agua en muchos sitios. Produce cambios en los genes de muchas plantas y animales y afecta la fertilidad de los mamíferos.

Efectos en el ser humano:

El DBE penetra la piel de los humanos y la mayoría de la ropa protectora, la goma y el plástico.

a.- Envenenamiento Agudo: El DBE es un fuerte irritante para los ojos y la piel. Puede producir daños al hígado, los riñones, los pulmones y al sistema nervioso.

b.-Envenamiento Crónico: El DBE ha causado cáncer en los animales de laboratorio y entre los plaguicidas examinados en los Estados unidos es la sustancia más potente que produce cáncer. Puede producir daños a los pulmones, el hígado y los riñones.

11.- CANFECLORO

Clase Quimica: Organoclorado
Nombre Común: Confecloro, Toxafeno

Efectos en el Ambiente: el Toxafeno es peligroso para las especies que no son objetos de su aplicacón, especialmente para peces y animales acuáticos.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo: El Texafeno actua como estimulante para el cerebro y de la columna vertebral, cusando convulsiones de todo el cuerpo.

b.-Envenamiento Crónico: Según la agencia internacional para la invetigación sobre el cáncer, el Texafeno produce cáncer para los humanos.

12.- CLORIDIMEFORMO: (DF)

Clase Química: Formamidinas
Nombre Común: Galecron, Fundal, Acaron

Efectos en el Ambiente: tóxico para los peces y los animales en general.

En el Ser Humano:

a.-Envenenamiento Agudo: El Cloridimerfo produce dolores de estómago y de espalda, sensaciones de calor por todo el cuerpo, sueño, irritación de la piel, la falta de apetito y sabor dulce de la boca. Sangre en la orina o total suspención urinaria.

b.-Envenamiento Crónico: produce cáncer en los animales de laboratorio. Puede ocasionar daños en la vejiga de los humanos.

MUCHA ATENCION!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Casi siempre la identidad real de los integrantes de "Docena Sucia" permanece oculta. La disfrazan utilizando otros nombres (Sinónimos).

Si desea mayor información al respecto no dude en contactarse con la red a la siguiente dirección electronica rapalpe@terra.com.pe o con sus miembros en cada país de latinoamerica o a las oficinas regionales de PAN Internacional


###############################################

Primera guía informativa en castellano sobre organismos modificados genéticamente


Amigos de la Tierra presenta su guía básica de los transgénicos



Amigos de la Tierra acaba de publicar Modificados Genéticamente, la guía básica de los transgénicos, una guía sobre cultivos y alimentos transgénicos. Esta nueva publicación tiene como finalidad proporcionar una información objetiva y accesible a todos los públicos sobre un tema tan importante y polémico como es la introducción de los organismos modificados genéticamente en la agricultura y la alimentación. La guía, de diez páginas, se divide en cinco partes: qué es un organismo modificado genéticamente (OMG); la situación de España en el contexto europeo e internacional; los beneficios y riesgos potenciales de la ingeniería genética aplicada a la agricultura y a la alimentación; y las posibles alternativas a este tipo de productos.

Liliane Spendeler, coordinadora del Área de Biotecnología de Amigos de la Tierra justifica la elaboración de la guía: "A pesar de la corta historia de los productos transgénicos, éstos ya forman parte de la cadena alimentaria. Hoy en día, podemos encontrarnos OMG en muchos de los productos que habitualmente consumimos en nuestros hogares y esto sin enterarnos. La utilización de OMG puede tener grandes repercusiones en campos tan diversos como la agricultura, la salud, la producción y distribución de alimentos, la protección del medio ambiente y la seguridad alimentaria. A pesar de ello, el público dispone de poca información y muy a menudo el consumidor no es consciente de que parte de lo que come se ha obtenido mediante ingeniería genética. La falta de una información accesible repercute negativamente sobre el derecho del consumidor a la libre elección de sus alimentos."

La publicación de la guía se enmarca en la Campaña sobre organismos modificados genéticamente que Amigos de la Tierra lleva desarrollando desde 1998, que tiene entre sus objetivos difundir información, fomentar el debate público y conseguir un marco normativo adecuado. En este sentido cabe resaltar el importante papel que Amigos de la Tierra juega en el marco de discusión sobre la utilización de estos productos. Resalta la publicación de Boletín-OMG, una de las pocas publicaciones que se redactan en lengua castellana sobre los OMG y que incluye la información más relevante de ámbito nacional e internacional, combinando artículos de reflexión y noticias (ver www.tierra.org/transgenicos/transgen3down.htm).

Se puede obtener la guía en papel llamando a Amigos de la Tierra (918 479 248 o 913 069 900) o mandando un correo electrónico a transgenicos@tierra.org. Además está disponible en pdf en la página web de Amigos de la Tierra: www.tierra.org

Para más información:
Liliane Spendeler
Coordinadora del Area de Biotecnología
Amigos de la Tierra España - Miembro de Friends of the Earth International
Tel: 91 847 92 48 transgenicos@tierra.org

#######################################


ZONAS DE CRISIS EXTREMA

foto2
ARMAMENTISMO: la peste suprema

Así será el mundo en el 2032


Paul Brown


La destrucción del 70% del mundo natural en treinta años, extinción masiva de especies y el colapso de la sociedad humana en muchos países es la previsión de un desolador informe elaborado por 1100 científicos. El Global Environment Outlook, recopilado por Naciones Unidas, describe la degradación medioambiental de los últimos treinta años, desde la primera conferencia sobre el medio ambiente en Estocolmo en 1972 y mira hacia delante, a cómo podría ser el mundo en 2032.

A no ser que el mundo cambie su vigente enfoque "mercados primero", el incremento de construcción de carreteras, líneas eléctricas, aeropuertos y otras infraestructuras interferirá en las pautas reproductivas en la naturaleza y eliminará especies, especialmente en las zonas costeras en las que se concentra la mayor parte de los hábitats humanos. Los bosques seguirán desapareciendo a una alarmante velocidad y el 10% de la tierra apta para producir alimentos se perderá por la degradación del suelo.

Más de la mitad del mundo sufrirá escasez de agua, con el 95% de la población en Oriente Medio y el 65% de la del resto de Asia y el Pacífico con serios problemas. Mientras tanto, las costas mediterráneas soportarán especiales presiones debido al crecimiento urbano, tratamiento inadecuado de aguas residuales, turismo y cultivos intensivos.

Pero el informe dice que esto no tiene porque ser así. En los países más ricos, la contaminación del agua y el aire se reduce, varias especies han sido recuperadas en estado natural y el tamaño de los bosques crece. El análisis de 450 páginas ha sido publicado en parte para impresionar a los líderes del mundo de tal modo que se tomen en serio la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará en Sudáfrica en Agosto. La última reunión preparatoria para conferencia de Johannesburgo termina esta semana en Bali, Indonesia y muchos dudan que la agenda refleje la urgencia del problema.

El informe pinta cuatro futuros posibles para el mundo, incluida la vigente pauta de libre comercio y beneficio a corto plazo a expensas del medio ambiente que lleva al desastre. En un segundo escenario, igualmente peligroso, las consideraciones sobre seguridad dominan con el miedo al terror y a la inmigración masiva a las regiones ricas. Implica un mundo dividido entre ricos y pobres, con libertad de movimientos y democracia restringida y enclaves ricos como Europa y Norteamérica levantando barreras para mantener fuera a los pobres y desesperados. Un tercero ofrece una opción fuerte, de base política, en la que los gobiernos intentan proteger el medio ambiente con tratados internacionales de éxito diverso. El cuarto, en el que todas las decisiones se basan en el desarrollo sostenible más que en la avaricia y la ganancia a corto plazo, es el esquema que apoya el informe.

Aunque el informe pinta un tétrico cuadro de los pasados treinta años, también apunta a algunos éxitos de los tratados. El agujero en la capa de ozono ha alcanzado un tamaño récord, pero se prevé que el daño empiece a repararse hacia el 2032 debido a que el uso de sustancias perjudiciales para el ozono está siendo suprimido.

Pero el informe alerta de que el tiempo escasea. La degradación de la tierra debida a la actividad humana ya está causando una crisis en la producción agrícola en algunas áreas. En Irak, por ejemplo, el 30% de la tierra arable ha sido abandonada debido a la contaminación por sal derivada de incorrectas prácticas de irrigación.

Una crisis del agua se extiende por todo el mundo árabe al bombear más rápido de lo que la lluvia puede reponer. El agua del mar se filtra cada vez más en los suministros subterráneos de agua potable. Por ejemplo en Madrás, India, la sal ha envenenado suministros de agua potable a más de diez kilómetros tierra adentro.

En Latinoamérica y el Caribe, que acogen el 25% de la cubierta forestal del mundo y 178 regiones de especial biodiversidad la situación ya es crítica en 31 de ellas. "La biodiversidad está constantemente bajo amenaza por pérdida del hábitat, degradación de la tierra, cambio de uso del suelo, deforestación o polución marina" dice el informe.

Tony Juniper, director de Amigos de la Tierra, dice "este informe propone una dura elección entre políticas destructivas basadas en las fuerzas globales del mercado o abrazar el desarrollo sostenible. Satisfacer las necesidades de millardos de pobres mientras se protege el medio ambiente es el gran desafío que propone este informe a los líderes políticos e industriales. Posponer la acción ya no es una opción. La cumbre de Johannesburgo debe impulsar el cambio necesario en esta dirección.

Publicado en el Guardian Weekly del 6 al 12 de junio de 2002 con el título "This Is The Way The World Will Be In 2032". Traducción Angel Díaz Méndez.

####################################


Modificación genética


por Naomi Klein

Se podría disculpar a los europeos por pensar que han ganado la guerra contra la ingeniería genética en la cadena alimenticia. Existen etiquetas en los pasillos de los supermercados, existe apoyo político hacia la agricultura orgánica y la opinión de Greenpeace parece representar un punto de vista aceptado por la mayoría, ya que los tribunales no les han condenado por arrancar cosechas genéticamente modificadas. Podrías suponer que, habiendo 35 países donde existen o están desarrollando leyes que obligan el etiquetado de los Alimentos Genéticamente Modificados (AGM), la industria de exportación agrícola norteamericana no tendría otra opción más que doblegarse a la demanda: manteniendo las semillas modificadas genéticamente lejos de los campos no alterados y, en general, olvidándose de estas controvertidas variedades.

Pues no. La verdadera estrategia es introducir tanta contaminación genética en la cadena alimenticia que imposibilite la demanda por parte del consumidor de alimentos no modificados genéticamente. La idea es sencillamente que la contaminación se extienda más rápidamente que la legislación de los países y después adaptar las leyes a la contaminación ya existente.

A continuación, unos informes desde el frente de esta guerra invisible.

En abril, Monsanto recogió aproximadamente un 10% de las semillas de canola genéticamente modificadas que había distribuido en Canadá debido a unos informes sobre la contaminación de estas semillas por otra variedad de semilla de colza modificada, no apta para la exportación. El caso más conocido es el del maíz Starlink. La cosecha genéticamente modificada (destinado a alimento de animales y no apta para consumo humano) llegó a mezclarse con el suministro de maíz norteamericano debido a que las zonas "parachoque" que rodean los campos donde ha sido cultivado, mostraron ser totalmente incapaces de contener el polen transportado por el viento. Aventis, empresa que posee la patente de Starlink, propuso una solución: en vez de retirar el maíz, ¿por qué no aprobar su aptitud para el consumo humano?

