Oración por la Patria

Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Nos sentimos heridos y agobiados.
Precisamos tu alivio y fortaleza.
Queremos ser nación,
una nación cuya identidad
sea la pasión por la verdad
y el compromiso por el bien común.
Danos la valentía de la libertad
de los hijos de Dios
para amar a todos sin excluir a nadie,
privilegiando a los pobres
y perdonando a los que nos ofenden,
aborreciendo el odio y construyendo la paz.
Concédenos la sabiduría del diálogo
y la alegría de la esperanza que no defrauda.
Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor,
cercanos a María, que desde Luján nos dice:
¡Argentina! ¡Canta y camina!
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Amén.

Conferencia Episcopal Argentina

 

 

Súplica a Nuestra Señora de Luján

Madre, Reina y Patrona de la Argentina

 

Santísima Virgen María,

tus hijos de esta tierra argentina

necesitamos de la misericordia de tu Divino Hijo,

el Dios de los corazones (1) .

Pero conscientes de nuestra indignidad, acudimos a Ti,

que eres su Madre y Reina del Cielo,

para que intercedes por nosotros.

A Ti, que jamás has desoído una súplica,

a Ti, que jamás has abandonado a nadie,

a Ti, que todo lo puedes con tus ruegos,

tus hijos de esta tierra, que te amamos con tan hermosos nombres,

nos unimos en una súplica nacional, y te invocamos con el nombre

con que fue sellada en el Cielo nuestra pertenencia al Señor:

La Pura y Limpia Concepción del Río Luján (2).

 

 

 

 

(1) Himno del Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires de 1934

(2) Nombre original de Nuestra Señora de Luján