Y ahora exponemos el famoso caso de Percy Schmeiser, el agricultor de Saskatchewan quien ha sido denunciado por la empresa Monsanto ya que algunas de las semillas canola genéticamente modificadas de esta empresa, cayeron en las tierras del agricultor por acción del viento cuando estas eran transportadas en camiones y debido a su proximidad a los campos de esta empresa. Monsanto dice que cuando las semillas germinaron, el Sr. Schmeiser estaba robando la propiedad de la empresa. El Tribunal ratificó la denuncia y hace 2 meses condenó al agricultor a pagar a la empresa 20.000 dólares, más las costas legales. El Sr. Schmeiser dijo: "Me alarmé muchisimo cuando en la sentencia leí que no importa cómo se mezcle la semilla de cultivo, ya sea debido a la acción del viento o la polinización, a las inundaciones, a la maquinaría utilizada - la semilla no pertenece al agricultor. Es propiedad de Monsanto." El veredicto fue una advertencia a los agricultores norteamericanos independientes para que no intenten entrar en esta industria sin contar con los gigantes de los genes: inténtelo y pagará el precio.

Arran Stephens, presidente de "Nature's Path", empresa de comida orgánica de British Columbia informó al New York Times a principios de este mes, que el material genéticamente modificado estaba encontrando el camino para mezclarse con los alimentos orgánicos. "Hemos encontrado restos en maíz que ha sido cultivado orgánicamente durante 10-15 años. No existe muro suficientemente alto para contener la materia modificada genéticamente." Existe tanta contaminación genética en los campos norteamericanos que un grupo de agricultores orgánicos está considerando lanzar un recurso colectivo contra la industria bio-tecnológica por pérdidas de ingresos - ¿cómo se puede vender a consumidores que demandan alimentos no modificados genéticamente cuando no se puede mantener los genes fuera de los campos?

La semana pasada, los fundamentos de este caso recibieron un apoyo significativo. "Loblaws", la mayor cadena de supermercados de Canadá, con el 40% del mercado, envió una carta a todos sus proveedores de alimentos orgánicos, incluyendo "Nature's Path", informándoles que no les permitiría declarar que sus alimentos eran "No Modificados Genéticamente". Los ejecutivos de la empresa argumentan que no hay manera de saber si los alimentos están verdaderamente libres de modificación genética. La carta empieza "Queridos y valorados proveedores" y continúa exigiendo un compromiso por escrito "para la retirada de la declaración de No Modificado Genéticamente de .... los envases, efectivo a partir del 1 de septiembre de 2001" y, "tomar las medidas necesarias para poner etiquetas encima o cubrir la declaración de No Modificado Genéticamente antes de la fecha límite del 1 de septiembre de 2001."

En los grandes supermercados de Canadá ya se pueden ver en sus estantes las etiquetas modificadas: garabatos escritos a mano, cubriendo las etiquetas originales, en las cajas de cereales orgánicos. A primera vista, la decisión de Loblaws no parece tener sentido cara al mercado. Aunque aproximadamente el 70% de los alimentos vendidos en Canadá contienen ingredientes genéticamente modificados, más del 90% de los Canadienses encuestados reclaman un etiquetado en los alimentos informando si la composición genética de dicho alimento ha sido modificada. Parecería acertado que los supermercados ofrecieran a los consumidores lo que ellos reclaman, tal y como intentaron hacer las cadenas Tesco y Safeway etiquetando sus propias líneas de productos libres de modificación genética, cuando surgieron las protestas al respecto en Europa. Sin embargo, en Norteamérica, los supermercados forman parte de una estrategia agrícola más amplia para presentar el etiquetado, sencillamente, como demasiado complicado. En parte, esto se debe a que cadenas tales como Loblaws, no sólo son minoristas de alimentación sino fabricantes de sus propias líneas privadas. La línea de Loblaws se denomina "President's Choice" o "Memories of", que contiene productos chic del tercer mundo tales como "Memories of Kobe Sauce" y "Memories of Singapore noodles". Gale Weston, presidente de Loblaws, ha advertido públicamente que "habrá un coste asociado" al etiquetaje y si Loblaws vende productos etiquetados "No Modificados Genéticamente", esto debilitará la intención de obstaculizar el etiquetaje de "Genéticamente Modificado" en el resto de los productos.

¿Qué significa todo esto para los europeos y para sus campañas, mucho más avanzadas, contra los Alimentos Modificados Genéticamente?

Significa, que sus etiquetas pronto pueden estar tan obsoletas como las etiquetas garabateadas de nuestros supermercados. Si la contaminación continúa extendiéndose por Norteamérica y si la industria agrícola vence en su lucha actual por derrocar la prohibición de semillas modificadas genéticamente que existe actualmente en Brasil, será prácticamente imposible importar soja que no haya sido modificada genéticamente. Apoyados por leyes depredadoras de la propiedad intelectual, las empresas agrícolas están en camino de conseguir que el suministro alimenticio global esté tan contaminado, tan confuso, tan polinizado por los organismos genéticamente modificados y en general, tan mezclado, que los legisladores se verán obligados a claudicar.

Cuando miremos atrás y recordemos este momento, masticando nuestro alimento natural genéticamente modificado, nuestros tacos Starlink aprobados para el consumo humano y nuestro salmón transformado del Atlántico (escapado del vivero y recapturado en el océano Pacífico), bien podríamos recordarlo como el momento decisivo en que perdimos nuestra opción de un alimento auténtico. Quizá Loblaws lance un nuevo producto que embotellará aquel sentimiento de desolación llamándolo "Recuerdos de la Opción del Consumidor".

Z Magazine

##############################################

Carne tratada con hormonas puede ser peligrosa para humanos



23 de abril, 2002
BRUSELAS, Bélgica (Reuters) -- Análisis recientes hechos por científicos europeos confirmaron los temores de que las hormonas de crecimiento que se usan en el ganado podrían afectar a la salud humana, dijo el martes la Comisión Europea. Los hallazgos sustentan los dictámenes emitidos en 1999 y el 2000 sobre la carne tratada con hormonas. La Unión Europea (UE) se apoyó en estas hipótesis para prohibir el uso de tales hormonas, lo que motivó disputas comerciales con Estados Unidos, donde sí se utilizan de forma generalizada.

La comisión científica de la UE, que revisó 17 estudios de casos, "confirmó que el uso de hormonas para estimular el crecimiento del ganado aumenta el riesgo para la salud de los consumidores", dijo. Según expertos europeos, algunas de estas hormonas podrían causar cáncer en seres humanos.

La comisión "no ha encontrado razones para cambiar sus dictámenes iniciales de 1999 y el 2000", añadió la comisión en un comunicado. En 1999, sin embargo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) determinó que el embargo de una década impuesto por la UE era ilegal, y autorizó a Washington a poner en vigor una sanción de 117 millones de dólares a los productos europeos como represalia. Como respuesta a esta decisión, la comisión prometió evaluar con regularidad la información científica disponible sobre el uso de las hormonas.

Pero el conflicto por la carne ha sido minimizado por otras dos situaciones de magnitud transatlántica: Un sistema de impuestos de exportación de Estados Unidos, que la UE califica de injusto, ya que pretende obtener 4.000 millones de dólares en sanciones y, más reciente, un problema por el acero, donde las represalias europeas por los nuevos aranceles de importación en Estados Unidos podrían llegar a los 2.000 millones de dólares. Las conversaciones entre Bruselas y Washington sobre la carne continúan.

La UE ha ofrecido compensaciones en forma de un incremento del acceso, libre de impuestos, a la carne estadounidense sin hormonas. Bajo los acuerdos actuales, los productores de Estados Unidos y Canadá pueden exportar 11.500 toneladas de carne libre de impuestos a 15 naciones de la UE. "Preferiríamos cambiar de sanciones a compensaciones. Hay acuerdos técnicos en curso y debemos esperar a sus decisiones", dijo a un grupo de periodistas el portavoz de la comisión, Anthony Gooch.

El poder ejecutivo de la UE decidió en febrero poner fin a los análisis extras de la carne libre de hormonas procedente de Estados Unidos debido a la creciente confianza en que la carne exportada no contiene substancias prohibidas.

Copyright 2002 Reuters Limited. Derechos Reservados.

#############################################

13 de marzo de 2002

150 millones de niños desnutridos



Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de los niños en los países en vías de desarrollo no reciben suficientes alimentos. Un total de 150 millones de niños, señala el estudio, pueden ser definidos como desnutridos.

Sin embargo, la gran mayoría no tiene la apariencia de los típicos niños desnutridos que aparecen en los medios de comunicación. De hecho, la mayoría de los niños desnutridos no muestran signos tan evidentes de su condición.

Por otra parte, muchos niños sufren desnutrición en los primeros años de vida, momento clave en su desarrollo corporal y mental.

Daños irreparables

Asimismo, el daño causado por la falta de alimentación no puede remediarse completamente más tarde.

En general, la falta de comida no es el problema, sino las enfermedades que impiden que el cuerpo absorba los nutrientes vitales.

La diarrea y los vómitos son los síntomas más comunes que padecen los niños del tercer mundo.

Fondos

La aparición del informe coincide con la iniciativa para recaudar fondos de la organización "Western Union Bright Futures Initiative".

El dinero recaudado por esta campaña se destinará a los proyectos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que conciernen a la primera infancia. - BBC Mundo

####################################

El Pentágono evalúa blancos potenciales de ataques con armas nucleares



9 de marzo, 2002

WASHINGTON -- El Pentágono informó al Congreso que está planeando el posible uso de armas nucleares contra países que amenacen a estados Unidos, un cambio de actitud que, dicen expertos, pudiera hacer más probable que Estados Unidos emplee esas armas.

Pero un alto funcionario del Departamento de defensa dijo que en el próximo decenio sería 'mucho menos probable' que Estados Unidos u otro país usen armas nucleares.

La política de Washington hasta ahora ha sido no considerar el empleo de ese armamento salvo como respuesta a un ataque nuclear o casos especiales durante una guerra.

El documento secreto enviado al Congreso en enero, no obstante, dice que el Pentágono está desarrollando planes de emergencia para usar armas nucleares contra países como Iraq y Corea del Norte, que están desarrollando armas de destrucción masiva.

El diario The Los Angeles Times reportó el sábado que el Pentágono preparaba planes de contingencia para posiblemente usar armamento nuclear contra siete países: China, Rusia, Iraq, Corea del Norte, Irán, Libia y Siria. Ni el Departamento de Defensa ni la Casa Blanca han emitido comentario alguno a lo publicado por el rotativo angelino.

Funcionarios del Pentágono han dicho públicamente que están explorando formas de modificar las ojivas nucleares existentes para destruir refugios subterráneos y otros blancos 'reforzados' que Iraq y otras naciones pudieran estar usando para ocultar armas químicas, biológicas y nucleares.

'Al considerar como blancos a esos siete países, algunos de los cuales son nuevos blancos, Estados Unidos está incrementando, no reduciendo, las posibilidades de usar armas nucleares', dijo Daryl Kimball, director ejecutivo de la Asociación para el Control de Armas.

Copyright 2002 The Associated Press. Derechos Reservados.

************************************

Viernes, 1 de marzo de 2002

15.000 muertes en EEUU por la lluvia radiactiva



WASHINGTON Al menos 15.000 muertes por cáncer en Estados Unidos ocurrieron probablemente debido a precipitaciones radiactivas derivadas de las pruebas con armas nucleares en todo el mundo, según fragmentos de un estudio gubernamental publicado el jueves por el periódico USA Today.
El estudio del Departamento de Salud y Servicios Humanos, cuyo texto aún no se conoce en su totalidad, también indicó que 20.000 casos de cáncer no fatal entre personas que viven en Estados Unidos, y que nacieron después de 1951, podrían estar vinculados a precipitaciones radiactivas derivadas de las pruebas de armas nucleares realizadas durante el período de la Guerra Fría.

Según el estudio, mucha de la radiactividad ha llegado al territorio estadounidense procedente de pruebas nucleares realizadas por la ex Unión Soviética y en varias Islas del Pacífico por Estados Unidos y Gran Bretaña.

Las precipitaciones derivadas de las pruebas nucleares estadounidenses en Nevada también se diseminaron sustancialmente hacia otras regiones de Estados Unidos, según el periódico.

Cuando la lluvia radiactiva de las pruebas nacionales y extranjeras se combinaron, ningún residente de Estados Unidos nacido después de 1951, escapó de la exposición a la radiactividad, reveló el estudio.

Los datos estimados sobre dispersión radiactiva se basaron en análisis complejos de computadora sobre patrones climáticos, tendencias poblacionales y otros datos que pueden cuantificar el grado de exposición pública a las precipitaciones derivadas de pruebas nucleares en la superficie terrestre.

Las precipitaciones radiactivas procedentes de fuentes mundiales afectaron a la mayor parte de Estados Unidos, con especial intensidad en Iowa, Tennessee, California, Oregón, Washington e Idaho. Pero la contaminación vinculada a las pruebas hechas en Nevada afectaron más a estados como Utah, Idaho, Colorado, Kansas, Nebraska, Iowa y Missouri.

© elmundo.es

#################################

ANATOMIAS DEL MUNDO

foto3

La sociedad de consumo


José Santamarta


El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo. El consumismo hoy domina la mente y los corazones de millones de personas, sustituyendo a la religión, a la familia y a la política. El consumo compulsivo de bienes es la causa principal de la degradación ambiental.

El cambio tecnológico nos permite producir más de lo que demandamos y ofertar más de lo que necesitamos. El consumo y el crecimiento económico sin fin es el paradigma de la nueva religión, donde el aumento del consumo es una forma de vida necesaria para mantener la actividad económica y el empleo.

El consumo de bienes y servicios, por supuesto, es imprescindible para satisfacer las necesidades humanas, pero cuando se supera cierto umbral, que se sitúa en torno a los 7.000 euros anuales por persona, se transforma en consumismo.

1.700 millones de consumidores, 2.800 millones de pobres

En el mundo la sociedad de consumo la integran 1.728 millones de personas, el 28% de la población mundial: 242 millones viven en Estados Unidos (el 84% de su población), 349 millones en Europa Occidental (el 89% de la población), 120 millones en Japón (95%), 240 millones en China (apenas el 19% de su población), 122 millones en India (12%), 61 millones en Rusia (43%), 58 millones en Brasil (33%) y sólo 34 millones en el África subsahariana (el 5% de la población). En total en los países industrializados viven 816 millones de consumidores (el 80% de la población) y 912 millones en los países en desarrollo (sólo el 17% de la población del Tercer mundo).

Mientras los 1.700 millones de consumidores gastan diariamente más de 20 euros, hay 2.800 millones de personas que tienen que vivir con menos de 2 euros diarios (lo mínimo para satisfacer las necesidades más básicas) y 1.200 millones de personas viven con menos de 1 euro diario en la extrema pobreza. Mientras el estadounidense medio consume cada año 331 kilos de papel, en India usan 4 kilos y en gran parte de África menos de 1 kilo. El 15% de la población de los países industrializados consume el 61% del aluminio, el 60% del plomo, el 59% del cobre y el 49% del acero. Cifras similares podrían repetirse para todo tipo de bienes y servicios.

Consumismo y pobreza conviven en un mundo desigual, en el que no hay voluntad política para frenar el consumismo de unos y elevar el nivel de vida de quienes más lo necesitan.

La clase de los consumidores comparte un modo de vida y una cultura cada vez más uniforme, donde los grandes supermercados y centros comerciales son las nuevas catedrales de la modernidad.

Si los hábitos de consumo de los 1.700 millones de consumidores se extendiesen a toda la población mundial (6.300 millones de personas), la situación sería completamente insostenible, a causa del consumo de agua, energía, madera, minerales, suelo y otros recursos, y la pérdida de biodiversidad, la contaminación, la deforestación y el cambio climático.

Entre 1950 y 2002 el consumo de agua se ha triplicado, el de combustibles fósiles se ha quintuplicado, el de carne creció un 550%, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 400%, el PIB mundial aumentó un 716%, el comercio mundial creció un 1.568%, el gasto mundial en publicidad creció un 965%, el número de turistas que salieron de sus fronteras creció un 2.860%, el número de automóviles pasó de 53 millones en 1950 a 565 millones en 2002 y el consumo de papel creció un 423% entre 1961 y 2002. Las importantes ganancias en eficiencia se ven rápidamente absorbidas por el aumento del consumo. Las viviendas son cada vez mayores y los automóviles cada vez más potentes.

Pero la solución no puede ser un nuevo apartheid, que limite el consumo a esa minoría del 28% de la población mundial.

La población crece, pero cada vez menos, y probablemente se estabilizará en las próximas décadas en unos 9.000 millones, como ya ha sucedido en la mayoría de los países industrializados. Pero el consumo sigue creciendo, y las necesidades, como demuestra cualquier manual de economía, son infinitas.

¿Cuánto consumo es suficiente? El consumo, a partir de cierto umbral (13.000 euros anuales por persona, según las encuestas), no da la felicidad. El consumidor trabaja demasiadas horas para pagar el consumo compulsivo, y el poco ocio lo pasa en el automóvil (el estadounidense emplea 72 minutos detrás del volante) o delante del televisor (más 240 minutos diarios de promedio en las sociedades actuales). Cada vez se ve más atrapado en una espiral de consumo, endeudamiento para consumir y trabajar para pagar un endeudamiento mayor. El consumo se hace a consta de hipotecar el futuro, como en el auge del ladrillo en la España actual.

Hoy es necesario un nuevo paradigma basado en la sostenibilidad, lo que supone satisfacer todas las necesidades básicas de todas las personas, y controlar el consumo antes de que éste nos controle. Entre las medidas más inmediatas hay que eliminar las subvenciones que perjudican el medio ambiente (850.000 millones de dólares anuales que incentivan el consumo de agua, energía, plaguicidas, pescado, productos forestales y el uso del automóvil), realizar una profunda reforma ecológica de la fiscalidad, introducir criterios ecológicos y sociales en todas las compras de bienes y servicios de las administraciones públicas, nuevas normas y leyes encaminadas a promover la durabilidad, la reparación y la "actualización" de los productos en lugar de la obsolescencia programada, programas de etiquetado y promoción del consumo justo. Y todo ello dentro de una estrategia de "desmaterialización" de la economía, encaminada a satisfacer las necesidades sin socavar los pilares de nuestra existencia.
----------------------------------------------
Artículo para la revista Profesiones que edita Unión Profesional.



BIOTECNOLOGIA
Brian Tokar



Durante muchos años, el debate público sobre la biotecnología y la ingeniería genética era dominio sobre todo de científicos, ex-científicos y anti-científicos. Hoy, esto es cosa del pasado, pues los productos de la biotecnología han empezado a transformar la naturaleza de nuestra comida, nuestras medicinas y la relación del capitalismo global con el mundo natural (ver Z Julio/Agosto 89, Febrero 92). Pero mientras los defensores del medio ambiente, grupos de consumidores y otros se esfuerzan por entender los complejos temas relacionados con la biotecnología, una nueva generación de científicos-activistas propone una crítica mucho más severa de esta tecnología especialmente ambiciosa e imperialista.

El debate sobre la Hormona de Crecimiento Bovino (BGH) para las vacas lecheras, creada genéticamente, se ha extendido desde los estados productores clave a los centros urbanos de todo EE.UU. Los tomates modificados para durar tres semanas en las estanterías de los supermercados están siendo probados en todo el país, y variedades genéticamente alteradas de calabazas, patatas, soja, algodón y aceite de 'canola' están abriéndose camino a través de la tríada de aprobación de la USDA, FDA y EPA (Departamento de Agricultura, Agencia de Alimentos y Medicamentos, Agencia de Protección del Medio Ambiente, respectivamente). Las empresas de biotecnología prometen curas seguras para la anemia, la fibrosis cística y posiblemente el cáncer - siempre que los pacientes estén preparados para pagar más de 1000 dólares por dosis - y los recientes movimientos en la internacional Iniciativa por el Genoma Humano avanzan la promesa de tests de diagnóstico (cuando no ‘curas’) para un amplio abanico de enfermedades genéticas. Manipulaciones hasta ahora inconcebibles de la composición genética de las bacterias, plantas, animales y personas se nos presentan como un hecho a la vuelta de la esquina.

Para los defensores del medio ambiente, luchadores por la seguridad en los alimentos, médicos éticos y otros preocupados por las consecuencias de las nuevas tecnologías genéticas, estos acontecimientos plantean un serio dilema. Nunca hasta ahora los resultados de nuevos descubrimientos científicos han sido promovidos tan espectacularmente ni sacados al mercado tan rápidamente. Nunca hasta ahora el curso de la investigación científica básica ha sido tan completa y ofuscadamente dirigido por consideraciones comerciales. Cada nuevo producto contiene profundas implicaciones para la integridad de los ecosistemas naturales, la cría humana de los animales domésticos, la seguridad y calidad de los suministros de alimentos, la virulencia de las plagas de insectos y plantas comunes, la supervivencia de las granjas pequeñas, la naturaleza de la medicina y la ética de la experimentación genética misma. Pero al estar desarrollándose y probándose cientos de productos agrícolas y medicamentos nuevos sólo en los EE.UU., es difícil imaginar cómo los activistas o los legisladores (si tuvieran esa inclinación) pueden responder individualmente a cada nuevo producto y a cada nuevo descubrimiento.

En los primeros años de la lamada ‘revolución genética’, fueron los científicos los que pulsaron la alarma en primer lugar. En 1975, poco después de que investigadores de la universidad de Stanford consiguieran transferir un gen de resistencia antibiótica de una especie de bacteria a otra, algunos biólogos moleculares realizaron un llamamiento para establecer una reglamentación federal para detener experimentos potencialmente peligrosos. Contrariamente a lo que esperaban, surgió una amplia oposición en ciudades como Cambridge y Palo Alto, donde debían construirse los laboratorios controlados para la experimentación genética. Se establecieron unas normas por parte del Instituto Nacional de la Salud (NIH) y, a pesar de un registro substancial de abusos y escándalos menores, éstas se fueron debilitando en los años siguientes. La partición de genes pronto se convirtió en la tecnología de moda en un círculo cada vez más amplio de especialidades de investigación. Hacia mediados de los 80, la oposición entre los científicos a la creciente comercialización de la investigación genética se había evaporado prácticamente.

El verano pasado, una nueva generación de científicos escépticos se reunió, esta vez en Malasia, bajo los auspicios de la internacionalmente renombrada Third World Network (Red del tercer mundo). Especialistas de diversas áreas, desde genética molecular a ecología vegetal, biofísica y medicina prepararon una nueva declaración, "La necesidad de una mayor reglamentación y control de la ingeniería genética", que debería ayudar a elevar substancialmente el nivel del debate en curso sobre la biotecnología. Este abril pasado, muchos de estos científicos se reunieron en Nueva York para informar a los delegados de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible de la ONU de sus descubrimientos y presionar en favor de un protocolo internacional en bioseguridad que se añadiría a la Convención por la Biodiversidad adoptada en la cumbre medioambiental de la ONU en 1992.

El papel de la Red del Tercer Mundo en este debate es especialmente notable. Para muchos activistas del tercer mundo, las nuevas tecnologías genéticas representan una profunda amenaza a sus ecosistemas nativos y a las vidas de los agricultores tradicionales. Las empresas farmacéuticas y químicas del Norte han estado ‘extrayendo’ activamente plantas medicinales exóticas, parientes de las hortalizas y legumbres habituales altamente resistentes, y otros tesoros, de los ecosistemas tropicales y sus comunidades indígenas. Bajo el paraguas de las protecciones de las disposiciones sobre derechos de propiedad intelectual en los nuevos acuerdos del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles aduaneros y Comercio), las empresas pueden patentar sus ‘descubrimientos’ y convertirlos en productos propietarios para la venta comercial en todo el mundo.

Mientras tanto, las agencias de desarrollo internacional han estado promoviendo activamente la idea de una segunda ‘revolución verde’ basada en la biotecnología. Mucha gente en el llamado ‘mundo en vías de desarrollo’ cree que esto daría un golpe aún más decisivo a la agricultura autosuficiente tradicional que la ‘revolución verde’ original de los 70, basada en variedades híbridas especializadas de los cultivos de grano comunes, altamente dependientes de caros productos químicos. Los granjeros de la India se organizaron contra la creciente comercialización de la agricultura y consiguieron atención mundial (excepto en los EE.UU) en octubre de 1993 cuando 500.000 granjeros se reunieron en Bangalore para protestar contra el control empresarial y las patentes de semillas. Mientras los activistas en los EE.UU. se oponen a productos individuales de la biotecnología, a nivel fragmentario, los activistas en el tercer mundo (y muchos en Europa también) expresan la necesidad de una crítica más básica y una oposición más decidida a la ingeniería genética y a los mitos de la ‘propiedad intelectual’.

Los límites de la política alimentaria de siempre

Desde que la FDA aprobara la Hormona de Crecimiento Bovino (BGH), creada genéticamente, para su uso comercial a finales de 1993, los activistas han estado divididos acerca de cómo mantener a la leche libre de este producto innecesario y perjudicial. El caso contra la BGH es cada vez más claro: numerosos estudios han confirmado los brotes de mastitis (infecciones en las ubres) y los altos recuentos de células somáticas en la leche (provenientes de células de pus dispersas, lo cual lleva a un deterioro más rápido), después de que se les inyectara BGH sintético a las vacas. Las infecciones son persistentes y frecuentemente requieren dosis inusualmente altas de antibióticos no estándar. El uso de la BGH está ya disminuyendo en los estados del oeste, debido a "excesivos problemas en pies y piernas, incremento de abortos, problemas de nacimiento y de crianza, y mayores niveles de desechos", según la revista del ramo, Dairy Profit Weekly. Las vacas inyectadas con BGH claramente están agotando sus reservas metabólicas para mantener niveles artificialmente elevados de producción de leche, y los consumidores tienen buenas razones para preocuparse por los residuos antibióticos, el deterioro más rápido, los niveles alterados de grasas, calcio y proteínas, y diversos efectos laterales por la elevación de los niveles de un factor de crecimiento (IGF-1), relacionado con la BGH, que comparten vacas y personas.

Dado que los precios de la leche para los granjeros van constantemente a la baja (sin ninguna baja correspondiente en los precios al público), está claro que sólo las industrias biotecnológicas, químicas y farmacéuticas se están beneficiando del uso del BGH. Sin embargo, la multinacional Monsanto está echando toda la carne en el asador para hacer de la leche-BGH el estándar de la industria. Venden la BGH directamente a los granjeros, pagan las facturas de los veterinarios, ofrecen recogida gratis de las jeringuillas y grandes descuentos por incremento de volumen, y amenazan con poner un pleito a las compañías que etiqueten sus productos como libres de la hormona sintética. Para la gente que quiere comprar leche no adulterada está siendo cada vez más difícil determinar con certeza qué empresas lecheras realmente prohiben a sus granjeros usar la hormona. La causa: Monsanto y el resto de la industria agroquímica ha decidido que la biotecnología es el futuro y que la BGH será su entrada en el mercado, tanto si la gente lo acepta de buen grado como si no.

Como informaba el New York Times en sus páginas de economía en marzo, "el consenso es que si un gigante con bolsillos anchos como Monsanto no puede sacarlo adelante, Wall Street se abstendrá de invertir en biotecnología para la industria de la alimentación en los próximos años". Básicamente, el valor de las acciones de biotecnología ha caído a la mitad desde 1992 y la tasa de éxito de los nuevos medicamentos - el producto con más éxito de estas industrias hasta hace poco - ha caído precipitadamente. Estudios recientes muestran que los medicamentos biotecnológicos pasan los tests clínicos y otras pruebas de seguridad y eficacia aproximadamente al mismo nivel que los medicamentos descubiertos con métodos más convencionales, confirmando la visión de que los aclamados ‘éxitos’ de la biotecnología surgen en gran medida del éxito de la industria en echar a otras tecnologías fuera de la agenda de investigación.

Los primeros esfuerzos para aumentar la conciencia pública sobre los peligros de la BGH se centraron especialmente en los medios de comunicación y en la legislación. La Campaña por una Comida Pura, con sede en Washington, D.C. (ahora en Minnesota), coordinó manifestaciones en las ciudades más importantes de todo el país en respuesta a la aprobación por la FDA de la BGH, incluyendo numerosos volcados públicos de leche, con gran visibilidad. El seguimiento por parte de los medios fue impresionante en los primeros meses de uso de la BGH y el tono del seguimiento fue con frecuencia inusualmente favorable. La legislatura de Vermont aprobó la primera ley de etiquetado obligatorio para los productos lecheros afectados por la BGH en marzo del 94 y Maine, Wisconsin y Minnesota siguieron sus pasos con versiones considerablemente más suaves. Más de 100 distritos escolares desde Chicago a Los Angeles aprobaron resoluciones contra los productos BGH en sus cafeterías y se iniciaron procesos contra la FDA por conflictos flagrantes de intereses entre el personal responsable de la aprobación de la BGH.

A pesar de que todas estas acciones sin duda han teñido la reputación de la BGH y han afectado a la venta de productos lácteos en todo el país, la industria lechera en bloque ha apoyado sin fisuras la promoción testaruda de Monsanto de su nuevo producto estrella. Más de un año después de aprobar la ley de etiquetado de Vermont, aún no ha sido puesta en marcha. Diez meses discutiendo las reglas, un gobernador intentando estar a bien con las dos partes, intentos legislativos persistentes de suavizar la ley y, finalmente, una denuncia por las principales asociaciones comerciales (Asociación Internacional de Productores Lácteos, comerciantes, empresas de alimentación, etc.) han convertido al etiquetado de la BGH en una pelota política que pocos en el Congreso quieren coger. ¿Por qué se opone vehementemente la industria al etiquetado? Porque innumerables sondeos en Vermont y en todo el país muestran que la mayoría de la gente no quiere consumir productos lácteos provenientes de vacas tratadas con BGH.

En vez de pasar a la ofensiva contra este intento flagrante de prevenir el etiquetado de la BGH, los abogados y consultores de los lobbies de granjeros y grupos de consumidores en Vermont, buscaron el compromiso. Sin confianza en que la denuncia de la industria pudiera ser batida en los tribunales, silenciosamente apoyaron los planes para modificar las reglas de etiquetado y hacerlas menos costosas para las corporaciones. Unos pocos activistas tomaron la iniciativa de acudir a las autoridades escolares locales y ganaron resoluciones contra la BGH a nivel local. Mientras tanto, Food & Water, una organización nacional por la seguridad en la alimentación con base en Vermont, optó por una campaña más concentrada en apuntar a empresas concretas por promover el uso de la BGH.

El plan era centrarse en Land O’Lakes, uno de los productores lácteos más grandes de los EE.UU y una de las empresas que más visiblemente han apoyado el uso de la BGH. Food & Water había ganado una pequeña concesión de Land O’Lakes en una campaña previa, cuando la compañía empezó a vender una marca de leche de calidad en el Medio Oeste, libre de la hormona. Días antes de que empezara la campaña contra Land O’Lakes en Vermont, Food & Water obtuvo un memo interno del más conocido productor de quesos de Vermont discutiendo planes para acabar con su propia prohibición sobre la BGH. Después de cientos de llamadas de clientes enfadados y más de un millón de dólares perdidos en ventas, la Cabot Creamery primero defendió su nueva política y luego se echó atrás. El resultado final aún no está claro. Los organizadores esperan que las lecciones de las campañas contra Cabot y Land O’Lakes puedan ser de utilidad contra las marcas nacionales más grandes que se han atrincherado detrás de Monsanto. Campañas concentradas de consumidores como la de Food & Water pueden tener éxito donde la política legislativa convencional ha fracasado (una proposición de ley federal de etiquetado de BGH, propuesta por el congresista independiente de Vermont, Bernie Sanders, no se cree que tenga muchas posibilidades de llegar al Congreso. A pesar de ello, varias organizaciones nacionales han hecho de esta propuesta el centro de su estrategia contra la BGH).

Está por ver si estos esfuerzos, combinados con la creciente resistencia a la BGH por parte de los granjeros, tendrá éxito en detener el uso de este producto de la ingeniería genética en los EE.UU. Está aún menos claro si se conseguirá el mismo nivel de movilización este año contra los tomates y calabazas alterados, y el año que viene contra las patatas y el algodón resistente a los herbicidas y luego contra el ‘Mundo feliz’ de los productos alimenticios creados genéticamente. Sería necesaria una cooperación entre los activistas sin precedentes, una difícil posibilidad en estos tiempos de cautela immobilizadora y competición creciente por los escasos fondos entre las organizaciones mayoritarias. En Europa, donde la oposición a la ingeniería genética es más amplia y se expresa a un nivel más fundamentalmente ético, los ministros de agricultura del continente han aceptado extender la moratoria sobre la BGH de la Unión Europea al año 2000. En Alemania, donde la fea cara de la eugenesia está aún muy presente en la conciencia pública, los activistas han organizado grandes campamentos en las parcelas experimentales donde se están probando cultivos alterados, patrullando así las cosechas a la vista del gran público.



Mientras la gente en los EE.UU. está luchando batallas importantes, pero con frecuencia de forma individual, contra los peligros de productos específicos de la biotecnología, los activistas internacionales se han unido a los científicos progresistas para articular una crítica más amplia de la biotecnología y la ingeniería genética. Se han concentrado en las consecuencias ecológicas, sociales y éticas de la experimentación genética con fines comerciales. Ven el paradigma científico de la ingeniería genética como una lectura fundamentalmente errónea de la naturaleza de los procesos de la vida, y han demostrado cómo el falso optimismo público de la industria de la biotecnología refleja una ignorancia voluntaria de los recientes descubrimientos en genética molecular y ciencias ecológicas. La carrera por comercializar productos biotecnológicos ha sacado de la agenda de la comunidad científica a los estudios de los efectos de los organismos creados genéticamente (GEOs), por lo tanto se debe imponer una moratoria internacional sobre la liberación al aire libre de formas de vida creadas genéticamente hasta que se puedan poner en marcha medidas significativas de seguridad. Este fue el mensaje de la presentación de la Red del Tercer Mundo en Nueva York el pasado abril.

La crítica filosófica y histórica más amplia de la biotecnología la realizó la física, autora y activista ecofeminista india Vandana Shiva, quien señaló que las premisas mecanicistas inherentes al concepto mismo de ‘ingeniería genética’ reducen la complejidad y habilidad auto-organizativa de los ecosistemas vivos, a la creencia de que la vida puede ser "[re]diseñada desde fuera". "El paradigma reduccionista emergió en una era en que las especies eran tratadas simplemente como objetos del ‘imperio del hombre’, para ser manipuladas a su voluntad con objeto de servir a los intereses de los miembros dominantes de la especie humana" ha escrito Shiva. La visión dominante no sólo ignora las incertidumbres inherentes a la experimentación genética y la impresionante proporción de casos en que los organismos alterados genéticamente no se comportan como se esperaba, sino que denigra sistemáticamente las formas más tradicionales de conocimiento, sobre las cuales dependen cada vez más los pretendidos ingenieros genéticos para encontrar pistas sobre dónde buscar genes prometedores en la naturaleza para estudiarlos. "Se necesita un paradigma post-reduccionista para crear respeto por los sistemas indígenas y para protegerlos" ha argumentado Shiva.

Las limitaciones de la idea de la ingeniería genética se ilustran mejor con un hecho nunca mencionado en los exultantes informes periodísticos de los últimos avances científicos: que la tasa real de ‘éxito’ en los experimentos de partición de genes es con frecuencia muy baja. Vandana Shiva señaló recientes experimentos en que uno de cada 550 embriones de ovejas "creados genéticamente" creció hasta convertirse en ovejas que produjeran leche con cantidades utilizables de una proteína humana de la sangre farmacológicamente activa. Petunias alteradas para tener pigmentos extra salen con frecuencia blancas o coloreadas irregularmente. Los esfuerzos en Nova Scotia para insertar genes resistentes al frío del lenguado a las huevas del salmón atlántico tuvieron éxito en uno de cada 100.000 intentos. Los cerdos alterados para producir más hormonas de crecimiento, en teoría para una carne más magra, nacieron deformados, estériles y con los músculos de las piernas tan débiles que nunca pudieron caminar normalmente. Con prácticamente ningún esfuerzo para estudiar sistemáticamente estos frecuentes "fracasos", los intentos de predecir los efectos de liberar organismos alterados en la naturaleza son poco más que conjeturas.

La opinión mundial que ha promovido la confianza en la "ingeniería genética" a pesar de la cascada de pruebas en contra es también inconsistente con los descubrimientos en genética molecular en los últimos 20 años. Las discusiones populares sobre la biotecnología, según Mae-Wan Ho de la Universidad Abierta en el Reino Unido, ignoran el hecho abrumador de que "ningún gen funciona aislado". Los "dogmas centrales" de la genética de los 60 - que los genes determinan características visibles de una manera directa (ADN-ARN-proteínas), que los genes son estables y se transmiten sin cambios a las generaciones futuras exceptuando mutaciones excepcionalmente raras y que la herencia de rasgos concretos no está influida por factores medioambientales -, han sido todos cuestionados por los descubrimientos recientes. El mito de un "programa genético" directo ha sido puesto en duda por los descubrimientos de "genes saltarines", transposones, el procesamiento complejo y la "edición" del ARN mensajero antes de ser "traducido", el fenómeno de la "cosupresión" (por el cual copias adicionales de un gen, artificialmente insertadas, suprimen más que elevan, la expresión original del gen) y nuevas pruebas de que cambios en el entorno pueden realmente afectar a los genes que bacterias y plantas transmiten a su descendencia (véase, por ejemplo, Scientific American, marzo del 93). "Los genes están definidos por el contexto; si no entiendes el contexto, no entiendes la función de un gen" explica el colega de Ho, Brian Goodwin, autor del reciente libro "Cómo el leopardo cambió sus rayas".

Se cree hoy en día que menos del dos por ciento de las enfermedades humanas son el producto de un solo gen. Incluso en esos casos, el diagnóstico genético es raramente suficiente para predecir si una persona tendrá nunca algún síntoma. Por ejemplo, uno de cada diez bebés afroamericanos en los EE.UU nace con al menos una copia del conocido gene de la célula falciforme (sickle cell), mientras sólo uno de cada 500 padece en realidad anemia falciforme. Algunos caen gravemente enfermos cuando son niños pequeños mientras otros se ven afectados mucho más tarde y en un grado mucho menos serio, todo ello por razones enteramente desconocidas. Según el biólogo molecular de Berkeley, Richard Strohmann, "está cada vez más claro que el análisis genético por sí solo no servirá nunca para predecir, diagnosticar o tratar enfermedades como el cáncer poligénico, la hipertensión u otros fenotipos humanos complejos".

Las claras pruebas de que "la migración de poblaciones humanas resulta en nuevos tipos de cáncer, en que el grupo coge enfermedades reflejo de su nuevo entorno y abandona enfermedades comunes a sus parientes que se han quedado en casa y con quienes comparten un mismo background genético" demuestran los límites del análisis genético de las enfermedades, según Strohmann. Una vez más, las premisas tradicionales de que los "programas" genéticos determinan el carácter fisiológico de cada uno y que los rasgos genéticos no se ven afectados por factores medioambientales, se están poniendo seriamente en duda.

Organismos transgénicos y bioseguridad

Los esfuerzos de la industria por mitigar la extendida preocupación pública sobre la biotecnología se basan en tres mitos mantenidos comúnmente: que la manipulación genética es "natural", que no es muy diferente de la crianza convencional y que los organismos transgénicos son inherentemente incapaces de escapar de entornos cuidadosamente controlados, sea laboratorios, sea granjas de producción. Estos argumentos han sido desacreditados desde hace tiempo en los círculos científicos. Mientras la crianza tradicional - y la mayoría de transferencias de genes en la naturaleza - significa la substitución de formas alternas (aleles) de un gen particular en su sitio apropiado (cromosómico o extra-cromosómico), la partición de genes en el laboratorio puede resultar en combinaciones enteramente nuevas de los rasgos genéticos de un organismo.

Esto añade tremendas incertidumbres nuevas. Según el ecologista Philip Regal de la universidad de Minnesota, incluso aquellos que apoyan la desregulación de la biotecnología aceptan que "no puede haber argumentos genéricos en favor de la seguridad de los organismos creados genéticamente". Regal ha escrito que, creando "poblaciones de organismos con nuevas combinaciones de rasgos adaptativos" (p.ej. rasgos como la resistencia a la enfermedad y a las plagas, que mejoren las posibilidades de supervivencia), "la ingeniería genética tiene el potencial para crear tipos de organismos que pueden interactuar con ecosistemas y comunidades biológicas concretos de maneras funcionalmente o competitivamente novedosas".

Esta visión es apoyada por los estudios sobre los efectos de los organismos exóticos no creados genéticamente que se han ido introduciendo en entornos para los cuales no estaban adaptados. En vista de casi 40 años de estudios ecológicos sobre el impacto de plantas y animales introducidos en nuevos entornos, la probabilidad de un daño ecológico significativo por la liberación de organismos "diseñados" es un tema que debe preocuparnos muy seriamente.

Desde la plaga que virtualmente destruyó los castaños de América, a las lagartas, los caracoles de jardín de California y las "medflies", las viñas "kutzu" en el sudeste y aproximadamente el 40 por ciento de todas las plagas de insectos importantes en los EE.UU, la introducción de organismos provenientes de tierras lejanas tiene muchas veces efectos dramáticos e inesperados en los ecosistemas nativos. Los eucaliptos importados de Australia han asfixiado las tierras pantanosas de Norteamérica y el sudeste asiático, y se han convertido en una importante amenaza al suministro de agua de superficie en los Everglades de Florida y muchos otros ecosistemas en peligro en todo el mundo. Un estudio encargado por el programa medioambiental de la ONU ha documentado varios de estos casos, desde microbios causantes de enfermedades que sobreviven a fuertes cuarentenas hasta las variantes importadas de caballos, cabras y renos. "Los resultados de esta mezcla al por mayor de la flora y fauna de la tierra han sido efectos ecológicos inesperados e infortunados", concluía el estudio.

La existencia de más de mil variedades de plantas y bacterias alteradas genéticamente en el laboratorio y después probadas al aire libre, añade nuevos riesgos imprevisibles a esta situación. Más allá de las diversas alteraciones físicas y ecológicas causadas por la inserción de organismos novedosos pero intactos genéticamente en nuevos entornos, las formas de vida alteradas genéticamente añaden una dimensión de riesgo completamente nueva. Un estudio de 1993 encargado por la Unión de Científicos Preocupados describe varios escenarios en que las variedades alteradas de cultivos comunes pueden convertirse en hierbas invasoras o pasar sus combinaciones únicas de genes a las plantas nativas con consecuencias imprevisibles. Los genes insertados pueden extenderse a la naturaleza salvaje a través del polen y de varios transmisores bacterianos y víricos. El escenario más probable en los EE.UU es en el caso de cultivos como la colza y el girasol que tienen muchos parientes "salvajes" aquí. Cuando la experimentación genética se traslade a las regiones tropicales, de las cuales provienen la mayoría de cultivos comunes, el factor de riesgo se multiplica varias veces.

En otras palabras, con cientos de variedades de plantas y bacterias alterados genéticamente siendo probados sólo en los EE.UU, el riesgo de afectar a las especies nativas de plantas es ya muy serio. Si un número en cierta manera significativo de estas variedades se cultivara en cantidades comerciales sobre una área geográfica amplia, el riesgo se convertiría en extremo. En los países del tercer mundo donde las variedades nativas, salvajes, de los cultivos habituales son más comunes, hay una alta probabilidad de que la experimentación genética altere severamente el balance natural de plantas y animales sobre el que ha dependido la gente durante miles de años. Un estudio reciente de Greenpeace documentaba tests de campo no regulados y otras actividades de desarrollo con GEOs en al menos 13 países africanos, asiáticos y latinoamericanos, y 80 usos ilegales de microbios patentados, alterados genéticamente, sólo en la India. Sin prácticamente recursos científicos para controlar los efectos de esos experimentos, estos países dependen completamente de la información científica inadecuada proveniente de países como EE.UU y Japón, donde se están desarrollando estas tecnologías.

Las pruebas se acumulan

A pesar de la plétora de escenarios probables de alteración genética y ecológica por el uso de formas de vida alteradas, estos escenarios acostumbran a tener un componente especulativo que facilita a los portavoces de la industria el atacar a sus oponentes por extender miedos sin fundamento. Hasta hace poco, claro. Los estudios de las consecuencias medioambientales de los organismos alterados genéticamente están en su infancia comparados con la creciente sofisticación de las tecnologías de partición de genes, por razones obvias relacionada con las fuentes de recursos para tales investigaciones. No obstante, las evidencias científicas sobre la viabilidad y potencial destructivo de los organismos alterados están empezando a acumularse rápidamente.

El año pasado, virólogos de la Michigan State University publicaron un estudio demostrando que los genes víricos implantados en células de plantas podían transferirse al ADN de otros virus con que la planta tuviera contacto. El Dr.Richard F.Allison dijo al New York Times que esto podía llevar a la creación no intencionada de nuevos, y quizás más virulentos, virus. Varios estudios sugieren que los virus también pueden transferir genes entre plantas y quizás animales también. Estudios de la universidad de Arizona sugieren que los ácaros parasitarios pueden estar involucrados en transferir genes saltarines conocidos como "elementos P" entre variedades comunes de moscas de las frutas. Cuando los genes ‘foráneos’ empiezan a extenderse entre las poblaciones salvajes de plantas y animales, se convierten en imposibles de rastrear, mucho menos de controlar.

Una de las presentaciones más impactantes del seminario de la Red del Tercer Mundo en Nueva York fue hecha por la Dra.Elaine Ingham, una patóloga vegetal de la universidad de Oregon State. Ingham empezó a preocuparse sobre las consecuencias medioambientales de los esfuerzos de sus colegas por alterar la genética de una variedad común de bacteria encontrada en las raíces de la mayoría de las plantas. La bacteria sería capaz de digerir los residuos de los cultivos, ahora considerados productos de desecho y a menudo quemados en grandes cantidades, y producir alcohol etílico que los granjeros podrían utilizar como combustible. Para algunos, esto parecía el método tecnológico perfecto para convertir productos de ‘desecho’ en algo útil. Ingham se lanzó a descubrir como afectaría la bacteria genéticamente alterada al crecimiento de hierbas comunes en una variedad de tipos de terrenos.

Ingham descubrió que la bacteria alterada sobrevivía fácilmente y a menudo ganaba la partida a sus congéneres, algo que los defensores de la biotecnología decían que nunca podría ocurrir. Pero los efectos en las hierbas fueron aún más inesperados. En terrenos arenosos, la mayoría de hierbas murieron de envenenamiento por el alcohol. En terrenos de tierra, sin embargo, las hierbas murieron también pero por una causa completamente diferente. La bacteria alterada aparentemente incrementó el número de nemátodos que nutren a las raíces y disminuyó la población de hongos beneficiosos que ayudaban a las hierbas a resistir enfermedades comunes.

"Debemos entender los efectos en todo el sistema, no sólo porciones aisladas" ha escrito Ingham "porque los productos biotecnológicos van a tener una gama de impactos mucho mayor que sólo el organismo alterado". En terrenos boscosos, por ejemplo, las especies nativas de árboles dependen de hongos que viven en las raíces para la correcta absorción de nutrientes y agua del terreno. ¿Qué pasaría si estas bacterias se extendieran de una granja a los bosques cercanos? Otros estudios descritos por Ingham han demostrado efectos como niveles alterados de dióxido de carbono, incremento de enfermedades en las plantas y cambios en la distribución de otros microbios esenciales del suelo por la introducción de organismos alterados y sus subproductos.

Durante años, los argumentos sobre la seguridad de los organismos alterados dependían de las afirmaciones de que simplemente no podrían sobrevivir fuera del entorno controlado de los laboratorios y granjas experimentales. Beatrix Tappeser del Instituto de Ecología Aplicada, de Frankfurt, Alemania, presentó un estudio completo de experimentos diseñados para probar esta afirmación y encontró numerosos casos de formas de vida alteradas genéticamente que sobrevivieron, en aguas de superficie, en aguas aptas para el consumo, en aguas de desecho, en tierra e incluso en la ropa, en tasas comparables a sus familiares naturales. Además, fragmentos aislados del ADN no sólo sobreviven, sino que frecuentemente están a salvo de la degradación natural en las aguas fecales y en partículas suspendidas en el suelo, agua y heces animales. Estos descubrimientos aumentan el abanico de escenarios plausibles para la extensión descontrolada de rasgos como la resistencia a los antibióticos y herbicidas, la producción de sustancias tóxicas para varios insectos, la habilidad de crecer mejor en terrenos arenosos o degradados de otras maneras, y muchos más cambios bioquímicos sutiles. A la luz del conocimiento reciente sobre la complejidad de la expresión genética, la seriedad de las posibles consecuencias se incrementa en gran medida.

Política internacional

El seminario de la Red del Tercer Mundo en Nueva York se organizó para educar a los delegados de la ONU y sus colaboradores en preparación de la próxima reunión anual de la Comisión por el Desarrollo Sostenible de la ONU. Pero también se convirtió en un foro para tomar en consideración diversos temas de preocupación inmediata para los activistas del tercer mundo preocupados por la biotecnología. Los participantes centraron sus dudas en las "aplicaciones medioambientalmente sanas de la biotecnología" puestas de relieve en varios documentos clave de la ONU desde la cumbre medioambiental de la ONU en 1992.

Por ejemplo, un documento reciente de estrategia de la Organización para el Desarrollo Industrial de la ONU (UNIDO), después adoptado por la oficina del Secretario General, abogaba por "construir capacidad" en biotecnología en los llamados "países en desarrollo" bajo los auspicios de la ONU. Mientras los oficiales de la ONU describían estas propuestas como medios para los países de considerar mejor las consecuencias del desarrollo biotecnológico, la mayoría de participantes las vieron como un plan para la promoción y obtención de fondos internacional para la biotecnología en un momento en que la suerte de la industria en Wall Street está en declive. La ecologista alemana Christine von Weizsaecker explicaba cómo los ministerios de ciencia y tecnología de muchos países se han convertido en agencias para la promoción de ciertas tecnologías, como por ejemplo la biotecnología.

Un plan alternativo descrito por el abogado internacional Gurdial Nijar ponía el acento en evaluar los impactos sociales, ecológicos, culturales, económicos y sobre la salud pública, de los nuevos descubrimientos y todos los lanzamientos planeados. Los impactos de las formas de vida liberada serían estudiados con detenimiento más allá de las áreas inmediatas donde tuviera lugar la liberación, y la carga de la prueba de las afirmaciones de seguridad sería para los que proponen los tests de organismos genéticamente alterados. Nijar proponía una garantía internacional de consentimiento previo informado, basado en el Principio Precaucionario de la Declaración de Río de 1992, que afirma "Cuando haya peligro de daños serios o irreversibles, la falta de certeza científica total no debería ser usada como una razón para posponer medidas que prevengan la degradación medioambiental".

Desde la aprobación de la Convención por la Biodiversidad en la "Cumbre de la Tierra" en Río, los activistas de todo el mundo han presionado para añadir un protocolo sobre bioseguridad que protegiera a los ecosistemas nativos de las consecuencias posibles de la experimentación genética. A pesar de que la administración Clinton ha aceptado la Convención por la Biodiversidad rehuida por sus predecesores en Washington, ha intentado reinterpretarla para satisfacer las persistentes objeciones de la industria de la biotecnología. Específicamente, estuvieron en contra de las disposiciones que requerían a las empresas farmacéuticas y agrícolas que compartieran sus investigaciones con los pueblos indígenas, que han sido los cuidadores tradicionales de la biodiversidad (ver Z de octubre del 93). Los EE.UU también han estado a la cabeza de los esfuerzos para oponerse a un protocolo por la bioseguridad.

Los defensores de la biotecnología en las plantillas de varias agencias de la ONU, así como el gobierno de los EE.UU, citan las usuales alegaciones sobre la misión de la biotecnología para alimentar al mundo, incrementar los recursos renovables, mejorar la salud humana y la protección medioambiental. El testimonio de los activistas y científicos escépticos sobre la biotecnología sólo confirma el carácter cuestionable de estas afirmaciones, y expone los riesgos largamente infravalorados inherentes a las nuevas tecnologías genéticas. El mejor antídoto a las acusaciones de los ejecutivos de la industria de la alimentación de que los oponentes a la biotecnología están usando "tácticas del miedo" para frenar la aceptación inevitable de los alimentos alterados puede ser una comprensión más elevada de las consecuencias reales del futuro alterado que la América empresarial espera con tanta ansiedad. Combinado con el ya amplio escepticismo sobre la creciente manipulación tecnológica de la comida, esto puede ofrecer nuestra mejor esperanza de que el ‘Mundo feliz’ de la biotecnología no es tan inevitable como sus proponentes quieren hacernos creer.

Z Magazine

###################################

AMBIENTE: Progreso limitado o nulo
desde la Cumbre de la Tierra


por Thalif Deen



NACIONES UNIDAS (IPS) La comunidad internacional no ha cumplido su compromiso de evitar el deterioro del ambiente mundial, lamentó el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.

Esa promesa fue formulada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, también conocida como Cumbre de la Tierra, celebrada en junio de 1992 en la ciudad brasileña de Río de Janeiro.

Allí, líderes de todo el mundo prometieron erradicar la pobreza, cambiar el modelo de consumo y producción, salvar los ecosistemas del planeta e impedir la deforestación.

"Se han hecho algunos progresos en cuanto a la adopción de medidas para proteger el ambiente, pero el estado del ambiente mundial todavía es frágil y las medidas de conservación distan de ser satisfactorias", señaló Annan en un informe de 69 páginas publicado el 28 de enero.

Además, no ha habido grandes cambios en los "modelos insustentables de consumo y producción", observó el secretario general.

Cerca de 15 por ciento de la población mundial, la mayoría en países industrializados, representa 56 por ciento del consumo mundial, mientras el 40 por ciento más pobre representa apenas 11 por ciento del consumo.

"En algunos aspectos, las condiciones son peores ahora que hace 10 años", destacó Annan.

El informe fue publicado el lunes para coincidir con el comienzo de las reuniones preparatorias para la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sustentable, a celebrarse en Johannesburgo, Sudáfrica, del 26 de agosto al 4 de septiembre.

Uno de los motivos de la deficiente aplicación de las decisiones de la Cumbre de la Tierra es la falta de confrontación al creciente poder de las compañías multinacionales, afirmó Kenny Bruno, coordinador de proyectos de la ONU de la organización no gubernamental estadounidense CorpWatch.

"Ese poder impulsó el modelo de globalización que marginó la Agenda 21", el documento que encarna las promesas realizadas en Río de Janeiro, dijo a IPS.

Como resultado, agregó, la agenda ambiental quedó subordinada a las normas de comercio e inversión, en lugar de ser a la inversa.

El grupo de Bruno es uno de los más férreos opositores del Pacto Mundial de la ONU, una asociación entre el foro mundial y grandes empresas multinacionales para promover el respeto a los derechos humanos, ambientales y laborales.

Los críticos consideran que el Pacto ofrece a las transnacionales la oportunidad de lavar su imagen sin realizar compromisos firmes y ejecutables para mejorar sus prácticas.

El deterioro del ambiente mundial se hizo evidente en diversos fenómenos en los últimos 10 años, según el informe de Annan.

El agua dulce es cada vez más escasa en muchos países debido al uso agrícola, que representa 70 por ciento del consumo. Sólo 30 por ciento del agua es absorbida por los cultivos, mientras el resto se desperdicia.

Más de 11.000 especies están amenazadas y 800 se han extinguido debido a la pérdida de sus hábitats. Otras 5.000 especies podrían padecer riesgo de extinción a menos que se tomen medidas para revertir la disminución de su población, dice el estudio.

Mientras, un cuarto de las pesquerías del planeta están sobreexplotadas y la mitad están plenamente explotadas. La captura de peces del océano Atlántico y algunas partes del Pacífico alcanzó su potencial máximo hace años.

Sin embargo, sólo uno por ciento de las aguas oceánicas están protegidas.

El informe también señala que muchos bosques naturales son convertidos a la agricultura, y que el ritmo mundial de deforestación en la década de 1990 se estimó en 14,6 millones de hectáreas por año, en su mayoría en países en desarrollo. La tasa neta de deforestación fue más elevada en Africa y América del Sur.

Así mismo, cerca de 27 por ciento de los arrecifes de coral del planeta se perdieron por el impacto humano directo y los efectos del cambio climático, y se estima que otro 32 por ciento se destruirán funcionalmente en los próximos 30 años si no se adoptan medidas correctivas.

El mayor incremento en el uso de energía ocurrió en los medios de transporte, 95 por ciento de los cuales utilizan petróleo como combustible. Se prevé que las emisiones de dióxido de carbono de este sector aumentarán 75 por ciento en el 2020.

En cuanto a la pobreza, el progreso ha sido "muy limitado", y la globalización en sí mismo no ha beneficiado a la mayoría de los seres humanos.

El número de personas que viven con menos de un dólar al día cayó apenas de 1.300 a 1.200 millones entre 1990 y 1998, en una población mundial de 6.000 millones.

##################################

EL MOVIMIENTO "ECO-VILLAS"

foto4

Respuesta a la crisis global


Por el Dr. J.T. Ross Jackson
Los asentamientos humanos están en crisis tanto en el norte como en el sur, pero por diferentes razones. En un sentido amplio, la crisis de los asentamientos humanos es parte de una situación mayor, del planeta que experimenta los límites al crecimiento. Hay un consenso creciente reflejado, por ejemplo, en el Informe Brundtland, y en Río 92, que tenemos que aprender a vivir de manera sustentable si queremos sobrevivir como especie.

Una respuesta a esta crisis departe de un número creciente de ciudadanos alrededor del mundo, ha sido enfocar el tema de cómo ellos quieren vivir sus propias vidas en esta futura sociedad sustentable.

Ellos están diciendo, tratemos de construir una pequeña comunidad, una Eco-Villa, que satisfaga los requerimientos de dicha sociedad. Una que provea una elevada calidad de vida sin tomar más de la tierra que lo que se le devuelve. Una que no niegue la tecnología existente, pero que considere a la tecnología como un sirviente y no como amo. Una que satisfaga la necesidad humana de vivir en una sociedad con contenido social, ecológico y espiritual, lo cual está faltando en la corriente principal de la sociedad contemporánea.

Y esto está sucediendo en muchos países. En diferentes versiones, diferentes culturas y climas diferentes. Pero en casi todos los casos sin ningún apoyo oficial. En casi todos los casos, por gente que tienen muy pocos recursos personales, pero un alto grado de idealismo y dedicación al objetivo establecido.

Apoyo merecido

Los miembros de Eco-Villas merecen el apoyo de la comunidad internacional porque están creando los ejemplos que pueden eventualmente convertirse en la corriente principal y mejorar la calidad de vida para todos nosotros. Más que nunca, el mundo necesita buenos ejemplos de lo que significa vivir en armonía con la naturaleza de un modo espiritualmente satisfactorio y sostenible. El mejor modo –quizá el único- para aprender, es con ejemplos. La principal diferencia que caracteriza a los miembros de Eco-Villas, es que ellos lo están haciendo, poniendo sus propias vidas en juego.

Ellos son los pioneros de nuestro tiempo, abriendo nuevos surcos, aprendiendo en el camino, luchando contra la enorme resistencia de la mayoría de la sociedad. Y lo están haciendo casi sin ayuda. Al contrario, nuestras leyes –locales, impositivas, edilicias, hipotecarias, etc.- son a menudo un gran obstáculo para los intentos de vivir de un modo que se aparta del modelo de sociedad moderna e industrial, un modelo que es insostenible, pero extremadamente reticente a cambiar. Sobre todo será imposible cambiarlo desde arriba. Es por eso que este movimiento de Eco-Villas podría ser muy importante para nuestro futuro común.

En el Norte

En el norte, las motivaciones de las personas que están creando Eco-Villas suelen encontrarse dentro de tres categorías: Ecológicas, Espirituales y Sociales. Cada uno de los tres grupos está trabajando en una visión alternativa positiva, reaccionando a lo que perciben como la mayor deficiencia en la mayoría de la sociedad.

Los que tienen una motivación ecológica están reaccionando contra las políticas de medio ambiente insostenibles, y tienden a enfatizar la vida en armonía con la naturaleza, la Permacultura, y la autosuficiencia en la producción de alimentos y energía.

Los que tienen una motivación espiritual están reaccionando contra la estéril filosofía del materialismo occidental y lo que perciben como intolerancia dogmática de muchas religiones tradicionales. Tienden a enfatizar el tomar con responsabilidad sus propias vidas y el desarrollo personal.

Los que tienen una motivación social están reaccionando contra la alienación del individuo debido a la institucionalización de las funciones de apoyo social tradicionales, la ruptura de la familia y la marginación de los miembros más débiles de la sociedad. Ellos tienden a enfatizar el re-establecimento de la "comunidad".

Esto último está más cerca de la mayoría y representa el primero y más sencillo paso para muchos. Los tres grupos a menudo incluyen ciudadanos que activamente promueven "agenda 21", "plan de acción global", "paso natural", y similares iniciativas ecológicas de base. Estas categorizaciones no son estrictas. Muchas Eco-Villas tienen las tres motivaciones. Y como van aprendiendo unas de otras, parece haber una tendencia de ampliar sus horizontes al ir integrando los valores y experiencias de cada comunidad, expandiendo así sus visiones.

Eventualmente las Eco-Villas más exitosas probablemente incorporarán los tres elementos.

Para sintetizar, hay un consenso general entre los miembros de Eco-Villas del norte que el modo de vida corriente es insostenible ecológicamente, y que las bases filosóficas y morales de nuestra sociedad materialista del siglo XX son espiritualmente insatisfactorias.

Algunos pueden decir: ¿Por qué apoyar a las Eco-Villas del norte, cuando las necesidades de las del sur son mucho más grandes?, la respuesta es que es en el norte donde estamos viviendo de manera insostenible, no en el sur. El norte consume más de 100 veces los recursos per capita que el sur.

Además el norte tiene lejos una necesidad más grande de cambiar su estilo de vida que el sur. Es la gente del norte quien tiene la responsabilidad y los recursos para actuar.

En el Sur

La situación en el sur es bastante distinta. La gran mayoría de personas viven en comunidades rurales que han perdurado por siglos, pero están rápidamente perdiendo este estado pues son abandonadas en un éxodo masivo hacia las "villas miserias" de las grandes ciudades. Irónicamente lo que motivo en gran parte esta migración es la idea falsa de que en la ciudad de alguna manera alcanzarán la supuesta vida idílica del norte (la vida tan rechazada por los del norte por ser totalmente insatisfactoria). En realidad, la rápida urbanización del sur es tan insostenible como el hiper-consumo del norte.

La mayor tarea para el sur es frenar el flujo de personas a las grandes ciudades y re-establecer la sustentabilidad de las comunidades rurales que han existido por siempre. Al contrario del norte, donde es mucho más fácil establecer nuevas y pequeñas comunidades que transformar las existentes, la tarea del sur es diferente y desdoblada:

mantener y re-establecer la sustentabilidad de las comunidades rurales existentes, incluyendo la creación de empleos. Esto disminuirá, pero no detendrá la urbanización.
Crear modelos para establecer viviendas económicas, de construcción local en Eco-Villas sustentables en las periferias de las grandes ciudades a fin de absorber mejor el flujo de personas.

Ciudades

La palabra "Eco-Villa" sugiere a algunos la idea de una villa rural tradicional de tecnología precaria. Esto no es así. Es más bien un nuevo término que enfatiza la importancia de la dimensión social de la "comunidad", ya sea en un ambiente rural o urbano. Algunos prefieren el término "Eco-Hábitat" para evitar esta interpretación. Los miembros de las Eco-Villas no rechazan la tecnología moderna. La mayoría de las Eco-Villas del norte son rurales porque es más fácil comenzar un proyecto en una nueva porción de tierra.

Las Eco-Villas urbanas son una parte importante del futuro, pero son mucho más difíciles de establecer en el norte debido a una infraestructura desfavorable y la carencia de límites precisos. Un problema adicional es que es más difícil formar un grupo homogéneo con objetivos comunes en una comunidad ya existente en el norte, que formar uno nuevo.

La mayoría de los esfuerzos en pro de las sustentabilidad en las ciudades, hasta la fecha se han enfocado en volver a ajustar las condiciones físicas usando fondos públicos. Este es un importante paso hacia adelante, pero no es suficiente. No es lo mismo que establecer una "comunidad". De hecho, muchos de tales experimentos dejan a los residentes tan aislados como antes. El aspecto social que cohesiona a la gente en una misma visión, está faltando. El concepto de una Eco-Villa urbana pone mucho más énfasis en el aspecto social.

La red global de Eco-Villas

La red global de Eco-Villas (GEN), iniciada por el Gaia Trust de Dinamarca, es una red en crecimiento que reúne distintos proyectos de Eco-Villas de todo el mundo.

En los últimos cinco años, un grupo "semilla", que es bastante diverso en constitución, historia, y estado de desarrollo ha estado en comunicación y gradualmente evolucionando hacia lo que es el GEN hoy. Este grupo incluye: La Comunidad "Findhorn", Escocia- "The farm", Tennessee, Estados Unidos- "Lebensgarten", Steyerberg, Alemania- "Crystal Waters", Australia- "Eco-Ville", San Petesburgo, Rusia -"Gyürüfü", Hungría- "El Proyecto Ladakh", India- "El Instituto Manitur", Colorado, Estados Unidos- y la "Asociación Danesa de Comunidades Sustentables".

Estas fueron elegidas por una serie de razones, incluyendo: dispersión geográfica, interés como modelo, conciencia ecológica y espiritual, y contactos personales.

Estabamos buscando los mejores ejemplos posibles de comunidades sustentables existentes en cualquier lugar. Ninguno fue considerado modelo perfecto, pero cada uno tenía algo para contribuir

Evolución

El evento más significativo en el desarrollo del GEN ocurrió en oct. 95 en la conferencia de "Eco-Villas y comunidades sustentables" ofrecida en Findhorn. Fue un gran éxito en la que participaron más de 400 personas de 40 países diferentes. Más de 300 personas interesadas, no tuvieron cabida. El interés en el concepto Eco-Villa fue inmenso.

Se decidió establecer tres redes regionales que cubran el planeta, con sus centros administrativos en The Farm, Lebensgarten, Crystal Water.

Gaia Trust se comprometió a cubrir los gastos por 3-5 años para apoyar estas redes, y actuar como secretaría coordinadora en la oficina de Gaia Villages en Dinamarca.

Se estimula a las Eco-Villas interesadas, así como individuos o grupos interesados, a unirse a las redes regionales, ya que todas son abiertas, y tienen una auto organización democrática y no jerárquica.

Cuando la organización crezca, es obvio que las tres regiones iniciales se dividirán en varias regiones autónomas.

Desde la conferencia de Findhorn, se han agregado tres subnodos a la red: Asociación Gaia (Bs. As. Argentina), Kibbutz Gezer (Israel) y Internacional Institute for sustentable future (Bombay- India). Se agregaran otros nodos claves en la medida que el presupuesto lo permita. Se prevée una reunión en junio 96 en Estambul, donde se intentara incorporar formalmente al GEN como una asociación de redes regionales autónomas, pero también incluir como miembros organizaciones invitadas que trabajan globalmente y apoyan la visión del GEN.

Internet

Un sitio de información del GEN ha sido establecido en Internet (http://www.gaia.org), y se está expandiendo rápidamente, teniendo ya más de 800 páginas y 90.000 "hits" por mes.

Eventualmente incluirá los perfiles de todas las Eco-Villas integrantes que deseen presentarse a sí mismas al mundo, manuales de "cómo hacer" para las comunidades nuevas, una cantidad de grupos especiales de interés en correo electrónico (finanzas, Permacultura, Construcciones Ecológicas, Hábitats II, etc.) y nexos hacia otras organizaciones de interés incluyendo proveedores de "productos verdes" a través del globo. Todos son bienvenidos a unirse a las redes regionales del GEN sin condiciones. Esto incluye proyectos de Eco-Villas, por supuesto, pero también individuos y organizaciones que tengan interés en lo que está pasando.

Tecnología

Un punto importante de toda Eco-Villa es cómo hacer tecnología, social y espiritualmente adaptada para responder a las necesidades humanas, en vez de lo contrario. Un tema muy relacionado al anterior es la creación de empleos en las Eco-Villas. La tecnología tiende a determinar la estructura y organización de la sociedad.

La tecnología de la sociedad contemporánea promueve enormes ciudades donde es imposible vivir bien, separación entre el trabajo y el hogar, la institucionalización de las funciones de contención familiar, la contaminación del medio ambiente, no sustentabilidad e hiperconsumo, en una estructura centralizada y jerárquica. La visión del GEN exige un cambio radical en la estructura que revertiría todas estas tendencias. Una parte importante de la estrategia del GEN es la promoción de tecnologías sustentables. La visión a largo plazo es proveer empleos sostenibles en Eco-Villas mediante el intercambio de tecnología y la cooperación. Han surgido tres criterios claves en la apreciación de tecnología adecuada para Eco-Villas, más allá y por encima de la viabilidad comercial:

sustentabilidad ecológica
producción descentralizada y a escala humana
que permita un estilo de vida no "estresante", sino más bien meditativo
Se sabe que la realización de esta visión tomará tiempo.

Oficinas Regionales

Las personas interesadas en conectarse con el GEN deberían conectarse con la oficina más cercana.

Hasta el presente hay tres regiones cubriendo el globo y una secretaría coordinadora en la "Gaia Villages" (una división de Gaia Trust) en Dinamarca.

######################################

COMUNIDADES AGROINDUSTRIALES ECOLÓGICAS


Una propuesta para la creación de puestos de trabajo sustentables



Frente a la desocupación y el hambre que castiga a una gran cantidad de ciudadanos, debemos todos tomar conciencia de la responsabilidad que tenemos ante ellos y ante una juventud desorientada e imaginar cómo se crearán puestos de trabajo genuinos, es decir: productivos, dignificantes de las personas y perdurables en el tiempo. Queremos hacer pública una propuesta que facilitará una salida laboral segura para quienes la adopten, si se lograra el apoyo para concretarla.

No puede compararse la desocupación en la Argentina con la desocupación en países superpoblados, porque nosotros tenemos un país enorme y vacío para poblar y compartir. Disponemos de un territorio apto para generar millones de puestos de trabajo y una mejor calidad de vida.

Una de las principales causas por la que la gente emigra del campo a las ciudades es porque en el campo no existe tejido social. Un hombre solo en medio del campo es un prisionero de la soledad: no llega a ser ni siquiera un ermitaño por voluntad propia. Un matrimonio es una célula social tan pequeña que no llega a constituir una familia y el sufrimiento compartido es mayor aún que el sufrimiento solitario, pues se ve sufrir al ser amado, y se suma al dolor de sentirse impotente para hacerlo feliz.

La gente nunca fue sola al campo, siempre fue en grupos auto suficientes, llámense éstos tribus, comunidades, colonias o kibutz. Conjuntos de hombres y mujeres con el ideal común de forjar un futuro para sí y para sus descendientes, conviviendo en un ámbito social acorde con los principios humanos de solidaridad.

Proponemos, para generar nuevas fuentes de trabajo, aprovechar la riqueza de nuestro territorio y revertir la tendencia demográfica de sobre poblar las ya grandes ciudades, que genera serios problemas sociales y ecológicos, creando y promoviendo Comunidades Agro-industriales Ecológicas Autosuficientes.

Deberán otorgarse créditos para la compra de tierras y elementos necesarios para la producción a grupos de personas dispuestos a construir sus viviendas, y constituir comunidades autosuficientes.
Esas comunidades serán fuente de riqueza, generarán trabajo, gastarán energía para labrar la tierra, para transportar al mercado sus productos y crearán nuevas actividades que contribuirán positivamente a incorporar mayor valor a sus recursos productivos.

A fines del siglo pasado, con la formación de las colonias en la Argentina, se generó un conjunto de pequeñas actividades agrícolas en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, donde nacieron -entre otros establecimientos- pequeñas fábricas de arados, de cosechadoras, de cerveza, molinos harineros, de productos lácteos - que luego agrupados formarían SanCor y Milkaut -, de motores eléctricos y hasta de aviones en la localidad de Morteros.

La Cooperativa de Trabajo de Campo de Herrera, que se constituyó en el año 1967, es un buen ejemplo de lo que puede lograr el ser humano si se propone metas. Era un conjunto de 116 cañeros que cortaban caña para el ingenio Bella Vista. En dicho año, este establecimiento quebró en medio de la gravísima crisis azucarera que afectó a la provincia de Tucumán. Al quedar sin trabajo, crearon la Cooperativa de Trabajo de Campo de Herrera gracias al apoyo social y técnico que les brindó el INTA de Famaillá y al crédito otorgado para comprar 2.000 hectáreas del ingenio quebrado. Con este emprendimiento, que privilegió el valor del trabajo grupal, pudieron lograr la autosuficiencia en alimentos, salud y educación, mejorando sustancialmente la calidad de vida de sus miembros. Actualmente, los habitantes de esta comunidad poseen confortables viviendas que fueron construidas por ellos mismos, además de un taller de confección de ropa, una fábrica de ladrillos. Todo ello sin desmedro del cumplimiento de las metas establecidas en los principios de su formación: trabajar la tierra diversificando la producción agrícola, rotando los cultivos y cuidando de no explotarla sino de aprovecharla ecológicamente, pues saben que los hijos de sus hijos vivirán de ella. Es así que poseen una granja para consumo de la comunidad, que retira de la misma ; en forma totalmente gratuita - los vegetales que necesarios para su alimentación, además de producción de cítricos (que se exportan) y de frutillas.

Tenemos cientos de ejemplos en cada pueblo del interior desde los galeses en el Sur, a los alemanes y polacos en el norte, los judíos en Entre Ríos y en Santa Fe, suizos en Nueva Helvecia y en San Carlos, italianos y españoles en todo el país. Todos esos pueblos nacieron como comunidades autosuficientes y sobrevivieron decorosamente. Había en ese entonces una política de colonización y entes concordantes que lograban amalgamar los grupos humanos.

En Israel, los Kibutz implantados en el desierto, son hoy generadores de actividades productivas como las del riego por goteo o paneles solares, a partir de la creación de su propias tecnologías. Ello constituyó la base para generar nuevas exportaciones, como así también idear soluciones acordes con sus necesidades y no la adopción de soluciones ideadas para otro medio natural y social. Hoy producen, a pesar de constituir sólo el 2% de la población total del país, el 40% de los alimentos y el 9% del producto industrial de exportación.
.
Para materializar rápida y eficazmente la creación de comunidades agroindustriales ecológicas y autosuficientes se necesitará crear una institución convocante dirigida a aquellos que deseen formar este tipo de emprendimientos. Este nuevo ente deberá contar con el mayor apoyo político e institucional que permita asegurar la asignación de crédito y apoyo tecnológico necesarios para garantizar la realización de los proyectos con visión de futuro.


Los principios básicos sobre los que fundamos nuestra propuesta se encontrarán en las respuestas a el puñado de preguntas que más abajo detallamos.

¿Por qué comunidades? Para recrear formas de convivencia social donde la relación de cooperación mutua pueda otorgar un marco de seguridad grupal, autovaloración del individuo y del conjunto, produciendo una estructura de alto rendimiento social. La familia, al formar parte de un grupo más amplio, potencia el desarrollo y la integración social de todos sus miembros. La base de la comunidad está en la solidaridad, en oposición a la competencia que destruye los lazos humanos, los recursos productivos y la naturaleza, solidaridad que nace del vínculo y el afecto que brinda el grupo humano con el que se comparte la vida y el trabajo. Los emprendimientos comunitarios facilitan la rotación de las tareas y posibilitan descansos y vacaciones familiares compartidas. Cuando se trabajan parcelas económicas individuales, todo se hace más difícil. Por otra parte, es mucho mas sencillo el traspaso de la tecnología apropiada a través del INTA, o de otras instituciones posibles de ser creadas a tal efecto, cuando se tiene a la gente reunida en una única unidad productiva, en una comunidad.

¿Por qué autogestionadas? Para implementar formas democráticas y participativas de organización de la producción, el consumo, el hábitat, la educación y las actividades culturales, donde el individuo pueda elegir y ser elegido, participar de la gestión de los bienes comunes y ser dueño de su destino. Esta participación, a la vez que aumenta el grado de responsabilidad social, hace que cada uno se sienta lo suficientemente involucrado en el proyecto como para procurar su éxito, salvando los obstáculos que se puedan presentar, y permite la expresión de las propias pautas culturales.

¿Por qué agroindustriales ? Porque el mejoramiento y transformación de los productos con su industrialización – de forma tal que el valor agregado quede en el propio lugar – permite la creación de nuevas fuentes de trabajo y, a la vez, la generación de un excedente que garantice la expansión económica adecuada, la creación de servicios, la investigación, el adelanto tecnológico, el mejoramiento de las condiciones de vida de los propios productores y no de los intermediarios. Las comunidades deberán procurar alcanzar el grado máximo posible de autosuficiencia en materia alimentaria y energética, a fin de poder superar las difíciles etapas iniciales.

¿Por qué ecológicas? A fin de que los recursos naturales sean aprovechados con criterios que permitan el establecimiento de un equilibrio entre el hombre y la naturaleza. De este modo se impedirá la degradación de los suelos, la contaminación de ríos y lagos, las napas subterráneas, el aire, la destrucción del bosque y la desaparición de especies. Toda acción de explotación de la naturaleza sólo para obtener resultados inmediatos, se convierte, a largo plazo, en la peor inversión, debido a los resultados nocivos que provoca sobre las mismas fuentes de riqueza. Por eso debe tenerse como premisa la no explotación del recurso sino su aprovechamiento racional a perpetuidad. La cultura ecológica comunitaria les hará cuidar la tierra que será de sus hijos.

¿En qué tierras? En tierras adquiridas para este fin específico mediante líneas de crédito o también en tierras fiscales hoy no aprovechadas o subaprovechadas por el estado nacional o los estados provinciales. También en las que resulten de la reunión de grupos de minifundistas. Un área extensa posibilita el reparto de los riesgos por la diversificación de cultivos, un mejor

aprovechamiento productivo, el autoabastecimiento de alimentos y energía, la investigación y la industrialización. El minifundio y el reparto de la tierra formando pequeñas parcelas individuales genera pobreza y torna a la célula familiar en esclava de la tierra, sin descansos ni seguridad.

¿Con qué recursos? Con créditos provenientes del estado nacional, provincial o municipal. Con los fondos previstos para la forestación, para el desarrollo cooperativo, para las energías no convencionales, para desarrollo turístico, etc. Con los que aporten las propias comunidades en aquellos casos en que pudieran hacerlo. Con los créditos y subsidios provenientes de organismos ecológicos y cooperativos internacionales para el desarrollo agroindustrial, que deberán ser avalados por el estado nacional. Con los fondos provenientes de los distintos ejercicios económicos que vayan siendo capitalizados por la comunidad. Con fondos previstos para la construcción de viviendas. A través de estos sistemas de autogestión, puede solucionarse, no sólo el problema de vivienda, sino también el del trabajo. Lo más importante es que con una reducida inversión puede financiarse la creación de numerosos empleos rurales, punto de partida de la posterior transformación de los insumos primarios, y el consiguiente aumento de la producción y oferta de bienes. Este hecho contribuirá positivamente al incremento del consumo local y a la exportación de sus excedentes.

¿ Con qué gente? Con todos los hombres y mujeres con espíritu emprendedor dispuestos a encarar nuevas formas de vida; con otro estilo de interrelación social más humana, solidaria y democrática. Con aquellas personas que abandonaron su terruño esperando encontrar mejor calidad de vida en las grandes ciudades. Invitándolos a generar este tipo de emprendimientos, tendríamos un principio de solución al gran problema de la mala distribución poblacional. Deberían tener prioridad, en todos los casos, los habitantes del lugar que manifiesten su voluntad de incorporarse a un emprendimiento de esas características y las comunidades aborígenes a las que deberíamos apoyar para potenciar sus posibilidades de proyectarse respetando su idiosincrasia y sus formas de vida, ayudándolos a desarrollar sus propias tecnologías.

¿Bajo qué forma legal? Preferentemente como cooperativas de trabajo, conforme los principios de la ley 20.337 y las normas específicas en la materia que garantizan el principio de autogobierno democrático, participación en los excedentes conforme el trabajo aportado, igualdad de derechos, no discriminación por razones de edad, sexo, raza, política, cultura o religión. Podría ser también bajo otras formas comunitarias a desarrollarse en el futuro, basadas en principios que garanticen equidad e igualdad de participación, sin discriminaciones. La tenencia social de la tierra compartida posibilita agrupamientos humanos que satisfacen todas las necesidades sociales que le están vedadas a una familia aislada. Al crear las condiciones para que el individuo ocupe un lugar en un grupo, sin perder su identidad, se posibilita que se proyecte en un medio que lo valora por lo que comparte y aporta a dicha comunidad. Este método de integración creará fuentes de trabajo que retendrán a la población en su lugar de origen.

El sistema propuesto generará puestos de trabajo con poca inversión por parte del Estado y generará nuevos desarrollos económicos y sociales conforme con nuestras potenciales fuentes de alimentación y energéticas, acordes con nuestras necesidades reales y con nuestra cultura.



APRODECO
Talcahuano 90 – Dto. 18 – 4383-9901
(C1013AAB) – Capital Federal – Argentina
aprodeco@ciudad.com.ar


#########################

Thomas Merton   Señales en el viento   Poesía   Consultas   Ecodocumentos   Testimonios  

Esta página fue diseñada utilizando MiWeb Avanzado 2.7 de UOL Sinectis.